ATENCIÓN:

El relato erótico "Los juegos de Lucas el semental, Parte 01" es un texto de ficción, ni el autor ni la administración de BlogSDPA.com apoyan los comportamientos narrados en él.

No sigas leyendo si eres menor de 18 años y/o consideras que la temática tratada pudiera resultar ofensiva.

  1. Los juegos de Lucas el semental, Parte 01
  2. Los juegos de Lucas el semental, Parte 02
  3. Los juegos de Lucas el semental, Parte 03
  4. Los juegos de Lucas el semental, Parte 04
  5. Los juegos de Lucas el semental, Parte 05
  6. Los juegos de Lucas el semental, Parte 06
  7. Los juegos de Lucas el semental, Parte 07
  8. Los juegos de lucas el semental, Parte 08
  9. Los juegos de Lucas el semental, Parte 09
  10. Los juegos de Lucas el semental, Parte 10
  11. Los juegos de Lucas el semental, Parte 11
  12. Los juegos de Lucas el semental, Parte 12
  13. Los juegos de Lucas el semental, Parte 13
  14. Los juegos de Lucas el semental, Parte 14
  15. Los juegos de Lucas el semental, Parte 15
  16. Los juegos de Lucas el semental, Parte 16
  17. Los juegos de Lucas el semental, Parte 17
  18. Los juegos de Lucas el semental, Parte 18
  19. Los juegos de Lucas el semental, Parte 19
Tiempo de lectura: 13 minutos

El Comienzo Del Semental

Protagonistas…

El Hijo: Thomas, un chico de 17 años drogadicto y ladrón que vive en las afueras de ciudad, es blanco de 1,73 cm y unos 72Kg aproximadamente, nada musculoso más bien definido, de ojos castaños y de aspecto no es ningún privilegio que ligar pero nada de ser uno de esos machos alfas que se suelen ver.

El Amigo Semental: Lucas es su nombre y es venezolano de 17 años, pero parece que fuera mayor, en altura de 1.89m pero el punto fuerte de Lucas era su musculatura de brazos y piernas largas musculosas, espalda ancha, pectorales fuertes, abdomen marcados, manos y pies grande era una pared morena de ojos verde mar, cabello negro azabache lisos siempre corto, no es que fuese el típico musculoso exagerado que parece que se queda a vivir en el gimnasio, él estaba perfectamente musculoso para su altura y el hecho de este físico no era otro que haber pertenecido a equipos de Rugby. Pero esos no eran sus únicos atributos…

La Madre: Sarai es su nombre. De 35 años pelo negro azabache liso y largo de ojos azules, en el físico es un poquito más baja que yo pero no mucho, media 1.71m, no era gorda, nada de eso, nunca lo había sido, poseía unos pechos grandes y un culo para mi perfecto puesto que no era el típico culo de señora gordo y caído ni de adolescente pequeño y sin carne, no, el de mi madre era un culo con su carne bien puesta piel tersa y nalgas sin ceder a la gravedad, pesa unos 57 kg, sus pechos son grande no exagerado, es atractiva su cara, sus muslos redondos de gimnasio y sus nalgas firmes que se marca la ropa que usa, y sé que más de uno en su trabajo y la calle no deja de mirarla al usar faldas, vestidos y pantalones, sus medias serian 98-61-109. Sus tetas operadas super firmes. Su cola bien carnosa, se cuidaba mucho, dieta y ejercicio, caderas anchas abdomen plano cintura pequeña que resaltaba su cola parada.


Hola a todos mi nombre es Thomas, soy un chico de 17 años que vive en las afueras de ciudad, soy blanco de 1,73 cm y unos 72Kg aproximadamente, nada musculoso más bien definido, tengo ojos castaños y mi aspecto no es ningún privilegio cierto es que suelo ligar pero para nada soy uno de esos machos alfas que se suelen ver. Esta historia se produjo en el verano, las clases ya habían acabado y por no perder la costumbre había suspendido varias asignaturas por lo que tendría que pasarme el verano estudiando mientras que los demás chicos se iban de fiesta en fiesta conociendo chicas, emborrachándose, viviendo experiencias irrepetibles etc.… todos y cada uno de mis amigos exprimirían el verano a excepción de Lucas quien había suspendido más que yo aunque siempre lograba pasar, pero el hecho de que se quedara el verano estudiando no era otro que el ser huérfano de madre e hijo de un alcohólico, por lo que no disponía de muchos recursos para semejante verano como el resto del grupo. Mi amigo Lucas, era de Venezuela, había venido al país ya hace unos cuantos años, cuando era un niño, y se notaba su nacionalidad al hablar y al verlo.

–¡El Loco!
Así es como lo llamábamos conscientes de las múltiples aventuras sexuales que experimentaba y luego nos narraba cosa que yo siempre pensaba que eran puras mentiras de chulito es de origen como ya les dije venezolano de mi edad, pero parece que fuera mayor, en altura me sacaba más de una cabeza mide 1.89m pero el punto fuerte de Lucas era su musculatura de brazos y piernas largas musculosas, espalda ancha, pectorales fuertes, abdomen marcados, manos y pies grande era una pared morena de ojos verde mar, no es que fuese el típico musculoso exagerado que parece que se queda a vivir en el gimnasio, él estaba perfectamente musculoso para su altura y el hecho de este físico no era otro que haber pertenecido a equipos de Rugby de alto nivel desde chiquito. A pesar de ser como es mis amigos y yo andábamos con Lucas a pesar de que no me cayera muy bien, no hacía más que meterse conmigo y tratarme mal, debido a que había llegado desde su país y por tener su carácter, fuimos los únicos con los que pudo hacer amista en una zona bastante racista, además su acento, su físico y su sex appeal ayudaban bastante a atraer chicas que afortunadamente a veces no venían solas pues venían en grupo y siempre podríamos aprovechar. El día de la entrega de notas quedamos todos los del grupo para hacer un botellón y fumar unos cuantos porros en honor al comienzo del nuevo verano, cosa que a mí no es que me influyera mucho que comenzara o no puesto que me lo iba pasar estudiando. Una vez acabado el alcohol Sergi el más rico del grupo se levantó y se puso de pie en el banco donde estábamos a beber y dijo.

–Amigo, tenemos 17 años y ante nosotros se presenta un verano de puta madre así que solo puedo deciros que ¡¡¡¡TENGAIS SUERTE SI ENCONTRAIS A ALGUNA PUTITA QUE ESTE BUENOTA, QUE ESTE SE LAS VALLAN A FOLLAR O YA LO HICIERA!!!! -todos reímos más por la borrachera que por el comentario, acto seguido todos empezamos a chillar estupideces similares algunas rozando la estupidez extrema. Cuando le tocó el turno a Lucas, este se subió a donde había expresado su intelectual comentario Sergi y dijo.

–Eso esssss vosotros encargaos de follaros a todas las putitas de este país adelante que yo quedare aquí a montarme a una blanquita y demostrarle cómo se las gasta el negro zumbón y de paso demostrare como se cabalga a una hembra a los racistas de mierda de este país. -Dijo todo esto haciendo gestos como si estuviera follando a una chica y azotándola con la mano.

Todos nos reímos y coincidimos que eran horas de marchar así que nos despedimos y nos dirigimos a nuestras casas. De camino a la mía iba acompañado de Lucas quien para llegar a su casa debía pasar por mi calle y así nos hacíamos compañía y hablábamos.

–Mierda amigo vaya borrachera que llevo encima, ¿Pero el peor era el Sergi e? ajajá

–Mira que iba fino para casa, pero créeme que mejor lo pasaran este verano de fiesta en fiesta mientras nosotros estudiamos. -A pesar de que Lucas me caía fatal mi personalidad débil me obligaba a que le lamiera el culo a todas horas.

–Ahora que sacas lo de los estudios ¿Te hace quedar para estudiar juntos los fines de semana? Es que si tengo que estudiar solo sé que no lo voy hacer ya me entiendes. -A mí no me pareció una buena idea puesto que aparte de caerme mal y eso de pasarme todo el verano sólo hizo que me decidiera a aceptar su proposición:

–Amigo por mí es una putada, pero mi madre no creo que este por la labor de confiar en que los fin de semana cuando me marche a la calle sea para ir a estudiar así que no creo que me deje ir a ningún lado y menos con ese argumento, así que vente para mi casa y estudiamos allí. -No es que me agradara esta idea en absoluto pero lo de la desconfianza de mi madre era algo que yo ya sabía de anticipado. Sin saber deje entrar al enemigo a mi casa, y con eso todo cambio.

–¡Estupendo hermano! nos vemos el sábado pues, a eso de las 4.30 me paso por tu casa pero mira que quiero poder tomarme de lunes a viernes libre para follarme alguna nena gracias al trabajo adelantado del fin de semanas. -Acabada esta frase ya nos encontrábamos a escasos metros de la puerta de mi casa por lo que me despedí de él y le recordé que en 2 días a las 4.30 en mi casa.

Me plante como pude delante de la puerta y después de algún intento fallido conseguí meter la llave, entre en casa y con sumo cuidado de no despertar a mi madre me dirigí con cuidado a mi habitación y me deje caer encima de mi cama sin quitarme la ropa y sumiéndome en un sueño profundo. Cuando me desperté no podía ni respirar sin sentir nauseas a causa de la tremenda borrachera, estuve un buen rato acostado intentando eliminar el mareo de la resaca cuando sentí ganas de mear, me levante me quite la ropa y me deje solo el calzoncillo pues si mi madre me viera con la ropa del día anterior supondría que habría llegado en un estado alcohólico algo mayor de lo normal, recogí la ropa y me dispuse a ir al baño. Una vez en el pasillo mi madre logro verme desde su habitación que se encontraba al fondo de este, que modales los míos mi madre se llama Sarai tiene 35 años pelo negro azabache liso y largo de ojos azules, en el físico es un poquito más baja que yo pero no mucho, media 1.71m, no era gorda, nada de eso, nunca lo había sido, poseía unos pechos grandes y un culo para mi perfecto puesto que no era el típico culo de señora gordo y caído ni de adolescente pequeño y sin carne, no, el de mi madre era un culo con su carne bien puesta piel tersa y nalgas sin ceder a la gravedad, pesa unos 57 kg, sus pechos son grande no exagerado, es atractiva su cara, sus muslos redondos de gimnasio y sus nalgas firmes que se marca la ropa que usa, y sé que más de uno en su trabajo y la calle no deja de mirarla al usar faldas, vestidos y pantalones, sus medias serian 98-61-109. Sus tetas operadas super firmes. Su cola bien carnosa, se cuidaba mucho, dieta y ejercicio, caderas anchas abdomen plano cintura pequeña que resaltaba su cola parada.

En resumen un culo de infarto y eso añadido a las buenas tetas más a su estatura y su costumbre por vestir de forma juvenil con ropa del bershka o stradivarius etc.… la hacían un morbo de hembra, algo que los demás hombres le recordaban cuando la veían pasar por la calle con silbidos y otras frases absurdas que ella solo contestaba con la indiferencia, algo que a mí me sorprendía pues mi madre desde que mi padre nos abandonara para ir a Sudamérica con una profesora de Fitness de brasileña que se sacara en una de sus constantes partidas de póker cuando yo solo era un niño pequeño, no volvió estar con otro hombre ni mostró algún interés. Su vida fue mi hermana mayor que ya hablare de ella y yo. Bien pues mi madre que estaba en su habitación colgando su chaqueta pues había llegado aún ahora de trabajar pues trabaja en una oficina como administradora y gerente de una serie de establecimiento de unos Turcos, se fijó en mí y dijo:

–¡¡Uyyy que cara traeeees niño!!… ¿Aún despiertas ahora? -yo al oír la expresión de.

–Uyyy que cara traes.

Sabia que si no le ponía freno tocaría charla pues aunque mi madre no era para nada una vieja cierto es que tenía por costumbre ser una mujer recatada y de buena educación y aunque no tuviera como objetivo implantarme ese modelo de vida a mi cierto es que en ocasiones lo intentaba con sus charlas

–¡Mama no me moleste anda que me duele la cabeza y me orino!

–¡Thomas no me hables así! ¡Sabes que no me gusta que me faltes el respeto, y si tienes resaca no la pagues conmigo! ¿Voy a hacer una tortilla bajaras a comer?

–Bueno mama no empieces porque la tenemos, y no quiero comer nada que me duele el estómago. -Dicho esto entre en el baño y cerré la puerta de un portazo.

Cuando salí mi madre ya estaba abajo así que me dirigí a mi habitación cerré la puerta me metí en cama y no salí de ella en todo el día. A eso de las 3:30 de la madrugada me desperté con hambre y baje las escaleras a por comida del frigorífico, cuando llegue a la cocina encontré a mi madre tomando un vaso de leche yo comencé a hacer un bocadillo en esto que ella se levantó recogió el vaso lo puso en el fregadero y se despidió diciéndome.

–Buenas noches cariño, voy al baño y para cama deja todo recogido. -Pasó por mi lado y deslizo su mano por mi pelo yo le di las buenas noches y ella se fue no sin antes pasar por detrás mía y darme un beso en mi nuca.

Una vez acabado de hacer el bocadillo cogí un plato para llevarlo y una botella de agua y me dispuse a subir a mi habitación. Cuando estaba llegando a las escaleras observe la puerta del baño de abajo, situado a la izquierda de las escaleras, abierta y con la luz encendida, aminore el paso y pude observar a mi madre sentada en la taza del váter meando, eche una fugaz mirada al lateral de sus nalga izquierda que era lo más íntimo que se le podía ver, incluso así sentada se le adivinaba un buen culo, llegue a las escaleras y subí a comer y dormir que a las 4:30 llegaría el imbécil de Lucas a tocarme los huevos por toda la tarde. Eran las 12:00 del mediodía y mi madre me despertó con su peculiar canto tradicional en los fines de semana.

–¡A comeeer, tráete la botella del agua contigo! -me quede unos 5 minutos más en cama intentando librarme del sueño, en cuanto me disponía a salir de mi habitación mi madre entre en esta preguntándome el porqué de mi tardanza y dándome con la puerta en los dedos de mi pie haciéndome chillar de dolor.

–¡¿Maldicionnnnn te tengo dicho de entrar en mi habitación sin llamar?!

–Ay perdón cariño es que creí que te habías quedado dormido. -Dicho esto pude observar una expresión triste en su cara.

Fue entonces cuando comprendí que me había pasado de la raya y cogiéndola por el hombro le di un beso y me dispuse a bajar las escaleras con ella para ir a comer. Mientras comíamos hablábamos de cosas amenas, cuando comenzamos con el postre le comente que esa tarde sobre las 4.30 vendría Lucas a estudiar a casa lo que a mi madre le hizo mucha ilusión.

–Bueno, así de paso conoceré a ese tal Lucas que nunca me lo presentaste.

Acabamos de comer y ella quedo recogiendo la cocina mientras yo subía a ordenar mi habitación para tener un nivel mínimo de orden para cuando llegara Lucas. Llegó sobre las 5:15, en ese momento estaba yo tumbado en el sofá cuando sonó el timbre, fui a abrir y allí estaba Lucas con su ropa apretada tipo cantante de orquesta negro, le invite a pasar y fuimos al salón a estudiar ya que estábamos solos pues mi madre había salido a hacer la compra. Nos pasamos 1 hora y media estudiando hasta que Lucas se levantó, se estiro todo lo que pudo y dijo:

–¡Diosssss estoy ya arto de estudiar! ¿Ey niñito que te parece si jugamos a la play un poco? -mientras él hablaba y se estiraba yo contemplaba su musculoso cuerpo y en la envidia que me producía.

–OK, vete eligiendo un juego mientras yo voy al baño, ¿Y no robes nada e? -le dije esto con tono de broma pero es cierto que también era un aviso pues nunca me fíe del al cien por cien, él se dirigió riéndose me dijo.

–Tranquilo idiota no me interesa nada de tu casa, intenta no tardar mucho masturbándote en el baño maricón. -Me dirigí hacia el baño de la planta de abajo mientras el contemplaba el mueble en busca de un juego de su agrado. Cuando estaba en plena meada oí que me decía desde la sala.

–¿Ey idiota quien es la blanquita buenota que sale en las fotos?

–¡Que pasa idiota! no te pases… es mi madre, ¿Elegiste ya el juego al que quieres que te gane?

–Y la otra preciosura a su lado parece la hermana menor.

–Es mi hermana gemela.

–¡¿Gemela?!

–Si lo se ella salió a mi madre.

–Huy suerte para ella y para mí. -Eso ultimo no entendí o no lo quise entender.

–Si seguro. -Dije enojado.

–Pues que hembras.

–Basta ya de eso.

–¿Y dónde está, esta hembra? -Dijo señalando mi hermana.

–Ella está en la universidad ya, es muy lista así que desde chiquita le adelantaron años, así que ya está en la universidad, viene solo en vacaciones… ¿y el juego?

–Si el FIFA pero… ¿cómo es que nunca me la habías presentado? ¿Tienen novio?

–¿El FIFA? Ja, ja, ja vaya paliza te voy a pegar madridista, ¿a ti que te importa si tiene novio o no, mi madre y mi hermana? -Cuando acabe esa pregunta me quede asustado por la reacción que tendría Lucas pero parece que las fotos de mi madre lo mantenía ocupado

–Aunque yo no sea muy bueno tendrás que escoger otro equipo que no sea la mierda del Sevilla para poder hacerme un gol al Barcelona así que vete pensando en escoger uno con el que ganarme, y si me interesa, tu madre y hermana están muy buenas. -me jodio ese comentario pero yo no era de hacer frente a la gente así que decidí coger la Juventud.

Para pegarle una humillación y que le jodiera más, así que me lave las manos en el lavabo y fui al sillón a sentarme con él y jugar. Como era de esperar gane yo por 7-3 me pase todo el partido vacilándolo, él estaba muy picado no le gustaba nada perder y pidió la revancha. A la media hora de la primera parte mi madre llegó a casa con las bolsas de la compra, se dirigió hacia la cocina a dejar las bolsas y luego entro en la sala para saludarnos, iba vestida con unos vaqueros a la altura de la rodilla unas bailarinas y una blusa, en cuanto nos vio se fijó en Lucas y pude ver en su cara la sorpresa pues no creo que se imaginara que era un moreno latino, no es que mi madre fuera un racista ni nada por el estilo, pero cierto es que no albergaba buenos sentimientos a los sudamericanos después de ver lo que mi padre le hizo, Lucas por su parte se quedó haciendo una radiografía a mi madre con cara de bobo hasta que se levantó y se presentó.

–¡Hola muy buenos días señorita soy Lucas el amigo de su hijo encantado! -¿Señorita? Será idiota… Se dirigió hacia ella y le dio 2 besos, uno en cada mejilla, mi madre se los devolvió y dijo.

–Uy… ah, este… que simpático llamándome señorita jaa, ja, ja igualmente el gusto Lucas yo me llamo Sarai. -Después de las presentaciones mi madre nos hizo las típicas preguntas de madre cuando hay visita, que tal los estudios, que hacíamos, quien iba ganando.

–Voy ganando yo por supuesto este no me llega ni a la suela de los zapatos ja, já. -Lucas se giró hacia mí.

–Te estoy dejando ganar. -Se fue hasta donde estaban su carpeta y su chaqueta y se agacho por ellas mientras continuaba con la frase. –Para que no le vallas llorando a tu madre que seguro no tiene ganas de aguantarte más de lo que te aguanta ya tus niñerías. -Cuando dijo esto de mi madre yo mire hacia ella y pude observar como ella se reía del comentario y a la vez no perdía detalle del culo y la espalda de Lucas.

Éste incorporo se puso la chaqueta y se despidió dándome una palmada en la espalda y dos besos a mi madre, esta se dispuso a recoger la sala mientras yo acompañaba al latino a la puerta de la casa. Una vez hubo traspasado el marco de la puerta se giró hacia mí pero mirando el continuo ir y venir de mi madre por la sala adelante y dijo.

–¡Ey niño engreído de mierda ni se te ocurra volver dejarme quedar mal delante de tu madre! con comentarios como ese de que no te llego a la suela de los zapatos o te doy una paliza, que no te la crees. -Me pillo por sorpresa ese comentario y solo acerté a decir

–Perdón hermano… no lo volveré hacer, no lo hice a mal. -El hizo un gesto de aprobación y luego haciendo una mueca con la cabeza para señalar a mi madre me dijo.

–Bueno me voy para casa que quiero arreglarme para salir de fiesta a ver si cae alguna nena en las redes del Loco Latino venga hecho un Semental en busca de Hembra nos vemos mañana a la misma hora. -Me sorprendió que me llamara de esa manera.

Pues nunca me había llamado eso y no era algo que uno se tomara como un insulto pero en cuanto gire para ver que quería Lucas que mirara con su gesto de cabeza vi a mi madre agachada recogiendo con la mano algunas migas y una idea del porqué de llamarme eso paso por mi cabeza, pero decidí no darle más vueltas y armarme de valor mañana y preguntárselo a él. Pase el resto de la tarde en mi habitación hasta que llegó la hora de cenar y baje a la cocina me senté en la mesa y me puse a cenar mientras mantenía con mi madre una charla amena como de costumbre hasta que en un momento de silencio ella empezó con otro tema.

–Tu amigo Lucas es muy guapo ¿No tiene novia?

–No, solo se junta con chicas cuando sale de fiesta.

–¿Mañana vendrá otra vez a estudiar?

–Vendrá pero no estudiaremos mucho ya que hoy adelantamos trabajo. -Dicho esto me levante le di las buenas noches y me fui para cama. Inquieto por las pregunta de mi madre sobre mi amigo.

Continuará

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)
Ayúdame a mejorar el contenido del blog dejando tus comentarios o dándole una calificación a esta publicación. También puedes ponerte en contacto usando los medios que más te convengan 🙂

Si el relato lleva varios días sin continuación, es probable que no la tenga disponible 🙁 ¡pero talvez tu sí la tengas! 😀
Para compartir tu relato puedes usar las opciones que te damos en este enlace.
Relato anteriorImágenes Shotacon, Parte 06
Relato siguienteFiesta familiar, Parte 36 (de Cazzique)