ATENCIÓN:

El relato erótico "Follando a mi prima Ariana" es un texto de ficción, ni el autor ni la administración de BlogSDPA.com apoyan los comportamientos narrados en él.

No sigas leyendo si eres menor de 18 años y/o consideras que la temática tratada pudiera resultar ofensiva.

Tiempo de lectura: 6 minutos

Durante el invierno toda mi familia estaba invitada a una boda que tendría una prima lejana, yo iba a ir claro ya que mi prima quien se casaría era mi muy mejor amiga y más de la mitad de mi familia iría (tengo 12 tíos contando los hijos de mis abuelos con sus esposas y esposos) y la otra parte no iría por sus razones. Aunque yo todavía no salía de vacaciones aun yo saldría el día que toda mi familia se irían, acordaron irse desde la 5:00 am para poder estar hay entre las 10:00 o las 11:00 am; yo por mi parte mis vacaciones empezarían ese día a las 14:00 pm, la hora en que saldría de trabajar pero en el trayecto no estaría solo, llevaría conmigo a mi pequeña y angelical primita de 9 años llamada Ariana. Ariana es una ángel, no negare que he sentido deseos carnales con ella, como no negarme a una niña de piel blanca, de cabello largo color negro profundo y esos ojos azules y sus facciones… enserio era un pequeño ángel en forma de niña, tiene mucha inocencia lo que lo hace vulnerable a todo y me refiero a todo.

Bueno, lo que pasa es que mi primita tenía una clase de baile a las 8:00 am y no quería faltar ya que esas clases las amaba por así decirlo, mis tíos no querían irse tan tarde para no terminar cansados así que me entrometí diciendo que yo podía llevarla; su clase terminaba las 1:00 pm y yo podría salir antes para así que recogerla y en mi casa (vivo solo ya) podríamos comer algo antes de irnos ya. Mis tíos no les pareció anda mal la idea, le dijeron a mi prima y todos terminábamos de hacer las maletas.

Era el día del viaje, me encontraba en la carretera viendo el paisaje verde, llevaba un poco más de dos horas de viaje y en el asiento trasero e iba mi prima escuchando música con sus audífonos puestos y jugando con su IPad, mientras que yo escuchaba mi música viendo el camino; pero quería ver a esa hermosura, más como venía vestida con una falda no muy corta ondulada de abajo color azul gris claro, una playerita de mismo color de tirantes y unos zapatillas de color plateado. Me acuerdo como venía vestida de bailarina cuando pase por ella en su escuela de baile se veía tan hermosa que no la dejaba de ver incluso en la hora de la comida aunque al parecer no lo notaba, pero con esa ropita que lleva como no aguantarse.

Con su voz me trajo a la realidad diciéndome que tenía ganas de ir al baño, le dije que no se preocupara que cuando viera un lugar para detenerse, además tenía algo preparado.

Minutos después a lo lejos veía lo que pareciera un motel pero estaba abandonado, por su estado descuidado con algunas habitaciones ya derribadas y el camino que lo conducía ahora era pasto, para mi suerte el camino estaba completamente despejado, no había ningún auto a menos de unos kilómetros, tanto detrás como de frente lo cual gracias a eso he estado haciendo buen tiempo de camino y si salía de la carretera al campo verde no levantaría sospechas de algo, así que me salí para ir a dirección al motel abandonado y le dije a Ariana que hay debería de haber n baño aunque no sirva puede ir y ella solo asintió. Una vez que estacione el coche fuera de vista le dije que saliera y le indique donde pudiera estar pero me dijo que el lugar le daba miedo y me pidió que la acompañara, lo cual di una pequeña risa y acepte; una vez abajo la acompañe hacia al baño y una vez que estuvo delante de mi saque de mi bolsillo del pantalón un pequeño frasco que contenía cloroformo y de la otra un pañuelo y lo moje con el cloroformo y se lo puse en su nariz y boca sujetándola, y a los segundos… 6 para ser especifico callo dormida.

Eso es lo que esperaba, esperando el momento preciso, antes de salir de mi trabajo agarre una botella de cloroformo y la vertí en un frasco (trabajo en una bodega donde se encuentran cosas de médicos, jeringas, tubos, bisturís, batas, y claro… cloroformo). Ella callo dormida entre mis brazos y arroje el brusco como basura y el pañuelo igual, no me servirían igual ya que use lo suficiente para hacerla dormir profundamente por al menos dos horas. Cargue a mi prima hacia uno de los cuartos abandonados al asar, había una con puerta abierta y entre, no había nada, las paredes con algunos grafitis, un mueble viejo, una cortina baja y un colchón casi roto; la acosté en el colchón y empecé a manosear sus lindas piernas, que eran tan suaves pero me volvía loco, y acabe desnudándola pero me detuve al verle sus calzoncitos rosaditos y empecé a olerlos y dale besos a su calzón, sintiendo su esencia, para al final quitarlas y dejarla solamente con sus zapatillas.

Me saque mi pene que pedía a gritos que lo dejara salir y me dolía de tan dura que la tenía, vi su preciada boquita y empecé a besarla, luego puse mi pene en su boca y fui metiéndosela y moverla dentro, también metiéndola y sacándola, como si la follara pero por la boca sin dejar de manosear su cuerpo y unos minutos correrme en su boca, al sacarla note tanto semen que saque y vi como cerraba su boquita que ya estaba follada y tragarse todo lo que le deje, mi cuerpo estaba súper caliente y temblar de excitación que igual me desvestí.

Pase ahora a su tierna vaginita rosada que empezaba desear desde ahora que le estaba viendo, empecé a lamer y su sabor era el más dulce como fresa, era al parecer su olor corporal me volvía más loco al punto de querer todo, me incorpore de rodilla y la traje más hacia mí, separe sus piernas doblándolas, puse mi pene en su pequeña vagina y se la inserte, ni tan duro ni tan suave hasta la mitad y empecé a moverme poco a poco viendo la expresión de ella creando mucho los ojos pero aun los abría haciéndome saber que el cloroformo estaba dando éxito. Me movía un poco más rápido tocando su cuerpecito y sus pesoncitos paraditos rosados hasta correrme dentro de ella y no me importo, saque me pene para ver el semen escurriéndose y mi verga un poco mancada de sangre, pero quería más tenía mucho tiempo.

Nuevamente la traje hacia mí pero lévate sus piernas acomodándolas en mis hombros y metiendo mi pene nuevamente y bajando mi cuerpo apoyándome con ms brazos flexionadas y sentir como mi pene entraba más onda, lo cual me moví haciendo mete y saca completamente y escuchaba a mi prima gemir, lo cual me puso más loco y termine follándola más duro hasta escucharse pequeños gemidos de dolor y nuevamente corriéndome dentro de su concha, saque de nuevo mi verga para ver mas sangre mesclada con mi semen, estaba al 200%. Ahora la acosté boca abajo alzando su trasero tan rico y redondo; estábamos a nivel con mi pene y su vagina ya deflorara, inserte de golpe a hora mi pene sin ya importar nada y folle nuevamente más duro viendo como mi verga entraba toda en su cuerpo, pero empecé a sentir caliente tanto en mi pene como en mis muslos y note que se estaba orinando y en mi mente me emocione y corriéndome por tercera vez.

Durante más de una hora folle a mi Ariana en todas las opciones que me imaginaba corriéndome dentro de ella, en su cuerpo y su boca y para al final orinarme ahora yo dentro de su cuerpo y nunca despertó ante todo lo que le hice, salí del cuarto para dirigirme al auto saque mi celular, una toalla y una botella grande de agua, le tome fotos de su cuerpo deflorado, de su concha llena de semen y su cuerpo, luego empecé a limpiarla de todo el semen que le deje con el agua y la toalla limpiaba y secaba todo su cuerpo y su vagina llena de mi semen.

La vestí, arreglando su cabello y todo e igual yo, la carge saliendo de ese cuarto para solo ver una gran mancha de nuestros fluidos, orina y sangre; la acosté en el asiento del auto con cuidado e igual tomando asiento para encender el coche y salir del lugar, Por más de media hora conducía y escuche a mi prima despertar, me había dicho que se sentía mal, que tenía dolor de cabeza, mareos y un poco de dolor abajo, pareciera que no recordaba nada, pero le dije que no se preocupara, saque de la nevera del auto un termo y se lo di para que se lo tomara, que era un te para que se sintiera mejor, pero en realidad era una fórmula que había hecho para evitar el embarazo con un sabor a manzana dulce que ocultaba el amargo sabor de la formula; una vez que le tomo un poco le dije que volviera a dormir y me obedeció acostándose nuevamente y yo pude sonreír de felicidad y malicia a la vez.

A tan solo una hora de camino vi que ella nuevamente se incorporó y le dije que como se sentía para darme una respuesta de que estaba ya muy bien, se le notaba, le di su iPad y le dije que pronto llegaríamos, y en un rápido momento llegamos a nuestro destino, fuimos al hotel donde todos se hospedaban, salude a mis padres y a mis tíos, luego me topé con los padres de Ariana diciéndome que como estuvo el viaje si no hubo problemas, de lo preocupados que estaban que no llegara, en fin varias cosas y yo les respondía con palabras que calmaran y alentaran, les dije que el camino estuvo bien, la carretera estuvo sola para nuestra suerte etc ocultando todo lo que le había hecho a su hija obviamente.

Y bueno, todos disfrutamos de la boda en compañía de la familia, pero yo lo disfrute mas y con unas fotos que harán que lo recuerdo por mucho tiempo.

Fin

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)
Ayúdame a mejorar el contenido del blog dejando tus comentarios o dándole una calificación a esta publicación. También puedes ponerte en contacto usando los medios que más te convengan 🙂

Si el relato lleva varios días sin continuación, es probable que no la tenga disponible 🙁 ¡pero talvez tu sí la tengas! 😀
Para compartir tu relato puedes usar las opciones que te damos en este enlace.
Relato anteriorFiesta familiar, Parte 18 (de Cazzique)
Relato siguienteUna deliciosa noche de brujas
En este perfil de usuario se asignarán los relatos que no hayan sido publicados por usuarios registrados. Siempre tendrás la opción de registrarte y solicitar crédito por la autoría del relato :)