ATENCIÓN:

El relato erótico "La pervertida profesora Teresa, Parte 03 (de Johernan)" es un texto de ficción, ni el autor ni la administración de BlogSDPA.com apoyan los comportamientos narrados en él.

No sigas leyendo si eres menor de 18 años y/o consideras que la temática tratada pudiera resultar ofensiva.

  1. La pervertida profesora Teresa, Parte 01 (de Johernan)
  2. La pervertida profesora Teresa, Parte 02 (de Johernan)
  3. La pervertida profesora Teresa, Parte 03 (de Johernan)
  4. La pervertida profesora Teresa, Parte 04 (de Johernan)
  5. La pervertida profesora Teresa, Parte 05 (Final)
Tiempo de lectura: 34 minutos

Al siguiente día llegó Pedro esposo de Teresa y aunque había tensión en la relación entre ellos, los niños no sospechaban ya que desde que su papá se lo pasaba viajando parecía que cada uno de sus padres iba por su lado. Cuando era hora de dormir, tanto Pedro como Teresa cada uno se acostó en su lado sin hablar, pero luego de varios minutos Teresa dijo:

“Pedro, Pedro.”

Hubo un silencio pero luego Pedro respondió: “UHH, que pasa.”

Teresa se giro apoyando su cuerpo contra la espalda de su esposo levantando la cabeza y la boca contra el oído de él dijo mientras le acariciaba los hombros: “He estado pensando y Ok Puedes cogerte a Tania.”

Pedro abrió los ojos pero sin inmutarse dijo: “¿Qué significa eso Teresa?”

“¿Pensé que querías cogerte a mi hija?”

“Si de hecho sí, pero que espina te pico, ¿acaso no puedes ocultar lo puta que usted es?”

Teresa podría haberse sentido ofendida, pero en cambio dijo: “¿Usted que cree?”

“Que usted no puede esperar a tener todos los guevos de mis amigos dentro de tu coño.”

Teresa supo que su esposo no le estaba recriminando pero si jugando a algo sucio, entonces respondió: “¿Solo mi coño?”

“¿No se usted dígame?”

Mordiendo suavemente la oreja dijo: “En mi culo, boca, usted que cree soy una puta que le gusta que la cojan por cualquiera de sus huecos.”

“Vaya, vaya no te conocía Teresa.”

“Usted lo sabe muy bien, yo se que Ricardo te ha contado todo, ¿Qué más te ha dicho?”

“Perra.”

“Con mucho orgullo.” Ahora Teresa estaba acariciando la espalda desnuda de Pedro.

“Entonces deberíamos considerar tener un perro en casa.”

“Uno grande, más grande mejor.”

“¿Y los niños?”

“Me importa un carajo lo que piensen, lo más seguro es que lo van a disfrutar, pero primero tenemos que trabajar en ellos.”

“¿Tenemos?”

“De hecho sí, usted quiere convertir a mi pequeña Tania en tu puta personal entonces tiene que ayudar.”

“¿Ayudar, como voy ayudar?”

“Fácil, sería bueno que estuvieras más tiempo con tus hijos mientras estas en casa, mañana te podrías llevar a Pablo y Toni a casa de Ricardo, yo estoy segura que a la puta de Rita le encantaría, coméntele a Ricardo de mi decisión de formar parte de su grupo de swingers pero necesitamos acostumbrar a los chicos, quizás tengamos suerte y los dos pequeños terminen cogiéndose a Rita y la gemela.

Luego el domingo te lo llevas al centro y le compras lo que ellos quieran, sobre todo a Tania, usted debe empezar a comportarte muy cariñoso con ella así cuando yo le diga que usted no es su padre quizás ya este enamorada de usted.”

“¿Y tú Teresa?”

“Mientras yo tenga suficientes guevos no me hace falta marido, además yo podría ser la perra de la casa.”

“¿Eso quieres?”

“¿Por qué no?, tráeme un perro grande entrenado, y yo seré la perra.”

“Jajá, Okey.”

Ya Teresa estaba jugando entre el pijama de Pedro y dijo: “No quieres ver como esta mi coño todo mojado, además tiene un nuevo look.”

Pedro se volteo y arrodillándose en la cama desarropo a Teresa y luego la levantó poniéndola de pie, Teresa se quitó la bata y estaba desnuda debajo, Pedro miro el bulto pelón entre la entrepierna y dijo: “¡Que puta! Ahora pareces una prostituta.” La pareja tuvieron la mejor noche en mucho tiempo desde que se habían casado.

Al siguiente día luego que Pablo y Toni se habían levantado su papá los invito para que lo acompañaran a casa de Ricardo, los dos jovencitos parecían entusiasmados. Luego que salieron Teresa llamo a Camila para que fuera a su casa, una hora después la chica estaba tocando la puerta, Teresa fue y abrió la puerta, cuando estaban en la sala Teresa dijo: “Tania acaba de entrar al baño por lo que tenemos algo de tiempo, necesito que tú intimides con ella.”

“¿Cómo así profe no entiendo?”

“Hacerte amiga intima de ella, yo quiero que ella confié en ti, trate de seducirla yo quiero que mi hija sea una puta como usted.”

“Ah okey ya veo el punto.”

“¿Involúcrela con tus amigos, quizás ella quiera formar parte del club, cuento contigo?”

“Hare mi mejor, profesora.”

Mientras Teresa fue por una bebida fría para la jovencita, Tania salió del baño vestida en una bata larga de casa llena de dibujos infantiles mientras con un paño se secaba el cabello, Tania vio a Camila sentada en un mueble de la sala mientras su mamá servía una bebida, ella saludo a Camila con un gesto y volteando a su mamá que la estaba mirando dijo: “¿Donde está Pablo y Toni?”

“Salieron con su papá.”

“¡Pablo y Toni salieron con papá! Fin del mundo.”

“Jajá, ¿eso le dije y sabes que me dijo?”

“No lo puedo imaginar”

“mañana piensa llevarte junto con Pablo y Toni al centro para que compren lo que ustedes quieran.”

“No lo puedo creer.”

“Fin del mundo, bueno aprovecha su buen humor. Por cierto Tania, Camila va estar hoy en casa pero como yo voy a estar ocupada quiero que la atiendas, sería bueno que compartan juntas.”

“Okey”

Tania invito a Camila a su habitación y luego que rompieron completamente el hielo Camila pregunto: “¿Tienes novio?”

“¿Sí, pero mamá no sabe y tú tienes novio?”

“Yo no necesito novio, no me gusta que me estén celando. Así puedo tirarme al que me dé la gana.”

Tania abrió sus dos grandes ojos como almendras sin atinar a creer lo que había escuchado, Camila vio la chica y dijo: “No me digas que tú no te has tirado a alguien.”

“NOO…Bueno si a mi novio pero sólo una vez.”

Viendo el interés en la chica Camila dijo: “¿Te gustó?”

Tania miro a Camila y luego de una pausa respondió: “Sí, pero me da miedo si mamá se entera. ¿A ti no te da miedo que tu mamá sepa?”

“Ella sabe pero no le importa.” Entonces se acerco y como si no quisiera que otro escuchara agrego: “Mamá comparte sus amantes conmigo.”

“Tú mamá, ¿Qué?”

“Ella es una puta, también se tira a mis amigos que van a la casa.”

“Guao. ¿Quién es tu mamá?”

“Eso no importa, También el director del colegio se coge a mi mamá”

“¿Qué, cómo?”

“Ese tipo es un pervertido, una vez me pillaron en el colegio tirándome a un chamo en el baño y me llevaron a la dirección, llamaron a mi mamá y me suspendieron por un mes, cuando regrese apenas habían pasado dos meses cuando de nuevo me llevaron a la dirección, los profesores se reunieron en consejo y me iban a echar del colegio pero el director se opuso, pero luego mi mamá y yo fuimos llamados a la dirección de nuevo, si usted lo conociera ese tipo parece un san Nicolás por lo gordo y tiene el pelo blanco y barba como él, nadie sospecharía que es un pervertido, yo fui la más sorprendida cuando él tipo sin más le dijo a mi mamá que yo era una puta y si no quería que me botaran del colegio ella tenía que hacérselo allí mismo, mi mamá apenas me miro y sin ninguna objeción se tiro al tipo allí en la oficina mientras yo miraba, luego que acabo con mamá me obligo a que le mamara su verga que parece como un plátano de grande. Créeme Tania.”

Tania estaba atónita sin decir nada, entonces Camila agrego: “Luego me dijo que yo podía tirarme al que me diera la gana en el colegio pero que no quería otra queja de ese tipo en la oficina.”

Tania atino a decir: “¿y?”

“Ahora somos más precavidos y lo hacemos a escondidas.”

“¿Somos?”

“Sí, en el colegio tenemos un club y nos reunimos en secreto para tirar, ahorita somos veinte entre chamos y putas, más bien prostitutas.”

“¿Prostitutas?”

“Sí, nosotras somos las encargadas de recolectar dinero para hacer alguna fiesta o lo que queramos hacer, y la manera más fácil que conocemos es con el coño.”

“¿Me sorprendes Camila? Y nadie se ha enterado.”

“Todo mundo sabe, incluso algunas profesoras pero en la dirección no quieren saber más quejas del asunto, a menos que tengan algo serio.”

“¿Y?”

“El director me advirtió que si no tenemos cuidado la guachafita se acaba, por eso hacemos las cosas a escondidas.”

“¿Mi mamá sabe?”

“Por supuesto.”

Tania mostrando avivado interés dijo: “¿Como sabe?”

“Las PROSTI llevamos la falda más cortas y esa es la manera de publicitarnos, las profesoras saben y de hecho tu mamá también.”

“Qué raro de mamá, ella es tan recta.”

Camila quería replicar: “Tan puta dirás” pero en cambio dijo: “Sera que quiere enviarte un mensaje.”

“¿A qué te refieres?”

“No sé tú debes averiguar.”

Tania se quedo pensativa, luego de un momento de vacilación dijo: “Puede que tengas razón. Te voy a contar un secreto, yo creo que mamá tiene un amante a escondidas, ella siempre salía principalmente los fines de semana cuando papá no está, Pablo, Toni y Yo creíamos que ella andaba con sus amigas y nos parecía bien porque desde que papá se lo pasa viajando ella tiene que encargarse de todo, pero la última vez que salió hace más de un mes extravió las llaves de la casa y tuvo que tocar para que le abriéramos, los tres fuimos abrir la puerta porque no sabíamos quién era a esa hora en la madrugada y cuando vimos que era mamá no podíamos creer; mi mamá venía con un vestido que parecía más a una de las prostitutas que andan en la calle y ella había salido con pantalón y camisa, pero no solo eso sino que el vestido era tan corto que cuando apenas se inclinaba se le veía todo y estaba sin pantaletas, y estaba toda llena de manchas, como de semen por todo el cuerpo especialmente entre sus muslos, como estaba borracha solo se fue a su habitación sin importarle que Pablo y Toni la habían visto, al siguiente día estaba toda arrepentida, aunque yo creo que fue porque la habían descubierto, y prometió no volver hacerlo de nuevo, y desde entonces no ha vuelto a salir pero luego de unos días desde la última vez parece que todo le molesta.”

“¿Y?”

“Al principio estábamos, principalmente yo, enfadados porque ella no podía hacerle eso a papá, y más aún sospechábamos que con quien andaba no le tenía el menor respeto, pero luego que me paso el enfado entendía que ella tuviera un amante ya que papá apenas estaba en casa, pero no podía aceptar que ella se comportara como una puta sucia. Pero ahora que tú me cuentas lo que me acabas de contar no se qué pensar.”

“Averigua por ti.”

Las dos chicas dejaron la conversación por varios minutos hasta que Tania llamo de nuevo la atención: “Mi mamá conoce a tu mamá.”

“SIPI, hace unos días fue a mi casa, yo la invite, tu mamá conoce a mi hermanito que es un maricón, mi mamá fue la que extravió a mi hermano porque cuando alguien la cogía en la casa ella hacía que mi hermano estuviera con ella en la cama y le enseño como mamar un guevo y así empezó, desde pequeño luego que la abandono su último marido ella lo viste de mujer y cuando nos mudamos aquí siempre se viste de mujer que todos los vecinos piensan que es una niña”.

“¿Mi mamá piensa que es una niña también?”

“No, bueno al principio quizás pero luego que mamá se sentó al lado de él y le mamo el guevo se enteró.”

“¿De qué estás hablando, cuéntame? No puedo creer de mi mamá.”

“Cuando tu mamá entro a la casa y vio a mi mamá que por cierto está embarazada y ya le queda poco apenas llevando una franela que apenas le cubría las nalgas mostrando todo el coño completamente calvo y bien cuidado, ella incluso maquilla su coño, cuando apenas se doblaba yo pensé que la profe saldría asustada de la casa pero en cambio note que no podía apartar la mirada de mi mamá, yo se que mamá también se dio cuenta porque luego mientras limpiaba la cocina y los trastes ella se doblaba abriéndose mostrando completamente su coño hinchado y el hueco del culo que se abría cuando se doblaba dejando un túnel, yo miraba a la profesora y sus ojos estaban clavados en el culo y coño mientras trataba de llevar la conversación, yo sabía que mamá tenía algo en su culo, porque el director la obliga a que lleve siempre algo en el culo.”

“Espera, espera de que me hablas, ¿el director?”

“Sí el director, ese tipo es un hombre del culo y mi mamá trabaja en su casa como servicio y ese tipo la hace llevar ropa ridícula y se la coge en el culo, ya que el coño le pertenece a su hijo.”

“¿Qué cosa?”

“Mi mamá quedo preñada del hijo del director cuando él apenas tenía 16 años, Mi mamá empezó a trabajar en casa del director luego que fue al colegio y el director se la cogió allí y ella era como su puta para él pero un día él llego y vio a mamá que se estaba tirando a su hijo en el sofá de la casa y desde entonces mi mamá es su esclava y la hizo embarazar, por eso el coño le pertenece a su hijo.”

“¿Mi mamá sabe?”

“Sí, cuando se enteró quería saber más y fue cuando nos sentamos en la sala donde estaba mi hermano el maricón y ella empezó a contar todo, a ella le gusta decir que es una pervertida y le atraen principalmente los jóvenes, mientras contaba se masturbaba delante de nosotras y para el final se estaba mamando el guevo de mi hermano, fue cuando tu mamá se enteró.”

“No puedo creer que mamá acepte este comportamiento, principalmente del director del colegio.”

“¿Puede ser que te esté mandando un mensaje?”

“¿Qué hablas Camila?”

“Digamos, ella sabe quién soy yo y nunca me ha reprendido o aconsejado y luego de saber de mamá en vez de alejarse ella insistió a mamá que yo viniera a tu casa a ayudarla.”

“¿O sea que ella no está ayudándote para que mejores tus estudios?”

“Sí, pero eso no creo que sea la razón, ella sabe que si estamos juntas tu y yo, tu vas a saber quién soy yo y estoy segura que ahorita mismo ella sabe que yo te estoy contando todo, dejarnos solas fue planeado por ella, estoy segura.”

“Estoy chocada, no puedo creer eso de mamá, tan estricta ella, ese amante que tiene sí que la embrujó, ahora sospecho que la vez que la descubrimos todo fue una farsa y ella quería que nosotros nos enteráramos, yo no entendía que aunque estaba borracha porqué su vestido estaba a media nalga mostrando todo su coño y culo aunque ella sabía que Pablo y Toni estaban mirando y no tuvo la menor decencia de bajarse el vestido, más bien ella como una puta descarada fue directo a su habitación asegurándose que nosotros viéramos todo ese semen corriendo entre sus piernas, que puta hipócrita.”

“No sea tan dura con ella, yo veo que ella quiere que ustedes sepan que ella ha cambiado pero también creo que no tiene el valor de venir directamente a decirlo, yo que tú aprovecharía antes que ella se arrepienta y quiera volver a ser su antigua mamá.”

“Pues sí, usted tiene razón Camila, ella fue criada por mis abuelos bajo normas estrictas de una religión que ni siquiera deja a las mujeres maquillarse y siempre usan vestidos que prácticamente llegan a los tobillos, mi mamá quiere levantarnos como ella pero creo que ahora esta aburrida de eso, maldita sea Camila usted tiene razón.”

“Porque no te vistes algo sexy, algo que nunca usarías en casa y sal para ver cómo reacciona.”

“Yo no tengo nada sexy, como te dije quiere criarnos así como a ella, ni siquiera me deja maquillarme.”

“Si yo tengo razón a ella no le importa si te maquillas.”

“¿Tú crees?”

“Estoy segura, ¿Por qué no vas y traes el equipo de maquillar de la profe, yo soy buena en eso?”

“¿Ahorita?”

“Ahorita es el momento, no quieres aclarar las dudas, además que puede pasar sino decirte que te quites el maquillaje y a mi mandarme para la casa.”

“Okey, espera.”

Tania salió de la habitación y miro alrededor y no vio a nadie, entonces fue a la habitación de su mamá y busco la cajita que ella sabía allí estaban las cosas de maquillar de su madre que apenas utilizaba cuando tenía alguna reunión importante, luego salió de nuevo corriendo a su cuarto. Camila sentó a Tania frente a la peinadora frente al espejo y como una profesional empezó a cambiar el look de la jovencita, media hora después Tania no podía creer el cambio en su rostro, luego que termino de maquillar a Tania y hacerle un peinado le dijo: “¿Qué ves?”

Los ojos de Tania brillaban de asombro y respondió: “Cool.”

Camila dijo: “Tania porque no hacemos algo más atrevido.”

“¿Qué cosa?”

“Dame una franela y un pantalón jean que te quede ajustado, si es estreche mejor.”

“¿Qué piensas hacer Camila? Estás loca.”

“Ya verá.”

Tania dudo pero aún así busco en el closet una franela y el pantalón jean. Camila dijo a Tania que se pusiera el equipo, Tania miro a Camila, entonces se quitó el vestido de casa quedando en sostenes rosados que cubrían completamente las tetas que parecían dos pequeños melones redondos y pantaletas grandes rosadas, Camila dijo: “Quítate los sostenes y las pantaletas.”

Tania miro a Camila tratando de comprender pero luego de vacilar un momento se quito los sostenes dejando a la vista dos globos blancos grandes con aureolas de unos cinco centímetros de diámetro que finalizaban con pezones marrones arrugados gruesos que sobresalían unos dos centímetros, luego fue por las pantaletas bajándolas mostrando un parche negro justo entre sus piernas que mantuvo juntas, Camila dijo: “Ahora ponte los pantalones y franela.”

Tania se puso la franela y pantalones sin entender, pero cuando se miro al espejo vio una figura que nunca había visto antes, las tetas apretaban el tejido de algodón de la franela y los pezones estiraban el material hacia afuera haciendo que la tela colgara de ellos, pero luego la mirada se poso abajo donde el material del pantalón se encajaba en la entrepierna dejando a la vista dos abultamientos a cada lado como si las labias hinchadas buscaran romper el tejido del pantalón, la vista era obscena para la jovencita por lo que dijo: “Yo no puedo salir así, me veo vulgar.”

“Yo quiero que te veas vulgar, será la única manera de salir de dudas, confía en mí.”

Camila busco un color de maquillar y luego de poner a Tania firme trazó líneas en la franela y pantalón bajo la mirada atónita de Tania que entendió lo que la atrevida jovencita pensaba hacer pero no dijo nada, luego que Camila marcó mando a Tania a quitarse de nuevo el equipo, Tania lo hizo y miraba como Camila con unas tijeras que estaban en la cajita que había traído, hacia cortes en la franela y pantalón, luego que termino Tania se puso de nuevo lo que Camila le había alcanzado, luego que se puso el equipo miro de nuevo en el espejo y no podía creer lo vulgar que se veía; la franela fue cortada que apenas cubría los pezones dejando medio globo fuera, mostrando un ombligo redondo y profundo, una barriga pequeña blanca, el pantalón era de corte bajo y apenas cubría el parche de pelos, resaltando sus grandes caderas, Camila había recortado el pantalón de tal manera que la las nalgas sobresalían mostrando dos globos grandes redondos haciendo que el material se encajara en la raja dentro de ellas, adelante el material apenas cubría el vientre y el buche entre las piernas. Tania dijo: “Yo no voy a salir así Camila mi mamá me va castigar por lo menos por un mes.”

“Ponte unos tenis y confía en mí, ve donde tu mamá, llévale la ropa que tenías puesta a la lavadora yo espero aquí, vamos a cruzar los dedos.”

Tania dudo y Camila la empujo fuera de la habitación llevando la muda de ropa que se acababa de quitar, Tania fue fuera de la casa atrás al patio donde estaba su mamá en la lavadora, Camila miraba provocativamente mientras la jovencita meneaba sus dos grandes globos blancos hasta que se perdió de vista, entonces entro a la habitación y espero con ansiedad, pasaron unos minutos cuando Tania entro al cuarto toda sudorosa y excitada, cuando entro fue directo a la cama se sentó para luego decir mirando directamente a Camila: “No puedo creer Camila.”

“¿Cuéntame que pasó? Quiero detalles.”

“Okey, Cuando llegué al patio mi mamá estaba de espaldas ocupada en la lavadora, yo sentí que el corazón se me salía y pensaba en devolverme antes que me viera pero me animé y continué, cuando estaba justo detrás de ella, dije: `¿Mamá, me puedes lavar esto?’ Cuando ella se incorporo y volteo yo casi me desmayo pero ella apenas me miro de arriba abajo y alargo la mano para recibir mi ropa sucia, yo me sentí aliviada porque ella simplemente me dijo: `Justo estoy por comenzar otra lavada’ entonces me miro más detalladamente y me pregunto dónde estaba usted, yo le dije que se quedo aquí y me dijo si fue usted quien me dijo que me pusiera esto, yo no sabía que decir y apenas me quede callada, entonces ella dijo sarcásticamente. `Ese pequeño demonio, mira apenas te conoce y ya te esta extraviando, no es así diablilla, jajá’ yo supe que no me iba a regañar y me sentí aliviada, entonces agrego: `Tania mañana cuando tu papá los lleve al centro aprovecha de comprar, no deberías estar echando a perder tu ropa para eso,’ yo le sonríe, entonces me dijo: `anda vuelve a la habitación no deberías dejar a tu amiga sola’ yo quería empujar más allá y le pregunte si podía vestir así como yo estaba, y ella me dijo que yo era suficientemente madura como para saber que ponerme, cuando yo me gire para devolverme ella me dio una nalgada que me dejo marcada su mano haciéndome saltar por el dolor, entonces dijo: `Pobre de tu papá y tus hermanos si te vieran vestida así’ yo intrigada le respondí: `¿a qué se refiere mamá?’ ella me dijo un poco como si estuviera bromeando o así parecía: `Ay cariño ellos son hombres y si yo fuera hombre y tú fueras mi hija o mi hermana no sabría donde mirar para ocultar mi deseo’ yo le dije: `¿Mamá?’ pero ella respondió: `Si andas vestida así no quiero quejas, solo te digo esto como una advertencia’ luego me vine de nuevo pero no podía creer que la señora que está afuera en el patio es mi mamá, Camila yo creo que a mamá se le zafo una tuerca.” “Puede ser, sabes Tania yo creo que cuando la profesora no quiere quejas si andas vestida así más bien quiso decir que vista así y deje que te fastidien.”

“¿Tú crees eso Camila, no lo puedo creer?”

“Absolutamente, si la profe te hubiese dicho, `no quiero verte vestida así delante de tu papá y tus hermanos’ seria exactamente eso pero no dijo eso solo dijo: `no quiero quejas’ ¿me entiende?”

“Entiendo.”

“Oye porque no compras algo vulgar para ella, y dile que la quiere ver vestida con lo que tú le compraste. Ordénale”

“Estás loca Camila. Yo no puedo hacer eso.”

“Si, apenas lo compras y se lo das, ella lo va a guardar y probablemente nunca lo use pero si usted le dice que se lo ponga eso le servirá de estimulo. Confía en mí, yo sé cómo funciona esto.”

Camila estuvo en casa de Teresa hasta la media tarde luego cuando salió para su casa Tania se quito el equipo que Camila la hizo llevar y se puso un viejo vestido de casa, Teresa la vio y se sintió desilusionada, a ella le hubiera gustado que se quedara en esa ropa vulgar para ver la reacción de su esposo y sus dos hijos cuando regresaran luego de estar todo el día atormentados en casa de la puta de Rita y su hija.

Teresa estaba atrás en el patio cuando escucho la voz de Tania que la llamaba porque tenía una llamada, Teresa preguntó quien la llamaba y la jovencita dijo que era el señor Ricardo, Teresa tenía resentimiento con él porque desde que la dejo aquella noche frente a la casa luego de la ida a la granja llevándose las llaves de la casa y ella había pasado semejante vergüenza con sus hijos no se había reportado y aunque se sentía aliviada al principio que no lo hiciera ya que era más fácil para ella cumplir la promesa que había hecho a sus hijos, luego de pensar un momento Teresa dejo lo que estaba haciendo y corrió por el teléfono que estaba descolgado sobre la mesita donde Tania lo había dejado regresando a su habitación, ella recogió la bocina y como si al otro lado supiera escucho la voz fuerte y áspera que dijo:

“Perra te estoy llamando para que vayas mañana al motel que usted conoce.”

Teresa se sintió ofendida porque esperaba una disculpa pero en cambio como si ella era una esclava recibió una orden, sin embargo ella dijo: “Ricardo usted ya debería saber que yo no quiero seguir con eso.”

Con tono burlón escucho: “Eso es lo que usted quisiera pero tu coño sabe que está mintiendo.”

Teresa bajo la guardia y respondió: “¿Así que usted sabe cómo piensa mi coño, huh?”

“Usted es una puta Teresa y yo sé como piensan las putas, además hoy tuve una larga conversación con Pedro.”

“¿Qué hablo usted con Pedro?”

“Lo que es evidente, que usted está deseosa de ser una puta del grupo y una perra, por cierto yo tengo un pastor alemán bien dotado y entrenado y se lo puedo regalar si usted me lo pide.”

Teresa supo que Pedro le había contado de lo que habían hablado, ella estaba digiriendo las palabras cuando oyó: “Pedro me dijo que él estaría mañana con sus hijos todo el día fuera de la casa. Mañana te espero en el motel como a las nueve de la mañana y lleva un vestido sexy, tengo unos amigos que quieren conocerte, te sugiero que te laves bien ese culo y vaya preparada para ser cogida por unos sementales estos tipos no respetan huecos, hay uno que lo llaman `burro’ y mañana te vas enterara porque.”

Teresa que había estado todo el día húmeda solo pensando en la conversación que tuvieron Camila y Tania y casi se vino cuando vio a su pequeña vestida con ese vulgar shorts de jean que dejaba sus nalgas al aire y ahora solo con imaginarse a una polla grande hizo que ella cruzara las piernas por la piquiña, sin embargo respondió: “Yo no voy para ninguna parte.”

“Okey, usted se lo pierde puta, Mariela tendrá todo para ella sola.”

Teresa replico rápidamente: “¿Quién es Mariela?”

“La nueva puta que estoy entrenado, pero eso no es asunto tuyo, si va ya sabe tiene que ir con un vestido sexy.”

“Usted debe estar loco si piensa que yo voy andar por allí vestida con ese vestido vulgar de licra que apenas cubre mis nalgas, yo no voy a ir no me espere.”

“Okey perra.” Teresa escucho que el teléfono había sido colgado dejándola con la palabra en la boca. Luego pensaba para sí: “¿Mariela? Maldita puta”. Cuando colgó el teléfono escucho el carro de su esposo que entraba en el pequeño garaje, entonces fue a la cocina y espero, unos minutos después Pablo y Toni entraron casi atropellándose mientras reían entre ellos, ambos chicos saludaron a su mamá cuando la vieron y Teresa los miro fijamente sabiendo que algo extraño pasaba con ellos, luego que ellos se alejaron entro Pedro, y Teresa vio que estaba ebrio, lo miro y dijo:

“¿Qué le pasa a los chicos?”

Pedro miro a Teresa y dijo: “Esos chicos estuvieron todo el día siendo fastidiados por las putas de Rita y su pequeña.”

“¿A qué se refiere con fastidiados, Pedro?”

“Jiji, La muy puta de Rita andaba vestida con una camisa amarrada con un nudo justo bajo las tetas sin sostenes y unos shorts de jean que parecían más unos biquinis, usted se puede imaginar lo vulgar que se veía esa negra con las dos nalgas y las tetas bamboleándose libremente, lo mismo estaba la muy puta de su hija que no dejaba de manosear a Pablo y Toni, yo pensé que se los iba tirar allí mismo delante Ricardo, jiji.”

“Que descaradas, ya me suponía.”

En la noche cuando Pedro y Teresa estaban solos en la habitación Teresa le contó de Camila y como ella había hecho que su Tania usara semejante ropa vulgar, entonces le dijo: “Llévate a Camila junto con Tania y los chicos al centro, luego tu dejas a Tania y Camila para que ellas compren y usted se lleva a los chicos, yo estoy segura que Camila sabe que es lo que ella debe comprar.”

Aquella noche Teresa apenas pudo dormir y se levantó a preparar todo para que Pedro y los niños salieran temprano, cuando dejaron la casa ella miro el reloj y corrió atrás al patio por el trozo de manguera que ella había improvisado para limpiar su recto como había estado haciendo desde el día que ordeno el director y luego fue al baño, cuando salió fue a la habitación y se maquillo cuidadosamente como hizo cada vez que tuvo las aventuras luego busco en un cajón donde había escondido el equipo vulgar que Ricardo la hacía llevar. Teresa se vistió en los sostenes de media taza y las pantis que parecían más unos hilos, luego la licra roja que apenas llegaba a medio muslo pero que hacía que las nalgas flotaran y un escote redondeado que mostraba suficiente hendidura para hacer que los globos blancos buscaran salirse, luego de sacar unos tacones de cinco centímetros y ponérselos se miro en el espejo y dijo para sí: “Que vergüenza Teresa, pareces una puta, ese desgraciado de Ricardo como se atreve hacerme salir así a la calle donde los vecinos que me vea que van a pensar de mi,” se miro de nuevo y fue a la calle, cuando salió a la calle miro y se alegro que a esa hora no había nadie, Teresa se apuro a la parada antes que alguien la viera.

Era la primera vez que salía con semejante vestido y no dejaba duda para cualquier extraño que la viera que ella no podía ser una madre ejemplar, mientras caminaba se arrepintió y quiso regresar pero ya estaba en la parada y la camioneta se detuvo y como una sonámbula se subió, cuando se sentó vio que todos la estaban mirando, Teresa sintió vergüenza y quería que se abriera un hueco y se la tragara por lo que bajo la mirada y así fue por todo el camino hasta que se bajo en la plaza, cuando se bajo de la buseta miro alrededor todavía toda avergonzada, apenas iban a ser las nueve de la mañana y a esa hora en la plaza apenas habían algunas personas que caminaban alrededor, Teresa miro y supo que ella era la única vestida de esa manera a esa hora y los que pasaban a su lado la miraban lujuriosamente desnudándola, ella camino rápidamente al motel.

Teresa subió los escalones y fue directo a la puerta de la habitación, su vestido se había recogido encima de las nalgas y ella se esforzó para llevarlo a su lugar luego toco la puerta y en un minuto Ricardo abrió la puerta y la miro con una sonrisa burlona luego dijo: “No te podías aguantar verdad puta sucia,” luego la tomo por la mano y con un empujón la mando adentro haciendo a Teresa trastabillar casi haciéndola caer, cuando Teresa se recupero vio alrededor y en colchonetas en el piso a lo largo de la habitación, y en un rincón al lado de una pequeña nevera había una mesa y sentadas alrededor habían cinco hombres medio vestidos mal encarados que jugaban cartas mientras tomaban cerveza pero que en este momento la miraban a ella, luego la mirada regreso a la puerta cuando escucho el golpe cuando Ricardo la cerró y dijo dirigiéndose al grupo de hombres:

“Esta es la puta que les había prometido, pero no es cualquier puta ella es la esposa de uno de mis empleados y madre de tres adolescentes, pero le gusta que la traten sucio y le den duro por todos sus huecos, es toda suya muchachos.” Entonces Ricardo abrió de nuevo la puerta saliendo y cerrando de nuevo dejándola a ella allí, Teresa quería correr a la puerta pero las piernas le fallaron, luego que la puerta estaba cerrada ella vio a los hombres que se levantaban de los puestos donde estaban y cuando estaban de pie la mirada fue directo a las entrepiernas; los hombres solo llevaban calzoncillos sueltos que llegaban a medio muslo hechos de una tela suave que casi se trasparentaba por las masas de carne que flotaba desde la entrepierna y apuntaban hacia afuera como si quisieran romper la tela, pero la mirada se centro como hipnotizada en una cabeza morada del tamaño del puño de un niño que sobresalía de la manga derecha de la pierna, Teresa levantó la mirada y vio al hombre que le sonreía, ella supuso que como le había dicho Ricardo este era al que llamaban `el burro’ A pesar que nunca había visto a ninguno de estos hombres que estaban tatuados en los brazos y pecho ella no corrió a la puerta. Por las visitas anteriores a esta misma habitación ella sabía que el espacio de la habitación apenas era el cuarto grande donde ellos estaban, un pequeño porche que miraba a la calle en la plaza y el baño, y como no vio a ninguna otra mujer pensó en la manera tan fácil cómo Ricardo la había timado, ella pensó; `Maldita sea Ricardo.’ Los hombres fueron por ella y sin perder tiempo uno de ellos la agarro y la empujo a las colchonetas haciéndola tropezar y caer, como si ella fuera una especie de carnada los hombres como perros hambrientos se arrodillaron alrededor de ella luego de quitarse los calzoncillos exponiendo los trozos de carne que estaban semi erectos; Teresa estaba asustada pero la mirada fue directamente a los trozos de carne negra como troncos que colgaban a medio muslo pero al que llamaban `el burro’ llegaba casi a la rodilla y era el más grueso como si fuera un brazo que salía de la entrepierna, sin ninguna consideración las manos fuertes tiraban al vestido sobre la cabeza dejándola en las pantaletas porque los sostenes volaron junto con el vestido, uno de los hombres empujo las piernas de ella abriéndolas para posicionarse en medio y luego de agarrar el cordón que era la banda de las pantaletas las tiro duro hacia la rodilla mientras Teresa levanto las piernas al aire doblándolas para hacer el trabajo más fácil, el hombre saco las pantaletas y las tiro lejos para luego posicionarse entre la entrepierna, el hombre bombeo su verga unos segundos hasta que estaba dura y la posiciono en el coño grande hinchado que estaba completamente mojado por sus propios jugos, luego empujo de un golpe haciendo chillar a Teresa de dolor por el invasor que estrecho las labias, pero el dolor se torno en placer cuando la punta toco fondo y Teresa se abrió completamente mientras el hombre agarro los muslos de ella y con movimiento rápido y rítmicamente la cogía, unos minutos después ella era una masa de carne en los brazos de aquel hombre y dejándose llevar por la lujuria ella busco desesperadamente en las entrepiernas de los demás hombres, los tipos que estaban a cada lado de la cabeza y bombeaban su virilidad soltaron sus manos mientras Teresa con desespero agarro los troncos y empezó a bombear para luego levantar la cabeza y chupaba en cada uno metiéndoselo con dificultad hasta donde podía, los otros hombres se aproximaron y con las cabezas de sus guevos manoseaban las tetas llenándolas del jugo de sus varas. Teresa con abandono ella misma luchaba por más moviendo las caderas, el hombre que la cogía dijo: “Esta puta no se conforma con la mía, te quiere `burro'” los hombres reían y `burro’ se levantó donde manoseaba una teta y luego que el hombre saco su palo y se levantó `burro’ se posiciono y de un golpe empujo haciendo a Teresa atragantarse con la cabeza que tenía mientras hacía una mueca pero luego que se recupero saco la cabeza de la boca y se posiciono mejor agachando la cabeza y con las dos manos abrió sus nalgas para darle la bienvenida a la masa que tenía entre sus piernas y con voz lujuriosa dijo: “Eso papi, dame toda esa verga, mi puto coño la quiere hasta el fondo.”

Entonces agrego: “OH sí que rico, dámela toda, SI, Si eso es.” Mientras los hombres habían intercambiado posiciones y de nuevo Teresa se dedico a mamar mientras se revolcaba. Cada cierto tiempo los hombres se turnaron cogiéndose a Teresa y para la tercera ronda cada uno vació sus bolas llenando el túnel, cuando todos habían vaciado las bolas se levantaron y fueron a la nevera por más cervezas mientras Teresa yacía tirada en la colchoneta con chorros de semen que brotaban de la raja del coño y todo su cuerpo estaba bañado en sudor. Los hombres se establecieron en sus bancos alrededor de la mesa mientras tomaban cerveza y empezaron a jugar de nuevo cartas por una media hora, cuando Teresa se recupero y se sentó en la colchoneta, el que parecía el líder la llamo: “Venga puta traiga cerveza.”

Teresa se levantó como sonámbula y fue a la nevera mientras semen seguía chorreando por los muslos al suelo y saco cervezas y luego de destaparlas las llevó a la mesa, el tipo que estaba más cerca de ella la tomo y con un empujón la sentó en sus piernas peludas mientras dijo: “Tomate una cerveza perra.” Teresa pensó en negarse pero ya tenía una cerveza en los labios y ella abrió la boca y tomo, luego de pasar el primer trago amargo y mientras el hombre jugaba con una mano mientras con la otra acariciaba una teta ella llevo de nuevo la cerveza a la boca y esta vez el liquido le pareció agradable, y rápidamente se termino de tomar la cerveza. Los hombres tomaban cerveza y jugaban mientras Teresa fue compartida para que la manosearan por cada uno de ellos mientras echaban chistes obscenos, una hora después Teresa se había tomado cinco cervezas embriagándola y también reía con cada chiste de ellos, el jefe dijo luego de terminar la última partida: “Ya es hora de una nueva ronda” dirigiéndose a `burro’ dijo: “Burro traiga la crema” `burro’ se levanto y fue por uno de los morrales y fue cuando Teresa se dio cuenta que los hombres no eran de la ciudad y estaban de paso, un frio paso por su cuerpo, pero rápidamente se olvido cuando vio que el hombre sacaba de un morral una perola de vaselina, ella supo cual era el propósito y su culo pico cobrando vida, cuando el hombre regreso y le mostro a Teresa que le sonreía la puso sobre la mesa, el jefe se levanto y dirigiéndose a Teresa: “Vamos puta ponte en cuatro en la colchoneta y levanta ese culo.” Teresa tomo la perola y con paso sensual fue al colchoneta y se puso en cuatro abriendo las piernas mientras agacho la cabeza aplastando las tetas contra la colchoneta con las dos manos abrió las dos grandes nalgas blancas apuntando a los hombres para luego decir: “Así le gusta papi, venga cógeme mi culo que está ansioso de tener esa verga grande.”

Los hombres reían y cada uno de ellos fue arrodillándose al lado de la mujer mientras uno de ellos tomo la vaselina y luego de poner bastante entre las nalgas en el culo que ya estaba abierto empezó a restregar metiendo rápidamente tres dedos y haciéndolos girar mientras Teresa chillaba diciendo cualquier cosa vulgar de ella misma mientras meneaba las caderas al ritmo del movimiento de los invasores en su culo, cuando el hombre vio que estaba lista se posiciono y puso la punta en el borde arrugado y empujo un poco hasta encontrar el anillo anal y luego empujo duro pasando la cabeza y el tronco hasta el fondo haciendo a Teresa gritar pero de placer, luego empezó a coger a la mujer. Cada uno de ellos la fue cogiendo hasta que vaciaron sus bolas para darle espacio al otro dejando de último a `burro’ que a pesar que el hueco estaba todo suelto se esforzó para penetrarla mientras Teresa agarraba duro la colchoneta y chillaba. Cuando los hombres vaciaron cada uno sus bolas quedando satisfechos dejaron a Teresa tirada en la colchoneta mientras ellos se levantaban; Teresa estaba agotada y se quedo dormida despertando una hora después para verse que estaba sola en la habitación, ella miro y no estaban los morrales y supo que los hombres habían dejado el lugar, ella se levanto y fue al baño.

Cuando iba salir vio el reloj que estaba en la pared y supo que ya era de tarde, ella quería llegar a la casa antes que regresara su esposo e hijos, no sabía qué pasaría si ellos la vieran llegando en semejante facha, ella corrió y cuando llego a la plaza camino directo a la parada; la plaza estaba repleta de gente principalmente familias que compartían juntas, aunque habían otras mujeres que vestían como ella principalmente prostitutas a ella le parecía que todas las miradas estaban sobre ella. Cuando llegó a la parada miro en su bolso y busco dinero entonces paró un taxi que pasaba, era un hombre que la miro como si ella era una prostituta, Teresa sintió vergüenza pero la enmascaro con una sonrisa mientras le indicaba cuanto le cobraba por llevarla a su casa. Cuando el taxi llego al barrio e iba por la calle rumbo a la casa estaba llena de gente, vecinos que estaban sentados en las puertas de sus casas mientras los niños jugaban en la calle, ella se alegro que estaba segura dentro del taxi y nadie la veía aunque cuando pasaba el taxi lentamente se esforzaban por mirar, cuando el taxi se detuvo frente a la puerta Teresa saco el dinero y pago, luego saco las llaves de la casa y cuando estaba lista se bajo y sin mirar a los lados abrió la puerta de la casa y entro, sintiendo que su corazón se le salía y llena de vergüenza pensando quien podría haberla visto, luego de pasar el susto fue a la ventana y con cuidado retiro la cortina y miro a la calle donde la mirada llegaba y vio que nadie estaba afuera frente a su casa, Teresa respiro profundo y se retiro para darse cuenta que aún su esposo e hijos no habían llegado, entonces ella apuro a su habitación y luego de desnudarse al baño para quitarse cualquier rastro del acto adultero.

Cuando ya estaba cayendo la noche Teresa escucho el carro mientras ella preparaba la cena y unos minutos después la puerta se abría y cada uno de los chicos llevaba una bolsa de papel pero Tania llevaba dos y Pedro una Bolsa. Pablo y Toni entraban jugando entre ellos mientras Tania los seguía y detrás de ellos su papá, Teresa dejo lo que estaba haciendo y fue a recibirlos dándoles un besito en la mejilla mientras a Pedro le daba un piquito, Pablo y Toni no podían esperar y fueron a la mesa del comedor, cada uno vacio el contenido sobre la mesa, cada bolsa tenía un teléfono celular y un par de zapatos, pero los chicos estaban interesados era en los teléfonos y rápidamente los sacaron de la cajita que los contenía y lo encendieron para luego mostrárselo a su mamá, pero Teresa apenas podía ver porque ellos estaban demasiado excitados tratando de explicar las funciones a ella cada uno casi gritando sin dejar hablar al otro, Teresa miro a Pedro y Tania que sonreían mientras los chicos parecían unos niños con juguete nuevo. Luego que ellos se calmaron Teresa les ánimo a cuidarlos y entonces dirigiéndose a Tania le dijo que había en cada bolsa, Tania se resistió principalmente porque mientras iban camino a casa Toni había agarrado la bolsa de ella y empezó a sacar los ítems mientras ella luchaba por quitárselos, los dos chicos se burlaban de ella y amenazaban con decirle a su mamá, cuando Teresa invito a Tania a mostrar el contenido de la bolsa Toni dijo: “Sí Tania muéstrele a mamá lo que compraste.”

“Cállate mocoso.”

Teresa intervino: “Ya basta de ustedes dos, ahora Tania vacié el contenido nosotros queremos ver.”

Tania con resistencia tomo la bolsa y vertió el contenido, Teresa apenas pudo ocultar su sorpresa y alegría, Teresa supo de inmediato que allí estaba la mano de Camila, sobre la mesa había tres minifaldas; una de cuero, Jean y la tercera de una tela suave que volaría con una brisa suave, también dos shorts de jeans que parecían pantaletas con volados deshilachados, pantaletas de licra, cacheteros, y pantaletas que eran hilos con un pequeño triángulo, sostenes de media taza, y unos tacones altos, todos miraban pero Toni dijo: “Vea mamá, yo estoy seguro que eso fue su amiga Camila que le dijo que comprara eso. ¿Verdad que usted no la va dejar usar eso?”

Teresa miro a Tania, entonces a Pedro y dijo: “¿Usted sabía que ella compró todo esto?”

Pedro respondió: “Sí, yo creo que ella ya tiene suficiente edad para saber que se va poner.”

Teresa pensó entonces dirigiéndose a los dos jovencitos dijo: “Yo también estoy de acuerdo con su papá, ella ya tiene suficiente edad para escoger por sí misma.”

Toni replico: “Pero mamá.”

“¡Nada de peros!, ya esta conversación se acabo, entonces dirigiéndose a Tania dijo: “Ahora muéstrenos que hay en la otra bolsa.”

Tanía respondió con timidez, “Yo no sé mamá, usted se va molestar.”

“Nadie se va a molestar, ya todo se aclaro y aquí nadie va criticar lo que usted quiere usar.”

“Pero es que no es para mí.”

“¿Explícate jovencita, para quien es?”

“Para usted, pero no fue idea mía, fue de Camila.”

Teresa casi muerde su labio inferior cuando escucho eso, entonces su interés subió exponencialmente por lo que había en la bolsa y dijo: “Ok ya veo, ahora vacié el contenido”

Tania vacio el contenido y la mayor sorpresa estaba en la cara de los dos jovencitos, Teresa miro un poco sorprendida y sintió una piquiña en su coño cuando vio el descaro de Camila, sobre la mesa estaban los mismos ítems que Tania había comprado para ella pero en medida mayor, también habían unas franelas cortadas que ella supuso que apenas cubrirían sus tetas. Pablo dijo: “¿Usted se paso Tania como se atreve a comprar esto para mamá?”

“Pero no fue idea mía.”

“Si, Si ya te creo, oxea que si ella te dice que te lances por un barranco tu lo haces.” Entonces dirigiéndose a su mamá dijo: “Mamá usted debería considerar seguir trayendo a esa chica aquí a la casa.”

“Ya basta de ustedes chicos, ustedes tienen que madurar, tenemos que aprender a soportar los defectos de los demás.” Entonces dirigiéndose a Tania dijo: “Gracias cariño.” Entonces de nuevo a los chicos dijo: “En vez de criticar deberían seguir el ejemplo de su hermana que se acordó de mi.”

Los dos jovencitos bajaron la mirada, pero Toni dijo rápidamente: “¿Mamá usted va usar eso?”

Teresa miro a él con conocimiento de lo que en realidad quiso decir; `Mamá yo quiero verla usando eso’ pero ella dijo: “Ya veremos.”

Entonces dirigiéndose a Pedro que le sonreía con conocimiento dijo: ¿Y usted Pedro que compro?”

Pedro vació el contenido y dijo: “Esto es para usted Teresa, sólo se me ocurrió”

Teresa miro y allí habían dos cajitas; una era un teléfono celular como los que habían comprado los chicos y la otra no estaba segura por lo que ella fue y al abrió y supo que era una cámara de video. Teresa fue donde su esposo y le dio otro piquito dándole las gracias.

… Teresa estaba en el salón sola adelantando trabajo porque este periodo lo tenía libre cuando entro Camila, Teresa levantó la mirada cuando escucho la puerta abrirse y cuando vio la chica siguió escribiendo sobre el escritorio. Camila se acercó junto con una silla que puso de un lado y se sentó, estuvo unos minutos mirando a la profesora que parecía concentrada sin prestarle atención, luego dijo: “¡Profesora usted tiene admiradores!”

Teresa termino la oración y entonces levantó la mirada mirando la jovencita que le sonreía, Teresa la miro extrañada y dijo: “¿De qué coño estás hablando Camila?”

“Hoy los compañeros del club estaban excitados preguntando quien era la mujer madura que se habían cogido en el parque, especialmente Linares me estuvo presionando hasta que lo puse en su lugar.”

“¿Usted dice Joaquín Linares de cuarto año, él era uno de ellos, la verdad yo no me fije en ninguno?”

“Sí, él era uno y el principal fans pero también los demás también, y ahora quieren cogerte de nuevo.”

“UH ya veo.”

“Este viernes tienen gang-bang en el gimnasio en la tarde.”

Teresa miro fijamente a Camila y dijo: “Este viernes tenemos asamblea de padres y representantes en el gimnasio, o se les olvido que no habrá clases.”

“Sí, ellos saben pero justo cuando ustedes estén en la asamblea ellos tendrán su fucking-fucking con Mariela Salinas.”

“¿Mariela Salinas, la mamá de Jonatán de tercer año?”

“¿Ella misma profe, usted la conoce?”

“Sí, por supuesto, yo soy la profesora guía de ese grupo y fui a conocer la madre de Jonatán al igual que los demás de mi grupo, pero ella me pareció tan decente y recatada, de hecho su esposo es abogado y trabaja en la fiscalía.”

“Sera muy decente y recatada pero en su casa, porque la mujer es una tremenda puta.”

“No lo puedo creer ¿cuéntame cómo cayó en las garras de tus amigos?”

Camila se acomodo en la silla mientras Teresa prestaba atención: “Jaime que estudia en la misma sección de Jonatán son amigos desde primer año, ellos estaban un día en su casa haciendo una tarea juntos, ese día estaba un albañil haciendo un trabajo en la casa en el patio, Jaime y Jonatán estaban en la sala haciendo la tarea, Jonatán siempre se está burlando de su amigo porque dice que está enamorado de su mamá, la verdad cualquiera que tenga un pito entre sus piernas se le para cuando ve ese despampanante culo y tetas y aunque ella viste recatada como usted dice parece que ella se las arregla para hacerse notar, sonó el teléfono de la casa y Jonatán mando a Jaime a buscar a su mamá que estaba llevándole un refrigerio al albañil y cuando Jaime corrió atrás a la casa quedo paralizado en seco cuando vio al albañil que tenia a Mariela pegada contra la pared y ella misma tenía su vestido recogido mientras el tipo se la cogía, Jaime saco su teléfono y tomo varias fotos y entonces regreso donde Jonatán sin llamar a Mariela y entonces Jonatán salió al patio.” Teresa interrumpió: “¿Qué paso, Jonatán vio a su mamá mientras el hombre se la cogía?”

“Esa misma pregunta le hice a Jaime cuando me entere, Jaime dijo que Jonatán regreso varios minutos con su mamá adentro a la casa, pero él no le comentó nada.”

“Okey continúe”

Jaime que sabía del club y siempre quiso formar parte de este fue a Pancho que es el líder y le mostró las fotografías, entonces al otro día Jaime y Pancho fueron a la casa de Mariela sin que Jonatán supiera y Pancho, usted sabe lo malandro que es él, obligo a Mariela para que tuviera sexo con él y Jaime allí mismo o sino su esposo lo sabría, Mariela apenas rogo pero los chamos no necesitaron mucha presión y se la cogieron, Pancho tomo más fotos y así fue como ella llego a ser una de las putas del club.

“¿Entiendo pobre mujer, y como coño van a cogérsela durante la asamblea?”

“Fácil, ella no va estar en el auditorio peri si en la parte de atrás, detrás de las cortinas, si usted quiere ver date una vueltica por los camerinos.”

“Quizás vaya a ver, ya veremos.”

Camila apenas dijo: “Por cierto profesora el director te quiere ver en su oficina.”

Teresa reacciono parándose de la silla, respondió: “Maldición, porque me está haciendo perder tiempo.”

“Perra, parece que estuviera en celo todo el tiempo.”

Teresa no respondió, y salió apurada a la oficina del director. Cuando llego al pasillo frente a la oficina del director Teresa vio que apenas había dos personas sentadas esperando fuera para ser atendidas por la administración pero no había nadie en espera para la dirección, también vio que Sofía no estaba, miro su reloj y supo que aun tenía una hora antes del siguiente periodo, Teresa se acerco al mostrador donde debería estar Sofía y miro extrañada, entonces dirigió la mirada a la puerta de madera grande de la oficina y estaba completamente cerrada, sin embargo Teresa apretó el botón del intercomunicador que se comunica con el director y dijo: “Soy Teresa.”

Espero unos segundos y cuando se disponía a regresar al salón escucho la puerta abrirse apenas un par de centímetros, nadie salió, ella vaciló pero fue a la puerta y con temor abrió asomando la cabeza adentro y vio un espectáculo que la heló; el director estaba desnudo de la cintura para abajo mientras Sofía completamente desnuda apoyaba sus dos manos sobre el borde del sofá mientras le daba la espalda al director con el culo al aire completamente abierta. Entonces escucho la voz autoritaria: “¡Te vas a quedar allí parada y cierra la puerta!”

Teresa paso y fue cuando vio que Sofía tenía clavado en su culo un falo de goma grueso como un salchichón mientras el director lo empujaba penetrándolo más, el hombre continuo: “Ya sabe que hacer puta, venga y atiende mi guevo.” Teresa rápidamente se desnudo tirando la ropa al piso y se arrodillo apoyando la cabeza en la nalga marrón de la mujer que apenas gemía de placer y con la mano derecha tomo el palo arrugado gordo que colgaba de las piernas grasientas y manoseo bombeando para recobrara vida y luego metió la cabeza entre las piernas chupando ávidamente, después de varios minutos ya Teresa se había abandonado y chupaba con furia poniendo el trozo de carne completamente tieso como un tronco, de repente sintió una mano que la empujo por la cabeza soltando lo que tenía entre los labios y escucho: “Ahora metete entre las piernas de esta puta y chupa su coño.” Teresa miro y fue dentro de las piernas de Sofía sentándose completamente en el piso mientras apoyo la espalda contra la pared del sofá, entonces con las dos manos hurgó en los muslo dentro de la entrepierna para tener acceso a un coño hinchado con labias externas morenas completamente calvo y mojado, Teresa se esforzó y metió su cara hasta que los labios hicieron contacto con la vulva caliente y chupo haciendo chillar a Sofía mientras se abría más para darle un mejor acceso aquella boca hambrienta, el director saco la pieza de caucho que era una copia de un guevo de burro con la cabeza floreada y tirándoselo a Teresa dijo: “Usted sabe qué hacer con esto.” Teresa sin despegar la boca mientras chupaba las labias estiro la mano izquierda buscando a tientas en el piso agarro la masa de goma que pesaba cerca de un kilogramo, cuando lo tenía ella soltó los labios y entonces con esfuerzo se puso en cuclillas y posiciono el palo en el piso y se lo metió en su coño casi completamente acompañado de un gemido, entonces regreso a chupar del coño de Sofía mientras el director ya la había clavado en su culo con su vara de carne, Teresa chupo mientras jugaba con las bolas del hombre, el director sacó el palo y se lo metió en la boca de Teresa que chupo como una niña a una chupeta para luego sacarlo y posicionarlo de nuevo en el culo de la mujer, por varios minutos se repitió hasta que el hombre vacio sus bolas en el culo de Sofía y se retiro, entonces dijo: “Ahora sal de abajo y muéstreme ese culo mientras con la lengua limpia el

culo de esta perra.”

Teresa con avidez salió de debajo y se levantó y el palo de goma cayó al piso dejando su coño boquiabierto completamente, entonces dio la espalda al director abriéndose completamente ofreciéndole las dos grandes y redondas nalgas que se partieron dejando un túnel profundo, luego con las dos manos abrió las dos nalgas de Sofía que permanecía impávida dejando a la vista un túnel boquiabierto que pululaba semen, Teresa pego la boca y empezó a lamer limpiando con la lengua metiéndola dentro del hueco del culo, el director recogió del escritorio un tubo de vaselina y fue detrás de Teresa y empezó a jugar con el culo untándolo completamente para luego meter un dedo y girar, luego dos, luego tres y giraba haciendo que las paredes y anillo cedieran mientras Teresa meneaba el culo alrededor de la mano, cuando el director sintió que estaba lista recogió la masa de goma y posiciono la punta en el hueco, Teresa espero quedándose completamente quieta y de repente sintió que ese monstruo se abría espacio penetrándola, era la primera vez que algo de ese tamaño entraba en su culo y sentía que la partía pero el dolor se torno rápidamente en placer y cuando la cabeza paso el anillo anal este entro de un golpe hasta la mitad haciendo a Teresa gritar, mientras las uñas las clavaba en las nalgas de Sofía que esperaba estoicamente. Teresa regreso a limpiar con su lengua el culo de Sofía mientras el director empujaba y sacaba ese monstruo hasta que este deslizaba y salía con facilidad, unos minutos después el director dijo: “Sofía ponte debajo de esta puta y no permita que nada que salga de su coño caiga al piso.”

Sofía sabía qué hacer y fue debajo de Teresa en cuclillas y posiciono su boca pegándolo en el túnel obscenamente abierto, el director aceleró la penetración y entonces en unos minutos Teresa gritó meneándose y no pudo aguantar más y un chorro de orines salió directamente a la boca de Sofía, luego de otros golpes no pudo aguantar y la golpeo un orgasmo y soltó completamente la vejiga llenando la boca de Sofía que se esforzaba por tragar para que no se derramara al piso, el director se retiro y fue por sus pantalones poniéndoselos mientras las dos mujeres se revolcaban; Sofía esforzándose por tragar tratando de mantener la boca pegada al coño mientras Teresa se meneaba en la cara de Sofía. Cuando las dos mujeres terminaron, Sofía se levanto del piso y luego de ponerse el vestido salió de la oficina, Teresa hizo lo mismo pero antes de salir escucho: “Esta haciendo muy bien Teresa, pero debería considerar traer tu falda más corta, y en tacones más altos.”

Teresa miro fijamente al director que ya estaba en su puesto de mando y respondió sumisamente: “¡No puedo! Ya mi falda y botones de la blusa sueltos han causado un alboroto.”

“Yo diría que las opiniones están divididas, y las que se escandalizan aun no han presentado ninguna queja y si lo hicieran de aquí no va salir porque nosotros no tenemos código para el uniforme, ni siquiera tenemos uniforme, y usted lo sabe. Solo los estudiantes tienen uniforme pero aún así no hay código del largo de la falda. ¡Además es una orden!”

“Como se atreve, no puedo.”

“Vete puta.”

Continurá

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)
Ayúdame a mejorar el contenido del blog dejando tus comentarios o dándole una calificación a esta publicación. También puedes ponerte en contacto usando los medios que más te convengan 🙂

Si el relato lleva varios días sin continuación, es probable que no la tenga disponible 🙁 ¡pero talvez tu sí la tengas! 😀
Para compartir tu relato puedes usar las opciones que te damos en este enlace.
Relato anteriorEl abuelo Javier
Relato siguienteMarcela, Parte 01
En este perfil de usuario se asignarán los relatos que no hayan sido publicados por usuarios registrados. Siempre tendrás la opción de registrarte y solicitar crédito por la autoría del relato :)