ATENCIÓN:

El relato erótico "Pervirtiendo a unas nenas inocentes, Parte 05" es un texto de ficción, ni el autor ni la administración de BlogSDPA.com apoyan los comportamientos narrados en él.

No sigas leyendo si eres menor de 18 años y/o consideras que la temática tratada pudiera resultar ofensiva.

  1. Pervirtiendo a unas nenas inocentes, Parte 01
  2. Pervirtiendo a unas nenas inocentes, Parte 02
  3. Pervirtiendo a unas nenas inocentes, Parte 03
  4. Pervirtiendo a unas nenas inocentes, Parte 04
  5. Pervirtiendo a unas nenas inocentes, Parte 05
Tiempo de lectura: 11 minutos

…Van a hacer todo lo que les diga, como parte del juego yo les voy a ordenar algo, solo si les indico, quiero que me digan “si mi amo” o “lo que usted mande”, les voy a hablar fuerte, pero no estoy enojado…

Joanna era una niña muy bonita, blanquita, güerita, delgada, pero principalmente con una cara de ángel que me enloquecía, totalmente pura e inocente, crédula a cualquier cosa que yo le diga, tiene unos labios muy bonitos y pintados con lápiz labial de rojo, se le veían muy apetitosos, unos ojos tan bellos que ponía, cuando le daba indicaciones ella solo abría sus ojos y me veía con su cara de bebé.

Paulina era más extrovertida que su hermana mayor que para mí era tímida. Paula era tosca, se ve que le gustaba jugar tosco con sus amigas, era más llenita que Jo, más pequeña obviamente y con una cara a diferencia de su hermana más despierta, es como si esta niña hubiera nacido para ser una autentica zorrita, solo necesitaba ser encaminada, igual blanca, güerita y muy linda también.

Pero eran mías, y las había descubierto para mí.

Me dirigí al cuarto de su mamá, mientras ellas veían el video, al subir las escaleras contemplaba las fotos en el pasillo de las nenas en la playa, en la feria, pintadas con caras de conejo, jugando con sus juguetes, me daba mucho morbo pensar que las iba a hacer mis esclavas sexuales, me daba morbo, incluso hasta un placer desconocido pensar que un día yo me estuviera cogiendo a las nenas y su madre entrara por la puerta y me viera haciéndolo y a ellas gimiendo como perritas y no supiera que decir.

Si me calentaba la idea, pero no era estúpido, quería aprovechar a mis ángeles lo que más pudiera, no por una fantasía idiota arruinarlo todo. Entre al cuarto de su mamá, a lo lejos se escuchaban las vocecitas de ellas comentando lo que estaban viendo en el video y sus risitas, me dispuse a desnudarme totalmente, solo me deje la trusa, mientras buscaba en mi mochilita/maletita la máscara.

Era una máscara de cuero, que me cubría todo el rostro, en la sex shops las vendían para caprichos sexuales de dominación y esclavitud y eso es lo que quería hacer con estos ángeles.

Pero ojo, no quería lastimarlas, jamás pensaría si quiera en una idea tan fea como esa o incluso asustarlas si era demasiado violento, porque yo saldría perdiendo, quería que lo vieran como un juego divertido más, que fueran inocentes, pero totalmente cooperativas.

Me coloque la máscara y tarde en acoplarme a respirar con ella, en el cuello tenía unos picos que la hacían ver más impresionante y me veía súper con ella, me saque la trusa y ya estaba empalmado, quería regresar a la sala luciendo así, para que las niñas me vieran y haber como reaccionaban.

Agarre mi maleta y me encamine abajo, desde el descanso les grite

– Jo, Pau, pongan pausa al video, ya me puse mi disfraz y voy a bajar, quiero que cierren los ojitos y no los abran hasta que yo les diga.

– Bueno, grito Jo.

Empecé a bajar, solo se escuchaba silencio y la excitación en mi crecía, baje las escaleras y llegue a la sala y ahí estaban con los ojos cerrados.
Les dije

– Ya estoy aquí, a la cuenta de tres, los abren. 1, 2, 3…

Abrieron sus ojos y se me quedaron viendo Jo abría los ojos como platos y no se si veía mi verga bien parada o la máscara, Pau también me veía, se vieron entre ellas y se rieron.

Contrario a lo que podían pensar, era una buena señal, dado que no se asustaron, quería que les causara gracia. Jo fue la primera que me dijo, – que te pusiste.

Una máscara de Halloween contesto Pau, que estas ciega.

Y los 3 nos reímos y yo les dije si niñas es una máscara de Halloween, pero se puede usar para juegos sexuales como los que hacemos.

– Quieren que les diga cómo, y las dos nenas de primaria rápido se emocionaron y dijeron si, si, si.

Muy bien, este juego lo vamos a llevar “las esclavas y el amo”, déjenme preparar mi cámara. Ellas mientras me comentaron que les gustaba la película que les había hecho, que si se las podía regalar y les dije juguemos bonito hoy y lo voy a pensar.

Y estaba tentado a dárselas, para que siempre pudieran ver los putitas que podrían ser y las iba encaminando perfecto para transformarlas de bonitas niñas a inocentes a putitas.

Antes que nada, van a hacer todo lo que les diga, como parte del juego yo les voy a ordenar algo, solo si les indico, quiero que me digan “si mi amo” o “lo que usted mande”, les voy a hablar fuerte, pero no estoy enojado, ni se asusten, las quiero mucho y esto solo es un juego, ¿ok?

– Sip, dijeron los dos querubines.

Vean lo que hay en esa mochila, vayan, las niñas abrieron y empezaron a sacar lo que estaba ahí, eran un par de pequeños collares de la sex shop y unas cadenas de perro.

Y se veían extrañadas y les dije, no se preocupen, es parte del juego niñas.

Jo quiero que te vayas a la cocina, Pau vete arriba, cuando yo les griten bajan y me dicen “si mi amo, llamo usted”.

– ¿Ok?

Vi irse a las niñas y la verga me palpitaba bien rico de imaginar lo que se podría hacer.

Y empecé a filmar, Jo, Pau vengan, Jo venía de la cocina y se paró frente a la puerta, Pau frente a las escaleras y dijeron con sus vocecitas “si mi amo, llamo usted”, si putitas les conteste yo, voltee la cámara y apunte a un espejo para que saliera en el video como estaba vestido y volví a apuntarle a las niñas y dije

¡Corte!

– Eso nenas, ahora escuchen de aquí en adelante les voy a ir dando instrucciones o preguntas y Uds. solo van ir haciendo o contestando, no se olviden en decirme “si mi amo”, ambas se reían y se veía que querían jugar, ¿listas?

Y retome donde estaba la escena y dije, haber putitas quiero que me diga a qué horas llega su mamá, Jo contesto a las 9, ¿a las 9 que?

Y le hacía señas con mi mano tras de cuadro para que completara la frase y entendió a las 9 amo.

Es cierto tu puta, dirigiéndome a Pau, si mi amo (Uy que lindo sonaba una nena de 6 años diciendo eso)

¿Y su mamá sabe que son unas putitas?

No mi amo, contesto Jo.

Cuando juegan conmigo son todas unas putitas deseosas de sexo, verdad tu (dirigiéndome a Pau)

– Si mi amo.

– Su mamá cree que son niñas buenas, pero en realidad quieren tener sexo entre Uds. dos verdad

Y dijeron al mismo instante las dos

– Si, mi amo.

Muy bien, hoy les voy a enseñar más cosas par de putitas, Jo, Pau vayan a la maleta y vean que hay ahí y sáquenlo, ¿de acuerdo?

– Si mi amo.

Y empezaron a sacar las cadenas y collares.

¿Qué es?

Un par de cadenas de perro y unos collares mi amo.

Así es, hoy van a ser mis perritas obedientes y van a hacer todo lo que yo les diga, les gusta mi regalo niñas

– Si mi amo (se ve que ya estaban acostumbrándose al “si, mi amo”)

Yo no dejaba de tomar, muy bien putitas, quiero que se quiten ahí donde están todos sus uniformes, blusas, faldas, zapatos, calcetas, todo las quiero totalmente desnudas, – si, mi amo y las niñas se empezaron a sacar sus uniformes, ya desnudas, se ve que el frío piso las incomodaba un poquito en sus piecitos (otras veces se habían dejado las calcetas) Pau, quiero que recojas esa ropa y la dejes en la mesa del comedor,
– Sí, mi amo.

Muy bien putitas, ábranse sus maripositas con los dedos como les enseñe, así que bonitas son mis perritas, quiero que digan mis esclavas mamá somos tus dos hijitas putitas y esto hacemos cuando no están,

– Mamá…

Eso mis perras, son unas putitas ¿verdad? Si, contesto Jo, si que puta.

– Si, mi amo.

Puse pausa al video y les hice una seña a las niñas para que se relajaran, no quería que estuvieran nerviosas o asustadas y les dije les está gustando el juego niñas y Jo dijo algo mi amo.

Recuerden estamos actuando, cuando las esté filmando tienen que seguir todo lo que les digo y Jo no me digas “mi amo”, solo dilo cuando las esté filmando, todo lo que les pregunte y Uds. contesten agregan el “mi amo” a la frase.

¿Ok muñecas?

Créanme se van a divertir.

Ya más relajadas, miren mis actrices, estos collares se abren así ¿ven?

Es muy fácil, haber Jo, intenta abrirlo, eso, haber tu Pau, y que listas son la verdad, se les veía contentas por mis halagos.

Luego miren, estas cadenas le abren de aquí esta pieza y embonan en el collar acá, ¿ven, ven?

Haber practiquen, eso, muy bien escuchen cuando empieza a filmar y al dar la orden, van a seguir el juego, y quiero que una a la otra se pongan los collares en el cuello y luego las cadenas que van con cada uno, ok.

No les va a doler, por el contrario va a ser divertido, van a actuar, ¿ok?

Las niñas movieron sus cabecitas aceptando lo que les decía y dije preparadas y comencé a filmar de nuevo.

Haber putitas, quiero que una a la otra se coloquen esos collares y cadenas como las perras que son, las niñas empezaron a seguir mis instrucciones, las vi abrir los collares y Jo le puso el collar a Pau y se lo cerro en su cuellito, estaban perfectos, se veían hermosas, luego se inclinó y Pau le colocó a Jo el suyo.

Jo tomo las cadenas y le dio una a Pau y la otra ella se la embono en el collar a Pau y Pau hizo lo mismo con Jo.

Eso putitas, quiero que se pongan de rodillas, así muy bien y quiero que me digan gracias por ser tan bueno con nosotras. Gracias por ser tan bueno con nosotras (y moví la mano) mi amo.

De nada perritas, avancen hincadas hacia mí y quiero que cada una me entregue su cadena a mi mano, mostrando así su sumisión total a su amo y señor, las dos niñas venían hincadas por el suelo, llegaron a mí y me dieron sus cadenas que conectaban a sus collares.

Eso putitas. Se van a mantener así de rodillas mientras dure esto y van a seguir mis órdenes perritas. Sí, mi amo. Coloque la cámara en la mesa y me disponía a caminar por la sala y el pasillo jalando de sus correas a mis dos cachorras. Uds. se van a mantener en el suelo y van a ladrar como perritas, jadear y no van a hablar palabras al menos que yo se los autorice, ¿entendieron? Sí, mi amo.

Dijeron las dos, empecé a caminar con mi mascara, mi verga empalada y llevaba en mi mano las correas con mis perritas a mi lado, las niñas estaban muy en su papel e iban ladrando y jadeando y les dije quietas mis putitas perritas, se van a quedar ahí donde están y si yo jalo la cadena de una quiere decir que se va a acercar a mí y cumplir mi orden. Jo y Pau con sus collares ahí estaban hincadas sacando la lengua como perras y jale la cadena de Pau y se acercó hincada hacia mí. Puta quiero que me lamas mi pene con tu boca, no uses las manos, solo tu boca.

Apunte la cámara hacia mi pene y Pau rápido entendió y me estaba lamiendo el pene con su pura boca, muy bien perrita, sigue jadeando como perrita y regresa a tu lugar. Jale la cadena de Jo y se acercó a mí y le dije quiero mi perrita que me lamas las bolas con tu lengua, eso perrita. Pau seguía en su lugar jadeando y ladrando como perrita.

Muy bien putita, se han ganado un premio perritas y ellas solo estaban ahí hincadas jadeando, se veían muy bonitas y me pare y camine hacia la mesa con mis pequeñas perritas tras de mí.

Saque de mi mochila un par de galletas de una bolsa de galletas de animalitos y les dije les voy a dar su premio, quiero que me lo pidan como perritas y las niñas sacaban la lengua y jadeaban, se los voy a tirar al suelo y lo van a recoger cada una con la boca y se lo van a comer, no usen las manos.

Ay les va putitas, avente una galleta a un lado y la otra al otro e hincadas corrieron cada una a su lado y estaban tratando de levantar la galleta con la boca, Pau lo logro primero y yo no paraba de filmar esta humillación que les estaba haciendo.

Después de humillarlas un rato vi el reloj y solo disponía de menos de 2 horas con ellas, ya las había sodomizado humillado, luego les dije que tendrían lo que les prometí, me senté en el sofá con mi verga bien parada, las mire me agarre mi trusa y ya sabían lo que yo quería, estas gatitas aprendían muy rápido si las seguía amaestrando de seguro serian mejores que una estrella porno.

Vengan mis putitas, aquí está mi verga esperando por sus boquitas hambrientas.

Jo y Pau se pararon al frente de mi y empezaron con su faena de chupármelo ya eran todas unas expertas y Jo lo hacía exquisito, verlas al frente a este par de niñas me calentaba de sobremanera pensaba que a esta hora antes de conocerme estarían jugando o viendo tv tranquilas como niñas normales, pero estaban haciendo lo que toda puta hace, mamar bien una verga y me había asegurado de ser así.

Agarre la cámara y empecé a filmarlas grababa sus caritas de cerca su boca como se tragaban completa mi polla.

Ohhhhhhh siiiiiiiiiiiiii Jo que rica boca tienes que boca de mamadora, sigue sigue así ohhhhhhhhhh siii usa tu lenguita, mami que delicia trágatelo todo se que tienes hambre mi trozo de carne es tuyo ohhhhhhhhhh si mi pequeña.

Pau celosa me decía que por que no le decía así también y le dije que ella también tenía su encanto y estaba aquí, mientras le tocaba su delicioso culito nalgón, a pesar de que Pau tenía 6 años su culo era más delicioso y grande que el de Jo.

Pero mi putita esto esta rico me vuelve loco, tu culito me encanta un día te follare por aquí y te lo clavare, hasta llenarte todo tu hueco con mi espesa leche, ella se puso feliz cuando le dije eso y siguió chupándome las bolas y el tronco.

Las niñas lo hacían genial les acariciaba el pelo que olían tan rico a niña, su mama les compraba champo olor a fresa que hacía que estaba en frenesí y ya yo no aguantaría mucho, después de 5 minutos de chupadas lamidas y caricias a sus pelos y culito ya sentía que pronto soltaría lo que mis perritas querían.

Hmmmmm si putitas sigan ya las voy a dejar batidas de néctar de macho, ya les daré lo que tanto les gusta verdad mis zorritas, así mismo sentado se sacaron mi verga de sus ricas boquitas, y empecé a frotármelo duro con una mano mientras la otra no perdía detalle de la bañada que les daría a ese par de golfas, hasta que chorros de espesa y tibia leche salieron disparadas hacia mis pequeñas les llene el pelo la cara su boca y algunas cayeron a su pechitos.

Tomennnn ohhhhhhhhhh mis putitas aquí esta su leche, hmmmmmmm que rico.

Si su mama las viera lo sedientas de leche que son jejeje me dejaron seco, aun mi verga escurría restos de semen lo cual Jo inmediatamente se chupo mi cabeza tomándose los restos dejándola limpia.

Mi zorrita la dejaste limpia eso es eres una buena perrita, ahora dale un besito, y lo hizo besándome la cabeza, mírense como quedaron mis hermosas zorritas, bañaditas y pegajosas de mi leche, me hubiera encantando dejarlas así desnuditas y llenas de leche hasta la hora que llegara su mama para ver que le decían a ellas y que responderías mis hermosas, pero aun no me había disfrutado lo que tanto quería, que era follármelas y solo ambas para mí.

Buenos mis chiquillas duren un rato así, sientan mi leche es sus ricos cuerpecitos, queden impregnadas al olor de un hombre, quede exhausto mientras ellas seguían jugando con mi polla ya flácida, al rato guarde los juegos del sex-shop observe que todo quedara en orden para luego bañarlas y quedaran limpiecitas cuando llegue su mama.

Vamos mis putitas tienen que bañarse para que estén limpias y secas cuando su mama llegue.

Ya te vas……. preguntaron, Si ya me tengo que ir pero con los teléfonos que les regale me avisan cuando lleguen de la escuela y estén solitas para venir para que ustedes zorritas me chupen mi verga y seguirlas llenando de leche.

Quieren que siga viniendo para darles verga y mucha leche????.

Siiiiiiiiiiiiii gritaron, nos encanta que nos llenes de tu leche se siente rica es toda pegajosa y calientita dijo Pau.

Las metí al baño empezaron a jugar con el agua y jabón les seque sus ricos cuerpecitos y cabello que hasta hace poco estaban pegajosos con mi semen, ellas sacaron ropas de sus gavetas se vistieron por lo cual quedaron listas hasta la hora de la llegada de su mami, la pequeña Pau me pregunto algo que me excito.

Oye cuando nos vas a meter tu cosa en nuestros chochitos, así como las niñas que salen en la revista??.

Pronto mis putitas, ando deseoso de cogérmelas rico y que me pidan verga no dejarles ni un solo hueco en que mi verga no las penetre.

Me despedí de ellas a cada una con un beso de lengua así como les había enseñado y me fui como siempre, viendo como en el carro llegaba su mama como de costumbre, de repente la insinuación de Pau de que me las cogiera me puso a pensar y decidí que ya era hora de terminar de pervertir a mis pequeñas zorritas.

Continuará

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 5 Promedio: 4.8)
Ayúdame a mejorar el contenido del blog dejando tus comentarios o dándole una calificación a esta publicación. También puedes ponerte en contacto usando los medios que más te convengan 🙂

Si el relato lleva varios días sin continuación, es probable que no la tenga disponible 🙁 ¡pero talvez tu sí la tengas! 😀
Para compartir tu relato puedes usar las opciones que te damos en este enlace.
Relato anteriorFiesta familiar, Parte 31 (de Cazzique)
Relato siguienteLa isla del Edén, Parte 01 (de Janus)
En este perfil de usuario se asignarán los relatos que no hayan sido publicados por usuarios registrados. Siempre tendrás la opción de registrarte y solicitar crédito por la autoría del relato :)