ATENCIÓN:

El relato erótico "Las mellizas, Parte 17 (de Peli)" es un texto de ficción, ni el autor ni la administración de BlogSDPA.com apoyan los comportamientos narrados en él.

No sigas leyendo si eres menor de 18 años y/o consideras que la temática tratada pudiera resultar ofensiva.

  1. Las mellizas, Parte 01 (de Peli)
  2. Las mellizas, Parte 02 (de Peli)
  3. Las mellizas, Parte 03 (de Peli)
  4. Las mellizas, Parte 04 (de Peli)
  5. Las mellizas, Parte 05 (de Peli)
  6. Las mellizas, Parte 06 (de Peli)
  7. Las mellizas, Parte 07 (de Peli)
  8. Las mellizas, Parte 08 (de Peli)
  9. Las mellizas, Parte 09 (de Peli)
  10. Las mellizas, Parte 10 (de Peli)
  11. Las mellizas, Parte 11 (de Peli)
  12. Las mellizas, Parte 12 (de Peli)
  13. Las mellizas, Parte 13 (de Peli)
  14. Las mellizas, Parte 14 (de Peli)
  15. Las mellizas, Parte 15 (de Peli)
  16. Las mellizas, Parte 16 (de Peli)
  17. Las mellizas, Parte 17 (de Peli)
  18. Las mellizas, Parte 18 (de Peli)
  19. Las mellizas, Parte 19 (de Peli)
Tiempo de lectura: 2 minutos

El fotógrafo, Parte 3

A Miriam le irritaron tanto sus irónicos comentarios que me suplico que le dejara escoger las poses mas adecuadas, sin oponerme a ninguna, y que ya vería la diferencia.

No tuve mas remedio que claudicar y esa misma noche plasme las primeras fotografías de la bella jovencita completamente desnuda, revolcándose sobre las sabanas de su cama con sus camisas y ropas abiertas para que se viera todo su cuerpo con nitidez.

Sus poses, esta vez, eran sumamente indecorosas; procurando, siempre que podía, que no quedara ni el mas mínimo rincón de su anatomía oculto. Pero, al estar unidas a su carita de ángel, le daba un toque de erotismo, que hasta yo era capaz de apreciar.

Mas tarde, y ante mi asombro, empezó a hurgar con los finos deditos en su intimidad, con una soltura y habilidad que decía bien a las claras lo ducha que estaba en esos indecentes manejos.

Sus turbias manipulaciones pronto le hicieron poner los gestos mas elocuentes y expresivos de gozo y placer que yo había retratado jamas.

Y les puedo asegurar que estos no eran fingidos, pues la ardiente chiquilla termino por correrse de gusto ante la cámara, jadeando entre fogonazo y fogonazo de los flash.

Luego, mientras la arropaba, me confeso en voz baja que le excitaba horrores sentirse observada, y que había terminado por dejarse llevar por la pasión.

Durante los días siguientes Miriam me revelo poco a poco esta nueva e insospechada faceta oscura de su personalidad, la libidinosa, que me era totalmente desconocida, y que la hacia parecerse a su viciosa madre mucho mas de lo que me hubiera gustado.

Sin embargo he de reconocer que las turbadores poses que ejecutaba ante mi cámara eran justo lo que estaba buscado mi nuevo distribuidor, por lo que pronto gaste varios carretes fotografiándola en las posturas mas picaras e indecorosas que se le ocurrían, mientras me mostraba hasta el ultimo rincón de su anatomía. Su derroche de osadía termino por doblegar mi animo, obligándome a aceptar el vicio que ella llevaba dentro.

Esta vez el distribuidor no solo se quedo con la mayor parte de las fotografías, sino que me dio una generosa propina por el excelente trabajo realizado.

Me animo también a que siguiera en esa línea de trabajo, pero dándole un poco mas de morbo a las situaciones, para poder publicar las secuencias de fotos como si fueran historias.

Como ejemplo me enseño las de la masturbación, mostrándome la forma en que se encadenaban desde que la pequeña ninfa se acostaba en su cama medio desnuda hasta que sucumbía al placer de sus propias manitas.

Continuará

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 3 Promedio: 5)
Ayúdame a mejorar el contenido del blog dejando tus comentarios o dándole una calificación a esta publicación. También puedes ponerte en contacto usando los medios que más te convengan 🙂

Si el relato lleva varios días sin continuación, es probable que no la tenga disponible 🙁 ¡pero talvez tu sí la tengas! 😀
Para compartir tu relato puedes usar las opciones que te damos en este enlace.
Relato anteriorMi cuñadita
Relato siguienteInaudita, Parte 06 (de Incestuosa)
En este perfil de usuario se asignarán los relatos que no hayan sido publicados por usuarios registrados. Siempre tendrás la opción de registrarte y solicitar crédito por la autoría del relato :)