ATENCIÓN:

El relato erótico "Inmaculada, Parte 05 (de Nexus6)" es un texto de ficción, ni el autor ni la administración de BlogSDPA.com apoyan los comportamientos narrados en él.

No sigas leyendo si eres menor de 18 años y/o consideras que la temática tratada pudiera resultar ofensiva.

  1. Inmaculada, Parte 01 (de Nexus6)
  2. Inmaculada, Parte 02 (de Nexus6)
  3. Inmaculada, Parte 03 (de Nexus6)
  4. Inmaculada, Parte 04 (de Nexus6)
  5. Inmaculada, Parte 05 (de Nexus6)
  6. Inmaculada, Parte 06 (de Nexus6)
  7. Inmaculada, Parte 07 (de Nexus6)
  8. Inmaculada, Parte 08 (de Nexus6)
  9. Inmaculada, Parte 09 (de Nexus6)
  10. Inmaculada, Parte 10 (de Nexus6)
  11. Inmaculada, Parte 11 (de Nexus6)
  12. Inmaculada, Parte 12 (de Nexus6)
  13. Inmaculada, Parte 13 (de Nexus6)
  14. Inmaculada, Parte 14 (de Nexus6)
  15. Inmaculada, Parte 15 (de Nexus6)
  16. Inmaculada, Parte 16 (de Nexus6)
  17. Inmaculada, Parte 17 (de Nexus6)
  18. Inmaculada, Parte 18 (de Nexus6)
  19. Inmaculada, Parte 19 (de Nexus6)
  20. Inmaculada, Parte 20 (de Nexus6)
Tiempo de lectura: 8 minutos

El viaje a Holanda era breve. Desembarcaron en el aeropuerto de Amsterdan. El clima era primaveral en la ciudad. Un elegante caballero, sujetaba sus nombre sobre su pecho:

INMACULADA CASADO/RAMON PRIETO. Se dirigieron a él. Les sonrió al verles acercar.

-Buenos días- Dijo en perfecto castellano extendiéndoles la mano. Se la estrecharon Era un tipo agradable de unos cincuenta y algo, con pelo y bigote blanco y una tez bronceada.

Correspondieron su saludo. Les acompañó a el coche de lujo que les esperaba, acondicionado con todo tipo de artilugios: video, tv, internet, etc. mientras hablaba de las banalidades típicas del viaje Les ofreció champan.

Inmaculada aceptó. Se había metido algunas rayas en el avión “para el mareo”. El apenas tomaba ya. Declinó la copa. Herbert miró a Inma. Vestía como siempre, ceñida, pero no escandalosa. Había que ser discretos les comentó por teléfono Herbert, su acompañante.

Este les comentó que había vivido mucho tiempo en España, de ahí su perfecto castellano

Una vez en el centro, el automóvil les dejó en un antiguo pero remodelado edificio, no muy lejos de los diques. Interiormente, el lujo, si bien discreto era evidente. Subieron a la planta cinco. Eficientes y pulcros jóvenes empleados se veían trabajando con diligencia. Por fín pararon ante una puerta de madera noble.

-Bueno señores, van a conocer a Mr. Swazch-

Introdujo un código en un lateral de la puerta lleno de botones, tras lo cual puso sobre una pantalla su huella digital. Tras un momento, la puerta chaqueó y se abrió.

-Como saben el señor Swazch no habla su idioma pero domina el inglés, que creo que dominan ambos-

Ramón e Inma asintieron. Herbert empujó la puerta. Entraron en un enorme despacho donde un chiquito hombre vivaracho jugaba al minigolf. En cuanto les vió dejó el palo y se fue efusivo hacia ellos.

-Mr Prieto, Mrs Casado-

Les estrechó la mano con simpatía. Era el típico hombre que caía bien nada más verle. A pesar de tener una enorme mesa de despecho les llevó a un inmenso sofá, con una mesita de café en el centro.

-¿coffe?-les ofreció

-Yes, please- contestaron sonriendo al unísono

-Herbert por favor-

-Al momento señor- contestó este diligente, saliendo de la estancia.

-¿qué tal el viaje? Les preguntó

-Estupendo gracias- contestó Ramón

-La Bussines Class ¿bien?-

-Si señor …-

-Por favor, llamadme Oleg-

Inma y Ramón se miraron

-De primera la primera Oleg-contestó Ramón

-Me alegra oir eso, hoy las lineas aéreas son un desastre…..-

Siguió una pequeña disertación sobre ese tema. Tenía acciones en algunas compañías pero le costaba horrores conseguir mejoras. Herbert tajo los cafes, leche, azúcar, croassant, y una bandeja a rebosar de bollo, mermelada etc. La depositó sobre la mesa de café.

-Por favor sírvanse- comentó Oleg

-Desea alguna cosa más, señor-

-No Herbert, gracias, puedes retirarte-

Este salió discretamente

-Herbert lleva conmigo más de treinta años. Es el mejor ayudante que he podido encontrar……..-

Siguió enrollándose un rato y comiendo bollo y bebiendo café. Oleg debía tener unos sesenta y mucho años pero rebosaba energía. Tenía cara de buena persona e inspiraba confianza. Viéndole allí, nadie diría que su fortuna provenía, fundamentalmente de la mejor, mayor y de más calidad red de pornografía infantil del mundo. La entrevista la había convocado él por e-mail al ver algunas de las páginas de aficionado de las fotos de Inma y las niñas. Extrañamente, y tras la petición de más información, habían intercambiado emilios, hasta que les dijeron quienes eran y que querían hablar con ellos. Les sacaron billetes de primera, y allí estaban.

-Bien, bien, Inma, Ramón- les sonrió a ambos paternalmente- Como sabéis, ésta es una gran y profesional empresa, tremendamente rentable, saneada como pocas, aunque lamentablemente no puede cotizar en bolsa.-Rió su propio chiste- Afortunadamente, aquí en Holanda, como en la mayoría de los países Nórdicos, Países del sureste asiático, y algunos más, la legislación nos permite trabajar con tranquilidad. Pagamos nuestros impuestos religiosamente y no vulneramos la ley. En otro, por hipócritas y retrógradas leyes, nos vemos atados, pero curiosamente hay un mercado negro en el que nustras películas y revistas alcanzan cifras de escándalo, sin impuestos, claro-volvió a reír su chiste. Inma y Ramón sonreían y asentían- Vosotros, -continuó,- venis de un país tremendo en estos temas en general, con una oscura historia de persecución, por lo cual ¡para qué hablar de nuestro negocio!, rió y palmeó la rodilla de Inma. Ramón la miró. Vió que se moría por una ralla. Oleg la sonrió.

-La veo cansada Inmaculada….¿tal vez un estimulante mejor que el café?- En un sencilo movimiento abrió un pequeño cofrecillo que estba lleno hasta los topes de polvo blanco.

-Coca Peruana, primera clase, por supuesto. Aquí solo lo mejor. La utilizamos bastante para rodar. Por favor pruebe.-Oleg le dio un turulo de plata tallado. Una preciosidad. Inma le miró. Ramón asintió. Extendió dos amplias rallas con una tarjeta de metal dorada. Snifó tope.

-Ufffffffffff………..qué pasada-exclamó Inma mirando a Oleg

-Se lo advertí señorita…………aquí solo high quality-contestó Oleg. Le miró a él, y le ofreció.

-No gracias.- Contestó Ramón

-Como quiera- Guardó el turulo y le dijo a Inma

-Sirvase cuanto quiera, tendiéndole la caja. Inma tenía los ojos abiertos a tope

-que pasada………casí no me siento la cara- alcanzó a decir…

Oleg y Ramón rieron. Aquel volvió a palmotear la rodilla de Inma.

-Bien- habló dirigiéndose a Ramón- Hablemos de negocios. Tengo una docena de informáticos buscando buen porno infantil en la red. Así llegamos a su página. Verá, técnicamente, no es buena, la luz es mala, los colores desvaidos, en fin, pero eso es corregible. Verán-ahora también miró a Inma- La política fundamental de ésta casa es no hacer daño a los niños. Es más, lo primordial es que GOZEN HACIENDO LO QUE HACEN. Que disfruten realmente. Veran , he viajado por todo el mundo y ví mucho sufrimiento. Es horrible. Sin embargo NUNCA me sentí mal al verse CORRERSE a un crío, me da igual su edad. Pero la sociwedad en que vivimos es así de hipócrita. Decenas de niños son explotados en guerras, trabajo exclavo y decenas de sufrimientos. Y ¿qué pasa? Pues ¡que pena! Y poco más. Yo los rescato, de todas partes del mundo, arreglo sus papeles, los curo los alimento, los educo y…….los hago gozar. A tope. Y, créanme, son felices. Mucho más que antes, desde luego. Bajo supervisión psicológica. NO violamos, no hacemos daño. Y ESO fue lo que me gustó de su película. Tengo la sensación de que esas niñas son familiares suyas ¿me equivoco?- Miró a ambos

-Son mis hijas- contestó Inma que se preparaba otras dos rayas, mirándole a los ojos

-Me lo imaginaba…..mmmmmmm el padre natural no es usted ¿verdad Ramón?-

-No, Oleg- Contestó tímidamente Ramón

-No se preocupen……….la custodia de la las niñas……..-

-Mía total, – le interrumpio Inma sorbiendo las dos últimas rayas

-¿el padre?-insistió Oleg

-Un auténtico cretino…hace meses que no sabemos nada de él-

-Bien, excelente. Sigamos……..-

-Perdón Oleg, todavía no sabemos……-quiso decir Ramón. Oleg levantó una mano.

-Tranquilo, Ramón, aguarde un momento, por favor confie, en mí ¿de acuerdo?-

Ramón asintió y se reclinó

-Veamos……como fue lo de las niñas……..¿desde que nacieron?- miró a Inma

Esta acelerada, le contó la historia. Oleg le pidió detalles. Inma se los dio. Hasta la intensidad de los orgasmos.

-Nunca jamás me había corrido como con mis hijas………..es algo especial………perdona Ramón-

-Tranquila, -sonrió Ramón, levantando una mano- Lo entiendo-

-Bien Inmaculada, ahora viene un tema fundamental………..aparte de sus hijas ¿le gustaría o ha pensado en follarse otros niños y niñas sin importar su edad?-

Inma meditó. Cruzó las piernas.

-Es curioso que me haga esa pregunta. Desde hace algun tiempo los niños en general………incluso casi bebes……….me ponen cachonda……….no sé………..no lo puedo evitar………..a veces es tan fuerte que me tengo que meter en algun bar para ………en fin ……….ya sabe- Inma se sonrojó. Preparó otra raya

-Bien…..¿usted es conocedor, Ramón?-

-Sí, algo me contó-

-¿A usted le sucede lo mismo?-

-No, francamente-

-No importa, créame- Oleg hizo una pausa. Inma snifó. “puta madre”susurró

-Veran, mi política en las revista y en las películas, dvd, cd-rom etc, no es solo que los niños gozen. Es calidad de sonido, fotografía, belleza de los protagonistas adultos y niños, pero sobre todo argumento. Cierto es que casi todos nuestros films giran, lógicamente alrededor del incesto, pero tenemos…………como diría………talento. Verán ,nuestra mayor dificultad, la mayor, créanme, es encontrar mujeres bellas, como usted Inma, que quiera follar con niños y niñas. Es nuestra cruz. No importa cuanto paguemos. Dificilísimo. Hombres y niños nos sobran. Mujeres…un mercado casi nulo.-Oleg hizo una pausa.

Inma comprendía. Ramón también.

-Verán, quiero ofrecer un contrato a Inmaculada, por tres años y treinta películas por un importe total de cinco millones de dólares, pagaderos divididos anualmente, en iguales fracciones.-

Se hizo un silencio total. La cifra planeaba en el aire. Unos mil millones para la nena, pensó Ramón. Inma le miró.

-¿Cuánto es eso?-le preguntó. Mira que era imbécil

-Mucho, Inma- Miró a Oleg. Sonreía.

-De acuerdo Oleg, pero yo la represento-

-Por supuesto, Ramón, -sonrió maliciosamente-¿qué opina Inmaculada?-

-Bueno, creo que lo que diga Ramón está bien-

-Excelente. Prepararemos los contratos en un par de días. Están alojados en el mejor Hotal de Amsterdan y cualquier cosa que necesiten, solo tiene que pedirla. Tendremos que hacer unas pruebas de fotogenia a Inma, estilistas, etc pero en una semana regresaran a España. Allí les iremos enviando los guiones y un profesor de arte dramático particular para Inma.

Las películas se ruedan en un par de semanas a lo sumo, así que tendran que vijar algo, porque claro está, allí no vamos a rodar.-volvió a reir su chiste- En fin, ¿estamos de acuerdo?-

Inma y Ramón asintieron.

-Solo un pequeño detalle…….difícil pero desgraciadamente obligatorio.-Oleg apretó un interfono en la pequeña mesa.

-Herber por favor, páseme el ejemplo-

-Si señor- contestó el interfono

Pasados unos segundos, Herber volvió a entrar en la estancia. Pero no iba sólo. Un pequeño chaval de unos cinco años, rubio, guapísimo, le acompañaba.

-Dimitri!!!!!-, le saludó efusivo Oleg, levantándose para agacharse y darle un pequeño abrazo y un beso en la mejilla. Le cogió la mano y le acercó a Ramón e Inma.

-Inmaculada, este es Dimitri- Inma le sonrió-Es ruso, y no habla Ingles. Rescatado de un horrible orfanato en Moscú. Una belleza, como vé. Vino tan mal que casi se nos va. Hubiera sido una lástima. ¡tan bello!. En fin, aquí donde le ve, es completamente virgen, ni se ha masturbado, doy fé. Eso se acaba en éste momento.- Oleg se apartó del crió y lo dejó frente a Inmaculada. Uno y otro miraban a este. Herbert sonreía. Ramón observaba. Comprendía.

-Adelante, Inma querida, fólleselo, deléitenos con sus artes amatorias infantiles. No tema, es muy tímido y obediente- Sonrió perversamente Oleg

Inma dudó. Se hizo otras dos rallas. Snifó delante del niño. La miraba. Se levantó. Se quitó la blusa. El niño la miraba extrañado. Se soltó la falda. Se quedó en sujetador y bragas. Se arrodilló ante el niño estupefacto. Comenzó a desnudarlo. Al quitarle el calzoncillo, un pequeño y arrugado pene apareció. Inma lo tocó, lo meneó. El niño estaba asustado. Inma se Incorporó. Se quitó el sujetador. Sus dos enormes tetas brincaron. Se quitó las bragas. Su enorme pelambre se exhibio agresiva. Cogió una mano del niño. La metió entre sus piernas. Se frotó. Gimió. Tumbó al niño en el suelo. Le susurró al oido. Le frotó las tetas por el cuerpo. Le cogió las manos y se las puso en ellas. Le chupó la polla , el ano, los pezones. Su pequeño pene emergió. Se puso duro. Lo chupó. LO MONTÓ. Sintió su minúsculo pene dentro de ella. Se tocó. Se corrió. NO hizo mucho escandalo para no asustar al niño. Volvió a chuparlo. Lenta y suavemente. Tras un rato el niño alcanzó su primer orgasmo.Gimió, se retorció. Inma gimió también al sentir aquella pequeña polla crecer en su boca y alcanzar el placer. Tras el éxtasis, se tumbó junto a él. Lo acarició, lo besó.

-Bravo-Oleg y Herbert aplaudían con ganas- Sin duda ha nacido una estrella- Comentó y guiño un ojo a Ramón, que por otra parte tenía la polla como una piedra.-Enhorabuena Ramón, es mejor de lo que esperábamos. Rotunda, madraza, sexual y putón. Una joya creame. Hay que cuidarla. En fin Herbert les acompañará al hotel- Se agachó junto a Inma y le pellizcó un pezón, que se puso duro

-¡qué sensibilidad!excelente, excelente., en fin…..ya puede vestirse querida……Vamos dimitri,arriba con papito Oleg-

Cogió en brazos al niño aturrullado desnudo. Le dio un beso y le acarició suavemente y sonriendo su pequeña polla.

-Nos vemos, próximamente ha sido un placer………y de Dimitri-volvió a reir su gracia.

Salió por una falsa puerta del despacho con el crió en brazos , que apoyaba la cabeza en su hombro. Le iba susurrando al oido.

Inmaculada se vestía lentamente. Ramón la miraba. Al terminar se metió las últimas dos rallas. Al llegar al hotel , la misma cajita con el mismo contenido reposaban sobre la mesilla de noche. “Con cariño, Oleg” rezaba una nota.

Continuará

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 5)
Ayúdame a mejorar el contenido del blog dejando tus comentarios o dándole una calificación a esta publicación. También puedes ponerte en contacto usando los medios que más te convengan 🙂

Si el relato lleva varios días sin continuación, es probable que no la tenga disponible 🙁 ¡pero talvez tu sí la tengas! 😀
Para compartir tu relato puedes usar las opciones que te damos en este enlace.
Relato anteriorDos amigos, Parte 04 (de Cazzique)
Relato siguienteLa isla del Edén, Parte 04 (de Janus)

1 COMENTARIO

  1. ¡Excelente! Este es el capítulo que recordaba. Hasta ahora creo que es el único que me ha gustado, me parece que a partir de acá se pone muchísimo mejor.

    No se si me perdí de algo, pero en los relatos anteriores no se menciona nada de “Holanda”, supongo que será uno de los relatos extraviados 🙁

    Ansiosa por seguir leyendo.