ATENCIÓN:

El relato erótico "Las perversiones de Bianca, Parte 04 (de Johernan)" es un texto de ficción, ni el autor ni la administración de BlogSDPA.com apoyan los comportamientos narrados en él.

No sigas leyendo si eres menor de 18 años y/o consideras que la temática tratada pudiera resultar ofensiva.

  1. Las perversiones de Bianca, Parte 01 (de Johernan)
  2. Las perversiones de Bianca, Parte 02 (de Johernan)
  3. Las perversiones de Bianca, Parte 03 (de Johernan)
  4. Las perversiones de Bianca, Parte 04 (de Johernan)
  5. Las perversiones de Bianca, Parte 05 (de Johernan)
  6. Las perversiones de Bianca, Parte 06 (Final) (de Johernan)
Tiempo de lectura: 12 minutos

Bianca tenía un día bastante atareado, salió para el sector que la gente llamaba popularmente `Sodoma’ donde estaban la mayoría de los burdeles de la ciudad, a pesar que aún era de mañana se veía bastante movimiento en las calles, mientras ella pasaba veía a las entradas de los bares grupos de prostitutas que charlaban entre ellas y una que otra parada en la acera de la calle esperando que algún carro se detuviera. Sus doce años en el negocio de la prostitución le había permitido saber que muchas de estas mujeres eran licenciadas en educación o maestras que se habían graduado pero nunca tuvieron la oportunidad de ejercer porque la sociedad las había marginado y terminaron vendiendo su cuerpo como prostitutas en la calle. También sabía que todas estas chicas trabajaban para los clubes nocturnos o burdeles de mala clase y que estos sitios cobraban una comisión por permitirles trabajar frente a su negocio. Bianca tenía prestigio de prostituta de clase y era conocida por casi todos los dueños de estos burdeles o clubes nocturnos, por lo que su estrategia era simple: averiguar en los archivos que estos negocios tenían de las mujeres que tenían el grado de educadoras tanto de primaria como secundaría y luego seleccionar trece candidatas que quisieran ejercer el cargo en la escuela de San Jerónimo. Ella paso todo el día visitando los lugares y luego regreso a la casa cuando ya estaba oscureciendo.

En los dos siguientes días ella ya tenía en su poder unos doscientos currículos de maestras y profesoras, que tenían fotografías recientes de su cuerpo desnudo. Bianca selecciono aquellas mujeres que portaban tetas grandes y redondas y traseros grandes y firmes y cuerpo y rostro bien cuidado lo que redujo el grupo a unos cincuenta, luego empezó a contactar a cada una de ellas personalmente para ofrecerles el cargo y el grupo se redujo a veinte. Ella convoco al grupo seleccionado a su casa a una reunión. Las mujeres iban llegando a la reunión y todas se admiraron del lujo donde vivía Bianca. Todas ellas sabían que Bianca era una de las prostitutas mejor cotizadas pero aún así aquel sueldo no era suficiente para mantener una casa como aquella en un lugar exclusivo de la ciudad. Las mujeres que estaban reunidas habían emigrado de sus lugares a la ciudad y vivían en cuartuchos inmundos en residencias de los barrios más peligrosos, algunas incluso debían compartir el cuarto porque su mísero sueldo no les alcanzaba para vivir sola. Cuando todo el grupo estaba reunido y no faltaba nadie, Bianca inicio la reunión:

“dejémonos de formalismos porque cada una de nosotras sabemos que coños somos, pero antes de entrar en el tema que nos tiene aquí me gustaría que ustedes sean francas consigo mismas, eso es importante en este asunto. Ustedes deben saber que fueron escogidas de un grupo de 200 aspirantes todas calificadas como profesoras o maestras, pero el grupo se puede ir reduciendo aun más si no cumplen con todos los requisitos que yo aspiro.

Estuve revisando cuidadosamente cada uno de sus currículos y note que ustedes todas son unas pervertidas dispuestas a hacer cualquier cosa que sus clientes les ordenen siempre y cuando paguen el costo. ¿Me gustaría que levanten la mano la que está de acuerdo con lo que dice su currículo?” Todas sin excepción tenían las manos en alto.

“Bueno el asunto es el siguiente: Cada una de las seleccionadas va recibir un cargo como profesora o maestra directamente del estado y van a recibir todos los beneficios que cualquier profesional de la educación recibe de acuerdo con su estatus.”

Un murmullo se escucho, confundido con risitas. Bianca continúo. “Ustedes van a estar bajo mi autoridad ya que voy a ser la directora de este plantel y cuando digo autoridad lo estoy diciendo en sentido pleno. Yo tengo todo el poder sobre cada una de ustedes y espero que ninguna lo dude porque estoy segura que le sería mejor no haber aceptado el cargo. ¿Si alguna de ustedes cree que estoy siendo injusta será mejor que abandone la reunión?”

Silencio, luego se miraban unas a otras, entonces una de ellas dijo: “Creo que todas estamos de acuerdo en seguir tu autoridad.”

Bianca espero si alguna objetaba luego dijo: “El que sigan mis instrucciones a la letra es muy importante porque si algo sale mal todas podríamos terminar en la cárcel.”

Murmullos de nuevo y miradas de perplejidad

“Porque esa cara, ustedes creen que el ministerio les otorgaría cargos a mujeres como ustedes. Despierten putas, ustedes solo son unas putas y seguirán siendo unas putas, solo que ahora serán putas con clase. Si ustedes se resbalan y no siguen mis órdenes este asunto llegara al ministerio y todas nosotras vamos derechito a la cárcel de eso pueden estar seguras. Por eso advierto si alguna tiene duda será mejor que abandone la reunión.

Nuevamente las miradas, entonces cuatro mujeres que estaban sentadas en la parte trasera se levantaron y una de ellas dijo: “Señora Bianca ninguna de nosotras cuatro quiere correr ese riesgo, mejor nos vamos.”

“Bien cariño aprecio tu sinceridad. ¿Hay alguna otra que quiera abandonar?” silencio.

Bianca despidió a las cuatro mujeres y espero que ellas abandonaran la casa, luego regresó de nuevo a la sala y continúo: “las que terminen aceptando el cargo nos iremos a vivir a un pueblo que está en medio de la nada, donde la única autoridad soy Yo como directora del colegio y un grupo de ancianos que gobiernan el pueblo y el sacerdote que ya está bajo mi mando. Mi propósito es convertir este pueblo en nuestro sitio de diversión personal o mejor dicho de perversión. ¿Captan la idea?”

Murmullos. Luego la mujer que parecía ser la líder del grupo dijo: “Si que es un asunto arriesgado, pero confiamos en usted. Nosotras ya no tenemos mucho que perder. Yo personalmente estoy de acuerdo y lo acepto.”

Entonces un coro de voces dijo al unísono: “Yo también” Bianca miro y llamo al orden después dijo: “¿Levante la mano las que están de acuerdo?”

Todas levantaron la mano.

Cuando se marchen se llevan un material que yo imprimí para cada una de ustedes: es sobre la historia y costumbres de esta localidad y yo espero que ustedes terminen de documentarse sobre cualquier cosa creíble que tenga que ver con sus tradiciones y costumbres.

Este próximo mes cada una de ustedes tendrá su cargo en sus manos, este cargo es completamente legal solo que el ministerio no sabe a quienes se lo están dando. Espero que cada una de ustedes sea inteligente y no estén divulgando este asunto. En cuanto todas tengan su cargo en las manos inmediatamente nos mudaremos a las residencias que fueron preparadas para cada una de nuestras familias. ¿Cuántas de sus familias saben de sus trabajos como putas de la calle?”

Cada una de las familias de estas mujeres sabían de sus actividades pero la mayoría no la aceptaba en su hogar a pesar que muchas de estas se mantenían con lo poco que ellas podían enviar para sus casas. Todas estas mujeres tenían hijos e hijas, pero casi ninguno sabía que su mamá era una prostituta.

Bianca continuo “A partir de hoy cada una de nosotras será como nuestra hermana y debemos mantenernos unidas, cualquier problema que esté pasando es importante que todos lo sepamos para que nos podamos ayudar. Recuerden desde hoy nosotras dependemos de nosotras y nada más. Esta es su casa y estaremos haciendo reuniones para conocernos mejor.”

Unos días después Bianca noto que Juancito estaba inquieto y no dejaba de mirarla. Ella entonces dijo: “¿Qué te pasa cariño te pasa algo, Dime que te está molestando cualquier cosa yo espero que desde el otro día seamos más unidos?”

Juancito se quedo pensativo unos segundos entonces respiro profundo y dijo: “Mami me gustaría saber más de sexo” Esta pregunta no perturbo de ninguna manera a Bianca quien estaba esperando que su hijo fuera más atrevido. “¿No me digas que tienes alguien en mente, no es así?”

“Nooo. Bueno si, es que hay una chica del colegio y mis amigos me dicen que ella quiere algo conmigo.”

“¿Qué chica es ella y que amigos?”

“Es una chica del grupo de porristas, mis amigos del equipo de básquet me dicen que ella está loquita por mí.”

“Del grupo de porristas y qué edad esta chica, tengo entendido que las niñas de primaria no forman parte de las porristas.”

“Bueno ella está en secundaria y tiene trece años.”

“Madre santa pero si ya es una señorita y porque creen tus amigos que ella gusta de ti. ¿Tú qué crees?”

“Yo no estoy seguro no me imagino que una muñeca como ella se fije en un niño de nueve aunque mi tamaño pareciera de doce y por eso es que fui seleccionado para el equipo, pero si he notado que Alejandra siempre está cerca donde yo estoy y mis amigos que casi todos son de su edad y estudian con ella en su grado, me dicen que ella quiere que yo… LA FO… bueno tenga sexo y que si no lo hago entonces soy un mar… usted entiende mamá.”

“Así que esta chica es una zafada y quiere que tú la folles. Cariño diga las cosas como son aquí entre nosotros no hay necesidad de formalismos. Estoy segura que tus amigos tienen razón por algo lo dicen, y se llama Alejandra, ¿no es así?”

“Si es Alejandra la chica que vive por la otra cuadra la hija de la señora Helena la dueña de la boutique.”

“Ah sí ya sé quien esta niña, y apenas tiene trece yo juraba que era de quince esa chica se gasta tremendo cuerpo la he visto caminando por la calle algunas veces y créeme que en esos momentos me gustaría ser hombre. Si esa chica quiere que tú la folles no deberías aprovechar esa oportunidad. Parece que es de genética porque la golfa de su mamá quiere que Juan le moje ese gran trasero blanco que tiene.”

“Que dices mamá.”

“Yo la he visto como mira a mi marido cuando hacemos nuestras reuniones en el club sin importarle si su esposo Fernando esta cerca de ella, la tipa es una zorra y su esposo no controla la bebida quizás sea culpa de él que tenga una mujer así. Yo debería hacerle una visita a la boutique para remodelar un poco mi ropero y porque no extenderle una invitación a ella y su esposo para que pasemos un sábado en familia aquí en la casa y pasarla bien, tú podrías tener todo el tiempo con Alejandra, yo estoy segura que ella no querrá perderse ese día contigo y quizás su sueño de ser follada por un chico de nueve se haga realidad.”

“Pero no tengo ni idea de que hacer.”

“Yo estoy segura que esta niña no es ninguna virgen y conociendo a su mamá menos, ella solo necesita estar a solas contigo, pero es importante que tu no la desilusiones, es todo lo que ella necesita. Ella debe saber que tú eres un novato y eso es por lo que ella esta demasiada interesada quiere sentir la experiencia de hacerlo con alguien que lo está haciendo por primera vez. Tu solo deja que ella te vaya llevando pero nunca la rechaces, simplemente deja que te guie la chica es una experta. Yo estoy segura de eso.”

“Y si el señor Fernando y la señora Helena…”

“Eso es lo de menos: Fernando estará ocupado emborrachándose y Helena estará más pendiente de Juan que de su hija. Yo me encargo que así sea.

Ya está hecho hoy mismo voy a la boutique a comprar algunas cosas para mi closet y un bikini nuevo que pienso ponerme este sábado en la piscina y estoy segura que Helena se alegrara mucho cuando la invite a nuestra pequeña reunión del sábado.”

Helena estaba orgullosa de su boutique porque hasta ahora ninguno de sus clientes se había ido insatisfecho, ella había logrado sacar un permiso para montar su negocio en el garaje de su propia casa a pesar que la zona no era comercial. Helena había estudiado costura y modistería en una academia de prestigio y casi todos los diseños que vendía era de su propia creación y la mayoría de sus clientes eran de la urbanización donde vivía y amigas del club. En su adolescencia ella fue la reina del colegio y también perteneció al grupo de porristas hasta cuarto año ya que en quinto un compañero del colegio la embarazo y cuando salió del colegio ya estaba en su noveno mes con apenas 16 años de edad, cuando nació su hija Alejandra ella tuvo que esperar dos años a que tuviera suficiente edad para dejarla con sus padres y ella poder venir a la ciudad a estudiar en la academia. Mientras estudiaba en la academia conoció a Fernando y se caso con él, luego de sacar el grado su esposo la ayudo para que montara la boutique. Helena siempre se enorgulleció de tener un cuerpo despampanante y luego de venir a la ciudad se escribió en un gimnasio para recuperar su figura. Cuando ella montó la boutique apenas hace tres años ella fue a buscar a su hija donde sus padres, ella siempre supo que su esposo era dado a la bebida pero era un buen proveedor para la casa además que siempre la apoyaba pero en los dos últimos años Fernando la ha tenido abandonada por sus amigos que son tan bebedores como él. Fernando empezó a traer a la casa a sus amigos de juerga y allí fue donde las cosas empezaron a cambiar para ella, ella se sentía cachonda y abandonada por su marido, y los hombres que iban a su casa empezaron a flirtear con ella y no paso mucho tiempo cuando ella se estaba acostando con ellos en su propia casa mientras su esposo dormía la borrachera, desde entonces ella no le importa ser follada por cualquiera siempre que esté de humor, ella también sabe que su hija conoce de sus aventuras extramatrimoniales pero creo que Alejandra la entiende, y ella a cambio trata de no ser tan estricta con su hija.

Bianca entro a la boutique y no había nadie excepto Helena que ordenaba un muestrario, mucha de la ropa que usaba Bianca fue comprada en la boutique y diseñada por Helena por lo que se podría decir que ellas eran amigas. Helena debía diseñar la ropa especialmente para Bianca porque sus gustos eran exageradamente sexys para una mujer en sus treinta con esposo y un hijo, ella alguna vez se pregunto como Juan le permitía a Bianca usar semejantes atuendos en público a sabiendas que ella era su esposa y tenía un hijo varón, pero el pensamiento se borraba cuando la mujer sacaba su chequera y pagaba todo a contado.

Las dos mujeres se saludaron y después de una no muy corta charla, Helena le mostro el más reciente muestrario que había diseñado, como era de esperarse todos los diseños que escogió debía hacerse algunos arreglos de acuerdo a las especificaciones de Bianca. Cuando ya había escogido su nuevo vestuario, Bianca invito a Helena y su esposo e hija para que el sábado siguiente pasaran todo el día juntos con ella Juan y Juancito y así compartir como dos familias amigas, Helena le extraño la invitación pero no quiso declinarla porque Bianca era una de sus mejores clientes y cualquier cosa menos alejarla de su negocio. Ella le prometió que la llamaría después de consultar con su esposo la invitación. Bianca sabía que ella iría así fuera sin su esposo, entonces Bianca dijo:

“No olviden llevar sus trajes de baño ya que vamos a pasarla en la piscina con bebida y una parrillada. Hablando de traje de baño me gustaría llevar algo nuevo este día. ¿Qué tienes de bikinis?”

Helena saco el muestrario de bikinis, Bianca miro todos entonces dijo: “Quiero algo más sexy.”

Helena que hasta ahora no le había refutado nada dijo: “Dios santo Bianca pero todos estos bikinis son sexys y además te lucirían muy bien.”

“Yo tengo montones así me gustaría algo… ¿Puedo rayar en uno de estos?” Helena dijo que podía entonces Bianca tomo un marcador de la mesa y escogió un bikini que ella misma modifico. El bikini eran tres cordones de tela que se anudaban a la medida y un pequeño corazón de tela blanca que justo cubría la vagina y de top dos pequeños corazones que apenas cubrían los pezones. Luego dijo: “¿No te parece que es sexy?”

“YO no diría sexy. ¿Estás segura de ponerte algo así, que va decir tu esposo o Juancito no te preocupa lo que ellos piensan?”

“Porque no, me encanta mostrar lo que tengo, además mi esposo nunca ha cuestionado mis gustos, si acaso me apoya, así como yo tampoco me meto en sus asuntos es por eso que nos llevamos muy bien y mi hijo ya me ha visto desnuda, yo estoy segura que él le encantara. ¿Tienes celos que tu esposo me vea así?”

“ay cariño como quisiera que Fernando tuviera ojos para otra cosa excepto su cerveza.”

“¿Me estás diciendo que las cosas entre ustedes no andan muy bien?”

“Muy mal, en estos dos últimos años si acaso hemos hecho el amor unas 10 veces. Yo me esfuerzo por mantener mi cuerpo atractivo para él, pero parece que solo le preocupa son sus amigos de borrachera. No es justo Bianca.”

Bianca vio la amargura en sus palabras y entonces se acerco y tomándola por la cabeza la apoyo sobre su pecho mientras tiernamente acariciaba su largo cabello rubio. “Tu marido es un tonto si yo fuera hombre no saldrías de la cama, yo estoy segura de eso.” Bianca noto que Helena se sentía cómoda entre sus pechos, entonces agrego: “Si yo tuviera un marido así, créeme que el tipo parecería un reno de todos los cachos que le montaría. Los tipos así se lo merecen y estoy segura que se lo pasa alardeando con sus amigos que es muy macho y su esposa jamás se atrevería a faltarle.”

Helena levanto la mirada sin apartarse del abrazo que le tenía Bianca hasta que las miradas se encontraron entonces sonrió malévolamente y dijo: “Si el muy estúpido se cree un machote y se jacta con sus amigos cuando los trae a la casa, incluso frente a mí, pero si supiera.”

“Bianca devolvió la sonrisa malévola diciendo: “No puedo creerlo. Tu le montas cachos a Fernando.”

“Tú lo dijiste él es un estúpido por tenerme abandonada como si yo fuera un maniquí, sí que lo he hecho.”

“Cuantas veces, con quien, claro si puedo saberlo.”

“No me importa, se que tu no lo dirás a nadie. Ya perdí la cuenta, él mismo me trae a los hombres a la casa y ya perdí la cuenta con cuantos.”

“Eres una zorra Helena, pero una zorra con bolas tirarse a los amigos en su propia casa. ¿Cómo lo hace?”

“Fernando se queda dormido cuando no aguanta más la borrachera y entonces es cuando viene la acción para mí, yo creo que los amigos lo rascan a propósito, no me importa el caso es que estos tipos me follan aquí mismo en la sala frente a mi marido, mientras el tipo ronca.”

Las dos mujeres se quedaron mirando como si cada una de ellas quisiera leer los pensamientos de la otra, entonces casi como si la gravedad las llevara los dos pares de labios se unieron en un beso húmedo que duro varios minutos.

Después del beso Helena se aparto del abrazo suavemente y con voz entrecortada dijo: “Alguien podría entrar a la boutique, además mi hija está en la casa y podría vernos.”

Bianca entendió y la soltó completamente pero dijo: “¿Tú hija no sospecha nada?”

“Yo creo que ella lo sabe, debería ser muy ciega y tonta sino, pero nunca he recibido un reproche de ella, creo que ella entiende que Fernando se lo merece.”

“Si creo que así es.”

Bianca dejo la boutique con conocimiento que le daría a su hijo lo que él estaba buscando.

Continuará

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)
Ayúdame a mejorar el contenido del blog dejando tus comentarios o dándole una calificación a esta publicación. También puedes ponerte en contacto usando los medios que más te convengan 🙂

Si el relato lleva varios días sin continuación, es probable que no la tenga disponible 🙁 ¡pero talvez tu sí la tengas! 😀
Para compartir tu relato puedes usar las opciones que te damos en este enlace.
Relato anteriorLa inquilina, Parte 02 (de Cazzique)
Relato siguienteEl bedel, Parte 01 (de Peli)
En este perfil de usuario se asignarán los relatos que no hayan sido publicados por usuarios registrados. Siempre tendrás la opción de registrarte y solicitar crédito por la autoría del relato :)