ATENCIÓN:

El relato erótico "Los juegos de Lucas el semental, Parte 06" es un texto de ficción, ni el autor ni la administración de BlogSDPA.com apoyan los comportamientos narrados en él.

No sigas leyendo si eres menor de 18 años y/o consideras que la temática tratada pudiera resultar ofensiva.

  1. Los juegos de Lucas el semental, Parte 01
  2. Los juegos de Lucas el semental, Parte 02
  3. Los juegos de Lucas el semental, Parte 03
  4. Los juegos de Lucas el semental, Parte 04
  5. Los juegos de Lucas el semental, Parte 05
  6. Los juegos de Lucas el semental, Parte 06
  7. Los juegos de Lucas el semental, Parte 07
  8. Los juegos de lucas el semental, Parte 08
  9. Los juegos de Lucas el semental, Parte 09
  10. Los juegos de Lucas el semental, Parte 10
  11. Los juegos de Lucas el semental, Parte 11
  12. Los juegos de Lucas el semental, Parte 12
  13. Los juegos de Lucas el semental, Parte 13
  14. Los juegos de Lucas el semental, Parte 14
  15. Los juegos de Lucas el semental, Parte 15
  16. Los juegos de Lucas el semental, Parte 16
  17. Los juegos de Lucas el semental, Parte 17
  18. Los juegos de Lucas el semental, Parte 18
  19. Los juegos de Lucas el semental, Parte 19
Tiempo de lectura: 9 minutos

La Yegua y El Semental En La Cama 2
Thomas…

Mi madre se dispuso a meter en la cama dándole la espalda a Lucas, mi madre estaba en el mismo borde de la cama cuando me fije que abría los ojos como platos y llevaba una mano a la boca… sin duda había notado esa manguera en la cama. Giro la cabeza hacia Lucas para observarlo y pudo comprobar que estaba dormido, este tenía que estar pasándolo bomba, mi madre la pobre quedo en el borde de la cama para no rozarse con la polla de mi amigo, me quede mirando un buen rato y sé que Lucas también porque a veces coincidían nuestras miradas y además podía observar como a veces llevaba su mano hacia abajo posiblemente para evitar que se le bajase ese empalme de caballo, pasadas 2 horas mi madre no aguanto más la incomodidad de estar con medio cuerpo fuera de la cama y se empezó a echar hacia atrás poco a poco. Podía ver como mi madre tenía los ojos abiertos y una cara de sorpresa increíble, entonces vi cómo se llevaba la mano hacia abajo y removía debajo de las sabanas para acto seguido juntar su espalda con el pecho de Lucas. Pasaron 2 horas así, yo seguía sin comprender como mi madre pudo acercarse tanto a Lucas, sin doblarle la polla, entonces mi madre abrió la cama medio adormilada y se levantó, salió de la habitación y fue hacia el cuarto de baño, se ve que la cantidad de agua que bebiera en la cena hacia efecto, se escuchó la puerta del baño y fue entonces cuando Lucas me llamo.

–Ey mariquita tendrías que ver el espectáculo que hay aquí abajo montado ja, ja, ja, ja. -Abrió la cama y enseño su polla que todavía mantenía su erección descomunal, entonces sin poder aguantarme más le pregunte.

–¿Ey amigo, como coño pudo mi madre pegarse contra tu pecho sin doblarte la polla?

–Ja, ja, ja, ja, ja, ja… vaya maricon estas echo, ¿te has fijado e?, pues si has prestado atención tu mami estuvo un buen rato incomoda en el borde de la cama pues mi polla apuntaba directamente a su culo, y cuando intentaba echar hacia atrás era cuando yo me llevaba la mano abajo para mantenerla firmen lo que ocasionaba que mi polla se hundiera entre sus nalgas directo a su concha, haciendo que su pijama se metiera por su culo… pena que lleve ese pijama ja, ja, ja, ja, ja, jaaa…

–Pero… ella se llegó a pegar a ti…

–A eso voy pequeño potro ja, ja, ja, jaaa, pues si seguiste mirando deberías haber observado como ella llevo la mano abajo, pues lo que hizo fue subirse el pantalón del pijama todo lo arriba que pudo y luego ¡¡¡Prepárate!!! -Yo estaba que no podía esperar más y comencé a masturbarme sin importarme que él estuviera delante y lo anime a que continuara con su relato de lo ocurrido.

–¡¿Que paso amigo?!

–Llevo la mano hasta su culo, donde se encontraba haciendo presión mi pollon y se subió en la cama y se deslizo entre mi polla haciendo pasar por su entrepierna y quedando de esta manera aprenda por sus piernas.

Me quede completamente de piedra, mi madre se había restregado contra su polla y se la había deslizado por el hueco de su entrepierna.

–Cielo. -Solo eso dije.

–Mariquita si no estuviera tapada podrías ver como a tu mami le asoma de la entrepierna una polla enorme, menuda brujita que esta echa que duerme encima de su escoba, pero de esta manera su chochito no puede disfrutar del contacto de mi polla así que fíjate y observa, y haz el favor de no correrte apuntando hacia mi maricon de mierda.

Yo me preguntaba que pretendía hacer, a la vez que me la sacudía con furia cuando escuchamos la cisterna del baño y la puerta abrirse.

Sarai…

–Ho, ho, ho, ho, ho, ho, Mmmmnnnnn, Mmmmnnn, Mmnmnnn, Mmmmnnnnn, Mmmmnnnnn…, haaaaay, haaaa, huusssssss… husssssssssss. Ayyyyy… ahhhh…

No podía dejar de masturbarme, necesitaba quitarme esta calentura, esa cosa de Lucas era enorme, sentirla en mi cola rosando mi concha, me hiso estremecer, tuve que ponerla entre mis piernas, pero es imposible que vuelva así si no me bajo esto.

–Mmmmnn, ho, ho, ho, haaa Mmm ha… Haaaa, haaaaaaaaa, haaaaaaay… ahhii…. ahhhiii… ahhhii… haaaaaaaaaaaay…

Cielo como puede tenerla tan dura, no se le doblo es un fierro. Dije entre gemido haaaaaaaaaaa, haaaaaaaaaaa, Diosssss, haaaa, Mmnnnnn me vengo haaaaaaaa.

Solté dos chorritos el primero callo en la cerámica del piso, el otro en el wate. Hay estuve como 4 minutos recuperándome, me pare me acomode y me prepare para volver a esa cama con ese macho, con ese semental.

–¡Cielo Dios dame fuerza! ¡Para no tomar esa cosa y metérmela yo mismo hay mismo delante de mi hijo!

Thomas…

Acto seguido escuchamos los pasos de mi madre, fue entonces cuando Lucas se colocó boca arriba, Dios esa polla hacia levantar las sabanas una barbaridad, mi madre entro en la habitación abrió la cama y pude ver como quedaba mirando el bulto de las sabanas durante unos segundos, después agarrando los extremos de la cintura de su pijama se lo subió todo lo que pudo quedándole así muy ajustado y se metió en cama. En esta posición ella pudo pegarse a Lucas sin sentir su polla pues este estaba boca arriba. Yo no sabía qué coño pretendía ese hombre de mierda pero lo comprobé cuando a la hora siguiente mi madre adormilada se giró mirando hacia Lucas y este después de unos minutos hizo lo mismo, que cabrón de mierda, por la forma de las sabanas que se ajustaban en sus cuerpos pude adivinar que la tranca se posaba en el muslo izquierdo de mama, no le era posible apuntar recto hacia mi madre pues estaban muy pegados por lo que mi amigo se echó un poco atrás y fue entonces cuando la polla de ese tipo comenzó a rozar la piel del vientre de mi madre mientras la bajaba hacia su objetivo, se detuvo y espero unos minutos, supuse que ya la había conducido hacia el posible lugar del coñito de mi madre, y hacia lo confirme cuando hizo un movimiento de cadera que movió el cuerpo entero de mi madre…

–¡Maldito hijo de puta! -Dije en mi mente.

Le estaba dando pollazos en el coño a mi inocente madre, mi madre seguía dormida y Lucas volvió a embestir más fuerte esta vez lo que produjo que mi madre se despertara por el movimiento, mi amigo quedo completamente quieto, mientras pude observar a mi madre de espaldas a mi como se incorporaba un poco y metía la mano debajo de la cama, vi revolver las sabanas y ahora que sabía el truco de mi madre para evitar ese falo, podía ver los posibles movimientos como si estuvieran sin sabanas… observe como mi madre levantaba la pierna izquierda y a la vez se pegaba contra Lucas para acto seguido cerrar la pierna otra vez.

–Ya estaba.

Ya había colocado ese falo otro vez en su entrepierna, ya estaba montada en su escoba como diría Lucas pasaron los minutos y el hecho de estar aliento con aliento debía incomodar a mi madre por lo que se dio la vuelta e hizo los correspondientes ejercicios para aprisionar ese falo en su entre pierna sin tocarlo y pegando nuevamente su espalda contra el pecho de Lucas. Yo comencé a masturbarme sin hacer ruido pensando en todo lo ocurrido ese día. Llevaba así varios minutos cuando Lucas, seguramente consciente de lo que yo estaba haciendo quito la mano de debajo de las sabanas y agarro el lado de la manta de mi madre, yo seguí meneándola pero con la cabeza pendiente de esa escena. El poco a poco fue deslizando las mantas poco a poca hacia abajo, el cuerpo de mi madre en pijama iba apareciendo ante mi poco a poco, las mantas iban por su cintura cuando pare en seco mis movimientos, a pesar de la poca luz que entraba por la ventana podía verlo claramente. Podía ver claramente como de la entrepierna de mi madre y de entre sus piernas había un trozo de polla, parecía como si mi madre estuviera sola en cama y esa polla fuera de ella, no pude más y explote en un orgasmo increíble, me limpie como pude y quede dormido dejando a mi amigo Lucas con la polla apresada por las piernas de mi madre. A la mañana siguiente nos despertamos por la alarma de mi móvil, eran las 10.30 de la mañana, mi madre se levantó algo despeinada como de costumbre y bostezando, los 3 quedamos callados pues mi madre había pasado la noche con Lucas.

–Buenos días chicos, oír a noche cuando llegue ya estabais dormidos y cuando iba meterme en la cama de Thomas vi que estaba desnudo. -Se dirigió a mí y me dijo. –No sabía yo tu costumbre de dormir desnudo, siempre creí que dormías con el pijama o con el calzoncillo, por lo que me dirigí a la cama de Lucas, espero que no te molestase Lucas – Lucas salió de la cama con el pantalón de los Lakers ya puesto, debía tenerlo metido entre su lado de la cama y se lo pondría a noche después de aburrirse de humillar a mi madre… se levantó y se estiro diciendo:

–Para nada señorita Sarai, todo lo contrario, espero que usted haya dormido a gusto. -Dijo esto último guiñándome un ojo. –Yo soy de moverme mucho en la cama… yo dormí bien pero no se usted.

–La verdad es que si te note varias veces a lo largo de la noche pero dormí muy a gusto.

Y tan agosto jodida zorra, para de ocultar que notaste su polla y que tuviste que meterla entre las piernas, la muy ignorante se creyó que Lucas había estado con el pantalón toda la noche. Mi madre nos dijo que iría preparar el desayuno y que nos esperaba en la cocina, estaba saliendo por la puerta cuando Lucas fue hacia ella y le dio un beso en la mejilla agradeciéndole el gesto y devolviéndole los buenos días, a mí me empezaba a disgustar el hecho de que cada 2 x 3 el mierdas de Lucas ese anduviera a darle besos a mi madre por cualquier cosa, mi madre sonrío se pasó la mano por su melena negra y le dedico una sonrisa y un.

–Hay Luquitas, no tienes por qué dármela.

Mi madre estaba guapísima recién despertada con esa melena alborotada, se dio la vuelta y se dirigió a la cocina al tiempo que Lucas no perdía detalle de esa hembra con melena alborotada que había dormido con él y de su precioso culo.

–¡Amigo mío! Algún día de estos esa hembra se despertara con la melena alborotada y andará por la casa completamente en pelotas y cojeando, ya lo veras. -Ese comentario provocaría en mí una erección si no fuese porque ya lo estaba por el efecto mañanero.

Hicimos las camas y luego de ir al baño nos dirigimos a la cocina a desayunar, durante el desayuno todo fue normal, mi madre nos contó que por la tarde tendría que ir a casa de mi abuela y limpiarle la casa, por lo que no volvería hasta tarde, así que para comer y cenar tendríamos que hacer nosotros algo. Lucas al contemplar una tarde entera sin humillarme con mi madre se apresuró a dar la idea de pasar una mañana de piscina, lo que mi madre se negó riéndose y animándonos a que fuéramos los 2 solos, Lucas me pego una patada por debajo de la mesa que me hizo comprender que me tocaba trabajar.

–Venga mama cielo, ¿que más te da? Mira lo bien que nos lo pasamos ayer.

–No digas Thomas, y ya sé que nos lo pasamos bien, pero al salir de la ducha esta mañana me fije que tengo la espalda completamente quemada, esa crema debe ser malísima. -Parece ser que la corrida de mi amigo provoco que le pillara más el sol a mi madre. –Además tengo el bikini para lavar así que no tengo que llevar. -Lucas estaba luchando por no mearse de la risa con lo de la espalda quemada.

–¡Cielo mama pues ponte un pantalón corto y un TOP! que no te guste para poder mojarte. -Mi madre quedo dubitativa y dijo que fuéramos yendo nosotros que ella ya se lo pensaría.

Así lo hicimos, fuimos a la habitación cuando acabamos de desayunar y nos pusimos unos bañadores en esto que Lucas dijo que tenía que ir por algo al baño, no entendí que podía ser pero cuando lo vía parecer con el bote de crema entendí menos, y fue entonces cuando desenrosco la tapa y se sacó ese pollon y comenzó a masturbarse.

–Bueno vamos a producir más cremita para la princesita de la casa no vaya quemarse como el otro día, por cierto mira lo que descubrí en el cesto de la ropa sucia. -Saco entonces la parte de debajo del bikini de mi madre yo me quede mirando con cara de asombro cuando él me quito de mis pensamientos diciendo. –¿Necesito ayuda? -Se comenzó a pasar la zona del bikini del coño y del culo por su nariz oliéndolo hasta que paro de masturbarse y de pasarse el bikini de mi madre por la cara y dijo. –Hooo vaya mira lo que tenemos aquí.

Estiro el bikini y me enseño un manchón blanco en el medio y medio del bikini que a pesar de ser también blanco se notaba igual, yo me acerque y me fije más pues no savia que era hasta que la solución me vino a la cabeza y me quedé estupefacto, esa mancha blanca producía un manchón en el medio y medio de la parte trasera del bikini de mama, Lucas se rió y me dijo que lo tocara por ambos lados, tanto por la zona de fuera como la de dentro, cuando lo hube tocado vi que la textura del bikini en el manchón del culo era más áspero y se notaba tanto por la zona interior como la exterior de este, era sin duda alguna los efectos de las gotas de corría que cayeron en el medio del culo de mi madre gracias a mi puntería, se ve que esas gotas fueron introduciéndose en las cachas hasta encontrarse y producir un manchón en medio del bikini que sin lugar a dudas tubo que mojar la piel de esa zona de mi madre, que era sin duda el ano.

–¿Sabes que significa no? el ojete de tu madre estuvo al sol manchado de mi corrida asta secarse.

Joder yo empezaba a sentir mucha pena por la ignorante de mi madre. Mi amigo comenzó a pajearse con el bikini de mi madre enroscado en su polla hasta que se corrió en grandes cantidades dentro del bote, esos cojones producían una cantidad excesiva de leche, era ante natural. Bajamos para la piscina y nos metimos en el agua después de dejar el bote de la crema al lado de las tumbonas nos metimos al agua a bucear, así estuvimos cuando sin previo aviso apareció mi madre en el patio de casa…

–La madre que la pario. -Dije en voz baja.

Continuará

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 3 Promedio: 5)
Ayúdame a mejorar el contenido del blog dejando tus comentarios o dándole una calificación a esta publicación. También puedes ponerte en contacto usando los medios que más te convengan 🙂

Si el relato lleva varios días sin continuación, es probable que no la tenga disponible 🙁 ¡pero talvez tu sí la tengas! 😀
Para compartir tu relato puedes usar las opciones que te damos en este enlace.
Relato anteriorFiesta familiar, Parte 41 (de Cazzique)
Relato siguienteImágenes Shotacon, Parte 07