ATENCIÓN:

El relato erótico "La hermana menor de mi novia, Parte 02" es un texto de ficción, ni el autor ni la administración de BlogSDPA.com apoyan los comportamientos narrados en él.

No sigas leyendo si eres menor de 18 años y/o consideras que la temática tratada pudiera resultar ofensiva.

  1. La hermana menor de mi novia
  2. La hermana menor de mi novia, Parte 02
  3. La hermana menor de mi novia, Parte 03
Tiempo de lectura: 7 minutos

Un día, mi novia y yo quedamos en ir al Cine a ver el estreno del hombre araña, prometimos llevar a Hanna, sin embargo la situación de trabajo y estudios no nos permitió ir el día pactado y terminamos yendo unos días antes de que la película desparezca de taquilla, ya tenia las entradas compradas por internet pero un día antes le cambiaron el turno a mi novia (ella era enfermera) y el horario se le complicó, después de clase solo le quedaban 4 horas libres y le alcanzaría para ver media función, como las entradas ya estaban compradas decidimos ir y aquí empieza la aventura.

Fui a casa de mi novia a recoger a Hanna (mi novia estaba en clases), el primer plan era almorzar los 3 en la calle algo ligero y luego ir a la función de cine, ya he contado antes que el papa de mi novia tenia una cabina de internet en el primer piso de su vivienda, así que me hizo esperar a Hanna en una de las cabinas privadas y de paso me dejo a cargo mientras que iba a comprar víveres al mercado, al rato apareció ella con un vestido blanco enterizo ajustado hasta la cadera y la falda suelta hasta las rodillas, le quedaba muy bien ya que para su corta edad tenia una contextura gruesa, piernas blancas y gorditas, caderas sobresalientes propias de los genes de las mujeres de su familia (todas voluptuosas), ella siempre ha sido muy afectuosa, cada vez que me ve se tiraba encima mío abrasándome, para ese entonces ya no eran cariños inocentes, ya lo habíamos hecho varias veces sin que nos vean y casi siempre que estábamos juntos era tiempo de oro que aprovechábamos haciéndonos sexo oral, vaginal, anal, masturbaciones con o sin ropa, hacíamos de todo. Como aun estábamos a tiempo le dije que me espere mientras terminaba de jugar en la computadora, ella se sentó en mi pierna a esperar y ver lo que hacia, mi pene se erectó al sentir sus nalgas rosar mi muslo, la cargue arrimándola en medio de mi pene, Hanan ni bien me sintió excitado se acostó sobre mi y volteo su cabeza a buscar mis labios, por fortuna en la cabina había mucho ruido y no se escuchaba los pequeños gemidos que Hanna soltaba al besarnos, ella ya conocía los movimientos, mientras nos besábamos se frotaba despacio sobre mi miembro y yo le acariciaba el clitorix, me baje el cierre del Jean y saque mi pene q ya se encontraba húmedo y babeando liquido seminal, Hanna se hizo a un lado, se sentó con las piernas abiertas encima de mi muslo (mirándome deferente), seguimos besándonos mientras su manito apretaba con fuerza mi paquete de arriba hacia abajo, todo esto ocurrió en 10 minutos, yo me encontraba al borde de la locura, sentía que en cualquier momento me venia, decidí parar y la puse de rodillas sobre la silla con el culo hacia arriba, su vagina estaba totalmente húmeda y preparada para el coito, lo habíamos hecho tantas veces que nuestras partes encajaban perfectamente como si estuviéramos hechos el uno para el otro, no fui discreto y en mi demencia sexual se la metí completa en el primer intento, fue con tal fuerza que la silla choco fuerte contra la pared y ella gimió fuerte, la cabina quedo en silencio por 2 segundos, y fueron los segundos mas terroríficos de mi vida, pensé que nos habían escuchado, en ese momento Hanna y yo nos quedamos viendo en silencio mientras mi pene seguía dentro de ella, el ruido regreso a la cabina y también se escucho que habrían la reja de la puerta del local, era su papa; saque lentamente mi miembro sobre ella, Hanna se acomodó el vestido y mientras yo me acomodaba la ropa e iba al baño a asearme le dije a Hanna que le dijera a su papi que ya nos íbamos, el susto nos regresó a la normalidad xD

La historia no acaba aquí, su papa me dio plata para que al salir del cine le compre algunos útiles escolares a Hanna, nos fuimos en bus, por fortuna habían 2 asientos libres, pero al rato subió una abuelita, así que le cedimos un asiento, nos arrimamos para la ventana y Hanna se sentó encima mío, obviamente no paso nada en el bus, había mucha gente pero por ratos ella se paraba y se aventaba encima o frotaba disimuladamente con presión sobre mi miembro, yo solo le hacia cosquillas y le decía al oído que se comporte.

El resto de la tarde fue tranquila, nos encontramos en el centro comercial con mi novia que venia de clases, almorzamos y al rato fuimos al cine, eran 4 pm cuando empezó la función, compramos 1 cancha gigante y 3 bebidas, en aquel entonces no había asientos enumerados y como hacíamos mucho ruido (risas y gritos) decidimos sentarnos al final de la fila, la película ya estaba por desaparecer de cartelera así que no había mucha gente en la sala, como yo cargaba la bandeja de cancha y bebidas, me senté al medio, los asientos podían juntarse al quitar el reposo de brazo así que juntamos 6 asientos para nosotros solos.

En realidad la mas emocionada de ver Spiderman era Hanna, ella prestó atención desde el primer minuto, se notaba su mirada de concentración, pero mi novia aprovecho esa hora que le quedaba para pervertirse conmigo, la cancha gigante la repose sobre la pierna que estaba mas cerca a Hannna, y en la otra pierna reposaba la cabeza de mi novia que se había echado en los asientos, Hanna no podía ver lo que ocurria en el otro lado porque la cancha la tapaba, desde que empezó la película mi novia no dejaba de sobar mi pene y cuando se hecho bajo mi cierra con cautela y saco mi miembro para chuparlo, yo estaba preocupado y pendiente de que su hermanita no nos viera y por mas que mi novia quería que me venga no pude hacerlo, yo ya tenia los huevos hinchados por lo que paso mas temprano, si me corría en ese momento presentía que Hanna se daría cuenta y ponía en riesgo lo que teníamos clandestinamente, porque es distinto a que sepa que estoy con su hermana mayor a que nos vea haciéndolo, esto podía matarlo todo, pasaron 20 minutos desde que mi novia empezó a chupármela hasta que se cansó y me miró amarga, se enfadó conmigo y no me hablo hasta que se despidió porque tenia que ir a trabajar, solo me murmuro un “hablamos luego”, a los minutos que mi novia se marcho, Hanna se arrecosto sobre mi y me preguntó “porque mi hermana se enojó contigo” y le conteste “creo que sospecha que te quiero mas a ti que a ella”, con mi respuesta se quedo viéndome a los ojos, acostó su cabeza sobre mi pecho y me abrazo fuerte diciéndome “te quiero mucho mucho”, alce su carita y la base despacio y apasionadamente, ni siquiera paso por mi mente si habían cámaras de seguridad; seguimos viendo la película pero por ratos le buscaba sus besos o ella me buscaba a mi, no me aguante y le dije “lo siento Hanna pero me aprieta mucho abajo, lo voy a sacar para que respire” saque mi miembro que estaba parado y palpitando de excitación, quería hacerle el amor allí mismo, Hanna se sorprendió, se reía con nervios y miraba a las personas de adelante para ver si volteaban a vernos, le dije que no se preocupe nadie nos verá, al principio cuando ella volteaba para besarnos, su mirada trataba de no cruzarse con mi pene y de ver solo mis ojos, era evidente su nerviosismo, hasta que a los minutos dejo de luchar consigo misma y antes de mirarme a los ojos se quedaba viendo mi pene, en una de esas su codo choco con mi miembro y al rato empezó a sobar su brazo, su muñeca y en un abrir y cerrar de ojos su mano estaba masturbándome. Así estuvimos por varios minutos, la película ya estaba por terminar y le dije que antes de irnos me la chupara un ratito, al principio ella no quiso, no porque no le guste sino porque se sentía incomoda haciéndolo en el cine (ella me susurraba a cada rato “en la casa, en la casa”, al final termine convenciéndola; los espacios entre butacas son cortos así que nos acomodamos como pudimos, me senté mas atrás para que mi pene repose sobre el asiento y ella se arrodillo enfrente mío, así si alguien se paraba adelante no la podían ver, esa chupada fue las mas excitante que he tenido en mi vida, el morbo de que nos encontraran y ver su carita de ángel metiéndose mi pene hasta la garganta (sin que yo la fuerce, lo hacia solita), es la mejor sensación que un hombre puede tener, a los 5 minutos me vine encima de ella, todo lo que tenia acumulado disparo una parte dentro de su boca y otra en toda su cara, Hanna ya estaba acostumbrada a mi semen, lo viene tomando desde los 6 años de edad y hoy no era la excepción; el problema era como limpiar el desastre que hice afuera, no teníamos papel y su cara estaba literalmente bañado en liquido blanco hasta su cabello, ella se puso muy nerviosa y avergonzada, fui rápidamente a los servicios a traer papel escondiéndolo en mi bolsillo, cuando regrese la película ya estaba terminando, los guardias ya estaban en la puerta de la sala, subí rápido y la limpie, el papel que traje no fue suficiente así que me saqué la polera y empecé a limpiarla sin que nadie viera, al rato quedamos solo los 2 en la sala y un guardia nos dijo “ustedes porque no bajan?” a lo que respondí que se le había cuidó la gaseosa y la estaba limpiando, el guardia nos obligo a salir diciendo que la lleve al baño, por fortuna no había indicio de semen pero si se notaba que su cara y cabello estaban húmedos, fuimos al baño para limpiarla con jabón, entre al baño de mujeres el cual estaba vacío. Ni bien entramos, Hanna me dio un puñetazo en el estomago xD y empezó a llorar de lo asustada que estaba, me arrodille y la abrase pidiéndole perdón y que nunca mas le hare algo así; como sabía que ella me amaba le dije “es mejor que ya no sigamos con esto, es muy peligroso para los 2” , Hanna dejo de llorar y se aparto a mirarme sorprendida, me pare y ella me abrasó fuerte diciéndome “no, yo no quiero que te vayas” luego se aparto y me agarro con fuerza los huevos y me dio 2 puñetazos allí mismo exclamando al mismo tiempo “no quiero que nadie mas me vea”, le dije que esta bien que si entendía.
Me dio mucha gracia esa reacción, debo admitir que sentí mucho morbo que a su corta edad me agarre los huevos de esa manera expresando corporalmente que mi pene le pertenece, yo solo me quede quieto y sumisamente accedí a lo que ella me dijo.

En fin aquí acabo nuestra anécdota, saliendo del cine estuvimos tranquilos, compramos sus utiles y la deje en casa, nos despedimos con un piquito en la boca sin que nadie nos viera y seguimos con nuestras vidas y momentos por unos años más, luego les traigo mas historias interesantes 🙂

Fin

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 4 Promedio: 4)
Ayúdame a mejorar el contenido del blog dejando tus comentarios o dándole una calificación a esta publicación. También puedes ponerte en contacto usando los medios que más te convengan 🙂

Si el relato lleva varios días sin continuación, es probable que no la tenga disponible 🙁 ¡pero talvez tu sí la tengas! 😀
Para compartir tu relato puedes usar las opciones que te damos en este enlace.
Relato anteriorA mi hermanita le gusta la verga, Parte 01
Relato siguienteLa secta, Parte 26 (de Cazzique)
En este perfil de usuario se asignarán los relatos que no hayan sido publicados por usuarios registrados. Siempre tendrás la opción de registrarte y solicitar crédito por la autoría del relato :)