ATENCIÓN:

El relato erótico "Mis nuevas vecinas, Parte 01" es un texto de ficción, ni el autor ni la administración de BlogSDPA.com apoyan los comportamientos narrados en él.

No sigas leyendo si eres menor de 18 años y/o consideras que la temática tratada pudiera resultar ofensiva.

  1. Mis nuevas vecinas, Parte 01
  2. Mis nuevas vecinas, Parte 02
Tiempo de lectura: 9 minutos

Me describo como soy, tengo 24 años mido 1.70 soy de piel entre morena y piel clara, tengo un cuerpo casi atlético y me gusta socializar mucho con la gente.

Era un día caluroso más de verano, yo acaba de entrar de vacaciones después de un largo semestre en la facultad en donde estudio. Vivo solo en una casa que mis padres me regalaron por entrar en la universidad y por la cercanía de esta, es una villa de casa en donde la gente compra o renta esas casas nuevas así que vivía en una en donde a los lados no tenía vecino y no era muy poblada.

Un día como cualquier otro andaba encerrado en mi casa, escuche que la casa de alado había mucho ruido así que me asome por la ventana que tenía y vi claramente que un camión de mudanzas y una camioneta estaban estacionándose en frente de la casa y supuse que tendría nuevos vecinos, inmediatamente vi que los empleados de la mudanza bajaron y empezaron a bajar varios muebles, colchones y sillones. En eso vi que en la camioneta se bajó una hermosa mujer que me cautivó con su belleza, era de estatura normal, cabello negro largo, con un cuerpo que cualquier hombre dejaría con la boca abierta, pero lo que más me llamó la atención fueron sus grandes pechos, vi que ella se fue a la parte de atrás y abrió la puerta sacando maletas entre otras cosas al final salió una hermosa niña que jamás pensé que en mi despertara un gusto por las niñas, yo le calculaba la de edad de 7 años, su cuerpo era normal como de cualquier niña, era muy hermosa la verdad, tenía un cabello igual de largo y negro como de su madre, eran como dos gotas de agua, la vi bajar dando saltos de alegría detrás de su madre hasta entrar en su nueva casa.

Yo al quedar muy cautivado por la bellezas de mujeres que vi, me animé para ir a saludarlas y darles una calidad bienvenida, así que salí y esperé a que la mujer saliera y así fue salió para asegurar que la mudanza bajara todo lo que traía, así que me acerqué a ella y la saludé diciendo:

-“bienvenida nueva vecina, me llamo Oscar”

-“Hola, gracias, me llamo Vanessa”

En ese momento nuestra plática fue interrumpida por su linda hija que vino corriendo hacia su madre, ella le dijo:

-Hija, el es nuestro nuevo vecino saluda

Entonces la niña pegó un salto y me abrazó diciendo hola, algo que no esperaba realmente, sentí el calor de su cuerpecito junto al mío. Su madre dijo que ella era así de cariñosa con todos, ella dijo que se llama Elizabeth.

Vanessa interrumpió nuestra plática al decirme que ella tenía que ver que la mudanza bajara toda pertenencia que traía y que aún había cosas que bajar de su auto, a lo cual me animé y le dije que la ayudaría, ella insistió que no pero al final ella accedió. Cuando terminamos, ella me dio las gracias y como recompensa me invitó a cenar en su nueva casa, lo cual dije que no era necesario, que solo quería ayudarla, pero ella insistió ya que quería celebrar su nueva vida que estaba por comenzar, así que acepté gustoso.

Esa noche cenamos, platicamos de muchas cosas, como que ella tenía un esposo pero ella la abandonó y que ese fue un motivo para cambiarse a una nueva casa, y también me platico sobre su hija y ahí supe que ella tenía 7 añitos (que por cierto, si era muy cariñosa, a cada rato no dejaba de abrazarme y eso mi palo se ponía 100 cuando sentía su rico cuerpecito). La cena terminó y yo regresé a mi casa pensando en esas dos bellezas, de pronto sin darme cuenta ya me estaba masturbándome algo que nunca pensé hacer.

Al día siguiente a eso de las 7:30 am, me despertaron llamaron a mi puerta eso me enojó mucho porque no me gusta que interrumpan mi sueño fui abrir pensando que era un vendedor esos cuando me doy cuenta que era Vanessa vestida con una blusa muy provocativa que dejaba ver todo su escote. Ella muy apenada me pidió de favor de cuidar a su hija porque ella tenía que salir a ver unas cosas y como la nena no había despertado temía que ella se quedara sola. En ese momento el sueño y el enojo que tenía desaparecieron dándome un sinfín de ideas para aprovecharme de esa nenita, le contesté que no hay ningún problema que yo la cuidaría, ella me dio las gracias y me dijo que volvería a las 4 de la tarde y me dio las llaves de su casa para entrar (Si que esa mujer me tenía mucha confianza a pesar que apenas nos conocimos ayer).

Entonces después de que ella se fuera inmediatamente me cambié y desayuné y me fui a esa casa, meto la llave y abro la puerta, no vi a esa nenita que tanto deseaba supuse que aún dormía así que me senté en el único sillón que había mientras esperaba que ella despertara. A los 10 minutos escucho el ruido de una puerta en el pasillo que se abre, supuse que era mi princesa, volteo y me doy una gran sorpresa al verla, ¡estaba solo en pantis! Pude ver todo ese lindo cuerpecito desnudo, vi con gran detalle, un lindo pecho plano, sus penzoncitos rosaditos unas lindas y carnosas piernas que no se cómo es que me contuve al no saltar sobre esa chiquilla. Ella se dirigía hacia la sala, entonces pude volver al mundo y pensé que Eli se asustaría al verme y estando casi desnuda aun más. Ella me vio y no reaccionó de la manera como yo estaba esperando, ella corrió hacía mi abrazándome diciendo Hola buenos días Oscar, en ese momento me sentí en el cielo al sentir el calor de ese cuerpecito desnudo yo con algo de timidez le acaricié su espaldita pensando que ella se asustaría. Tenía mi pene casi al reventar y acabar en mis pantalones, pero saque muchas fuerzas para que eso no pasara.

Ella preguntó por su madre a lo cual le respondí que ella salió a ver unas cosas, ella inmediatamente fue al comedor a desayunar aún estando semi desnuda, ella terminó y se fue al baño, imaginé que ella se iba poner algo de ropa, al poco tiempo vi que salió aún desnuda y fue directamente hacia mi y se sentó, yo algo nervioso le pregunté por que estaba sin ropa, ella me contesta que así le gusta dormir porque había mucho calor y que le gusta andar asi de desnuda en su casa. Yo me puse a pensar: que chiquilla tan confiada y más la mamá sabiendo que su hija hace eso.

Entonces Eli se sube en mis piernas y yo sentí sus suaves nalgas en mi duro pene a punto de explotar, me dio mucha tentación de aprovechar a tocar ese cuerpo desnudo pero me contuve pensando que ella se asustaría, ella se voltea quedando cara a cara diciendo que ibamos a jugar, lo cual yo le respondí, lo que sea Eli, ella dijo que quería salir a correr en su patio y yo le dije está bien, ella salto de mi con mucha alegría y fue directo al patio y empezó a correr diciendo que no la atrapaba, claro yo me hacía que no la alcanzaba pero en eso me dio una idea de cuando la alcanzara iba aprovecharme de ella cargandola desde sus brazos y tocándole su inexistente pecho y sentir sus pezones, asi que lo hice lo mas natural parz qu ella no se incomode y así fue, ella no sospechó nada y lo vio como juego y me decía que le hacia cosquillas, todo bien hasta que ella se cansó y los dos estabamos muy sudados que decidimos entrara la casa para tomar agua y refrescarnos.

Encendí el ventilador y me senté en el sillón y ella se sentó en mis piernas volviendo a sentir su rico culito en mi pene. En eso tuve una idea mientras estabamos refrescándonos, le dije que había mucho calor, ella me contesta si, y le dije que sería mejor que se quitara las pantis para que estés más fresca, ella me contesta con alegría: ¡Que buena idea! En eso se levanta de mis piernas y empieza a bajarse su panti y lo pude ver, esa vaginita virgen sin bello, inchadita, blanquita, ahi estaba completamente desnuda ante a mi, la verdad no pensé que esta nena lo haría. Entonces ella me dice que no val así ya que yo no estaba desnudo como ella, yo le hice caso y me desnudé inmediatamente y ella lo primero que vio fue mi pene al 100, se le quedo viendo un rato y me dijo: Tu pilín está muy grande. Yo le respondí: está así porque estás muy bonita desnuda. Ella me contestó alegremente: ¡si! ¡Soy bonita!

En eso me siento en el sillón de nuevo y ella sorprendente se sienta en medio de mi pene erecto siento todo su culito, ella algo incómoda empezó a moverse haciendo así que mi pene esté a punto de explotar, no se como pude aguantar toda esa sensación, ellase acomodó y se quedó quieta. Agarré mi celular y nos pusimos a ver videos de gatitos graciosos de youtube, Eli estaba más que divertida, ni parecía que le incomodaba de que estabamos desnudos y que mi verga este en medio de su rajita de su culito.

Entonces tome valor y la empecé a acariciar su espalda, hombros luego empecé a acariciar sus pezones, noté que su respiración cambió, ella no decía nada a mis caricias, le besé su mejilla, cuello, espalda sin dejar de jugar con sus pezones, luego bajé mis manos a sus muslos acariciando y subiendo poco a poco a su vaginita, las risas de Eli desaparecieron y ella empezaba a gemir y su respiración era igual cuando terminamos de correr en su patio. Empecé acariciar si vaginita, a masajearla muy cuidadosamente, le pasaba mi dedo en su rajita sintiendo algo húmedo, me detuve y le pregunté que si le estaba gustando, ella me dijo que si y que yo siguiera. Así fue, continué con las acaricias y ella con sus pequeños suspiros y gemidos, era algo tan erótico esos sonidos con su voz infantil, mi pene me dolía, estaba mas que al 100. Entonces la levanté y la acoste abriendo sus piernas para poder saborear esa rica vaginita ya húmeda por mis acaricias. Tomé todo ese néctar dulce que soltaba, ella gemía con más fuerza cada vez que pasaba mi lengua, mientras disfrutaba aquel néctar con una mano jugaba con sus pezón y notaba que ella le gustaba mucho eso ya que vi con su propia mano jugaba con su otro pezón. Ya la tenía a mi merced ya andaba muy excitada, y la verdad no pensé que una niña de 7 años podría tener orgasmos y disfrutarlos.

Me detuve y le dije que me haga lo mismo conmigo, ella algo confundida preguntó: ¿Que debo hacer? Yo le contesté: princesa debes de chupar mi pilín asi como lo hice con tu cosita. Ella dijo está bien, acto seguido tomó mi pene con ambas manos ya que estaba muy parado y con trabajo se lo metio a la boca, pude sentir que su lengua lamía mi pene y cuando empezó a succionar fue algo indescriptible que estuve a punto de eyacular, solo cerré mis ojos y me aguanté. Le di instruciones que debe chuparlo como si fuera una paleta, así lo hizo, era tanto el placer que me ofrecía esta nena que a los pocos minutos la separé y eyaculé en mi mano. Ella vio como salía todo ese semen que tenía guardado tanto tiempo y preguntó: ¿Qué es eso? Yo le contesté: Es semen, sale cuando una niña bonita le chupa el pene a un hombre. Ella se acercó aun mas para ver con mas detalle aquella sustancia, lo vio y dijo que parecía leche y que olía algo raro, entonces Eli hizo algo que nunca se me ocurrió en mi cabeza: con un dedo lo sumergió y lo probó, haciendo muecas tratando de descubrir su sabor, ella hizo un movimiento indicando que se lo había tragado, luego con una sonrisa dijo: sabe muy rico. Eso me puso mi pene de nuevo al 100, ella sin pena alguna tomó mi mano y con su lengua poco a poco se comió toda mi venida haciendo al final un movimiento de lengua diciendo que estuvo muy rico, yo estaba que mi pene eyacularía en cualquier momento.

Luego que Eli se comiera toda mi venida, acto seguido tomó mi pene erecto de nuevo y dijo que quería más y empezó a succionar como si fuera un popote esperando a que mi leche saliera, no puede aguantar y eyaculé dentro de la boca de mi angelito, Eli se tomó toda mi venida de nuevo, haciendo que mi pene se vuelva flácido.

Yo caí rendido, Eli seguía limpiándose los restos de mi semen en sus manos, de nuevo ella se sentó sobre mi pene, todos sudados estábamos, así que tuve una idea, le dije a mi angelito que si nos bañáramos, ella empezó a brincar de alegría sobre mi pene, y así fue, nos fuimos a su baño. Nos limpiamos mutuamente, igual aproveche de nuevo para acariciar y saborear de nuevo su vagina.

Salimos del baño y me di cuenta de la hora que ya eran las 3 de la tarde, aún faltaba una hora de que su madre llegara, así que ya frescos, salimos a la sala desnudos. Claro yo seguí con mis acaricias en sus pezones y en su pequeña vagina, hasta que ya dando casi las 4 le dije que se vistiera, lo cual me obedeció y le dije que lo que hicimos no se lo digiera a nadie ni a su mamá, que era un juego secreto entre nosotros, ella me juro que no lo diría.

Luego pasado de las 4 escucho que su madre llegó, abrió la puerta diciendo: ¡Hija ya llegué! La nena salto del sillón y fue hacia los brazos de su madre. Ella me vio y me dijo: -Pensé que no estarías aquí, muchas gracias por cuidármela. Yo le contesté: – No hay ningún problema, me divertí mucho con ella (en realidad su supiera que su hija es una experta mamando). Yo entonces me despedí de ella de beso en la mejilla y Vanessa le dijo a su hija que se despidiera, ella me abrazó diciéndome nos vemos, luego escuché que su madre le dijo: -Dale un beso de despedida, lo cual lo hizo pero no de la manera que yo esperaba, me dio un beso en la boca enfrente de su madre, yo algo apenado pensé que diría algo o que su madre sospechara de algo, solo ella se rió y dijo: – Que tierno beso, no te preocupes, ella es así de cariñosa.

Luego salí de esa casa para solo dar unos pasos hasta la mía, entro a mi casa y me dirijo a mi habitación cayendo sobre mi cama y recordando y pensando de lo que pude disfrutar de esa niña de 7 años, nunca pensé que esa chiquilla pudiera despertar algo de mí que no conocía.

Esa fue la primera parte, aún hay más cosas que debo contarles especialmente lo que pasó al día siguiente. Fue algo realmente un día con muchas emociones fuertes.

Continuará

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 6 Promedio: 4.5)
Ayúdame a mejorar el contenido del blog dejando tus comentarios o dándole una calificación a esta publicación. También puedes ponerte en contacto usando los medios que más te convengan 🙂

Si el relato lleva varios días sin continuación, es probable que no la tenga disponible 🙁 ¡pero talvez tu sí la tengas! 😀
Para compartir tu relato puedes usar las opciones que te damos en este enlace.
Relato anteriorCarolita, la hija del coronel
Relato siguienteFiesta familiar, Parte 05 (de Cazzique)
En este perfil de usuario se asignarán los relatos que no hayan sido publicados por usuarios registrados. Siempre tendrás la opción de registrarte y solicitar crédito por la autoría del relato :)