ATENCIÓN:

El relato erótico "Inmaculada, Parte 04 (de Nexus6)" es un texto de ficción, ni el autor ni la administración de BlogSDPA.com apoyan los comportamientos narrados en él.

No sigas leyendo si eres menor de 18 años y/o consideras que la temática tratada pudiera resultar ofensiva.

  1. Inmaculada, Parte 01 (de Nexus6)
  2. Inmaculada, Parte 02 (de Nexus6)
  3. Inmaculada, Parte 03 (de Nexus6)
  4. Inmaculada, Parte 04 (de Nexus6)
  5. Inmaculada, Parte 05 (de Nexus6)
  6. Inmaculada, Parte 06 (de Nexus6)
  7. Inmaculada, Parte 07 (de Nexus6)
  8. Inmaculada, Parte 08 (de Nexus6)
  9. Inmaculada, Parte 09 (de Nexus6)
  10. Inmaculada, Parte 10 (de Nexus6)
  11. Inmaculada, Parte 11 (de Nexus6)
  12. Inmaculada, Parte 12 (de Nexus6)
  13. Inmaculada, Parte 13 (de Nexus6)
  14. Inmaculada, Parte 14 (de Nexus6)
  15. Inmaculada, Parte 15 (de Nexus6)
  16. Inmaculada, Parte 16 (de Nexus6)
  17. Inmaculada, Parte 17 (de Nexus6)
  18. Inmaculada, Parte 18 (de Nexus6)
  19. Inmaculada, Parte 19 (de Nexus6)
  20. Inmaculada, Parte 20 (de Nexus6)
Tiempo de lectura: 13 minutos

Ramón, siempre sospechó del vicio secreto de Inmaculada. Su represión, su colegio de monjas, el colegio de monjas para sus hijas, su ser clásica pero a la vez moderna…… en fin un rollo. Le costó aguantar sus putas historias, sus películas, enfundada en aquellas faldas y jerseys ajustados. Pero nunca pensó que se le fuera la olla tanto. El, por su parte se estaba forrando con una página web de pago secreta donde estaba publicando las fotos de las movidas. A veces estaba un poco harto. Se corría en abundancia, pero tanto ella como las niñas no paraban de pedirle más, y a veces la creatividad se le acababa. Había días en que se iba de putas de lujo, tan solo para hablar y se dejaba una pasta. Estaba harto de sexo.

Tenía que calentarse el coco para hallar nuevas historias que montar. Eran tres putas viciosas agotadoras. El coño enorme de Inmaculada era agotador. Menuda pedazo de zorra.

Fue yendo de putas cuando se le ocurrió. Una tarde, cuando Inma llegó de trabajar, la sentó en la cocina y le dio una de sus enormes charlas. Aquello duró hasta las cuatro de la mañana. Esa noche no hubo sexo. Solo charla. Las niñas enredaron un poco, le tocaron la polla, calentaron a su madre, pero firmemente las enviaron a la cama. Inevitablemente, se enrollaron entre ellas, pero tras el orgasmo, se durmieron. A las cuatro y cuarto, el pescado estaba vendido.

-Entonces, cuando salga de currar-le decía Inma- me voy directamente a ese sitio. ¿no?-

-Sí tía, sí- dijo Ramón con aire de fastidio

-Y si un tio me invita a copas, le saco lo máximo posible, y además, si me gusta vamos a su hotel…..¿no?-

-Sí, o a unas habitaciones que tengo concertadas-

Inma reflexionaba.

-Me dijiste cuarenta mil……-

-Por tu culazo y tetazas, es lo mínimo- Ramón, sonreía y le apretó una teta. Su pezón se endureció. Inma sonrió. Se apartó, como una adolescente.

-¿mola ser puta?- preguntó Inmaculada tras pensar un rato

-Con lo jodidamente zorra que eres, vamos a sacar un buen dinero, y no veas cuando vengas y le cuentes a las niñas lo que te han hecho, con detalles claro-

Ramón le sonrió. Volvió a pellizcarle la teta. El pezón reventaba.

-Entonces mañana voy a comprar ropa “especial”..-

-Claro tía, no vas a ir con el uniforme del concesionario- volvió a pellizcarle la teta. El pezón estallaba.- Yo te ayudaré a escoger lo que te conviene. Pago yo. – Le guiñó el ojo. Inma sonrió azoraba. Chorreaba. –Ya veras.-Ramón le metió la mano en la entrepierna- Lo tengo todo arreglado con el encargado. Mañana mismo empiezas.- Ramón profundizó su mano. Inma gimió.

Esa noche, la folló como nunca. Ella gozó a tope y le repitió mil veces cuanto le amaba, y el la correspondió. La muy jodidamente puta imbécil.

La compra de la ropa fue una juerga. La dependienta alucinaba. Inma dijo que no podía ir a trabajar porque tenía la gripe. Faldas increíblemente cortas y ajustadas. Escotes de escándalo. Ligueros. Medias negras. Zapatos de altísimo tacón. Wonderbrá. Para más INRI, con aquellas enormes tetazas. Maquillaje agresivo. Pintalabios y uñas rojo sangre. Tangas. Cachas de culazo al aire, celulíticas “of course”. Inma se sonrojaba y reía. Lo dicho, la dependienta alucinando.

Legaron a casa y esperaron impacientes la llegada de las niñas, con su madre en plan pase de modelos. Cuando llegaron, alucinaron un buen rato. Ramón les dijo que se sentaran, y que si se excitaban, se masturbaran mutuamente. Dicho y hecho, ambas dos en el sofá, dándole a la rajita de la otra mientras su madre se iba cambiando de uniforme de puta y adoptaba poses provocativas. Gran corrida. Gemidos infantiles. Prohibido lanzarse sobre mamá. Uniformes escolares, faldas remangadas, braguitas bajadas, coñitos humedos.

Tras el pase de su madre y la corrida les explicó Inma:

-Vuestra madre va a ser PUTA-

-Estupefacción. Explicaciones. Excitaciones. Dinero. Comprar cosas. Hijas de puta. Seguiría por el momento tambien en el concesionario. Mucho trabajo. Ramón:-hay que dejar que descanse, después ya veremos. Cari:

-¿Nos contaras todotodotodotodotodo mami?-

Marisa:

-¿Hasta los detalles más pequeños?-

Inma sonríe, Ramón alucina. Inma les toca los coñitos babosos recien corridos. Gimen.

-Claro hijas, por supuesto. Ya vereis que de cosas os puedo comprar con el dinero que mamá va a ganar-Las menea el coño. Más gemidos. Ramón sabe que toca comerlas. Por supuesto, como siempre, “TOP SECRET”, les recuerda Ramón. Asienten gimiendo. Ramón e Inma las comen y se excitan. Habrá follada.

Pedro, el encargado del puticlub, no estuvo muy receptivo. La tía estaba buena. Pero era vieja.

-Ramón……cuarenta y cinco tacos, son muchos tacos……..los clientes las buscan más jóvenes……-

-Venga coño, Pedro, ¿es o no es como te dije?-

El garito estaba desierto. Las niñas llegarían una hora más tarde. Ambiente elegante.

Inmaculada exhibida como carne. Minifalda de escándalo, escote de vértigo, culo superprieto y grande, melena rubia suelta.

-No sé Ramón, …..no me hablaste de la edad…….-

-Venga coño…….es “high quality”……Inma date la vuelta.-

Inma obedeció

-Agáchate un poco hacia delante……más……más ………así-

Inma se agachó. Su culazo se puso en pompa. La falda se levantó hasta enseñar el liguero.

-¿qué me dices tronko?-

Pedro admiraba aquel culazo.

-No sé………….-

-Pero toca, coño, toca-

Ramón acercó a Pedro al culo de Inmaculada y le puso las manos encima de este. Lo palpó.

-¿qué? ¿cómo una piedra, no?-

Ramón sonrió.

-La verdad es que sí-seguía palpando. Bajó a los muslos.

-Y no veas como la mama….¿quieres probarlo?-

Ramón rió

-Vale-

Se sentó en uno de los taburetes, se desabrochó la bragueta y, bajándose el calzoncillo de combate, se sacó su morcillona polla.

-Vamos Inma cariño- le dijo Ramón a ésta- Demuéstrale lo mejor de tu mamada.

Inma sonrió y se arrodilló. Cogió la polla. Miró a Ramón. La metió en su boca. Diez minutos más tarde el trabajo era suyo. Ramón la besó en la frente. Sus labios todavía tenían esperma de Pedro. Sonreía.

-Bueno, una chica que conozco de aquí, te pondrá al día. Se llama Sandra. Es muy lesbiana y te querrá follar. De hecho si le gustas, te follará. Es lo que acordado con ella para que nos ayude- Inma se ruborizó, Ramón sonrió y le dio un cachete- Anda que solo tiene veintiun años. Es de Rumanía. Muy puta. Lleva desde los diecisiete en esto. Tu le das vueltas.

Inma sonrió Se relamió el semen de Pedro de los labios.

-Una copita- dijo éste desde la barra.

-Venga…Bacardi ocho años para mí con coca y un Jack Daniel´s para mi amiga-

-¡Ramón!—le miró Inma-¡Eso es muy fuerte para mí!-

-Venga tía, tienes que acostumbrarte a beber, y cuanto más fuerte mejor…..vamós Pedro esas copas…-dijo ignorando a Inma y mirando al sonriente y descargado Pedro.

-¡Qué se vaya acostumbrando al champán – dijo Pedro desde la barra.

-Of course- contestó Ramón, mirando a Inma. Esta agachó la cabeza. Estaba avergonzada.

Tres horas después estaba como una moto. La coca, el alcohol, la música, Sandra, la puta lesbiana rumana, cocainómana, simpatiquísima, metiéndola mano en el baño, risas, llegó a tocarle el coñó. Le gustó. Un beso francés rápido robado.

-Te vas a enterar cuando te pille………me recuerdas a la zorra de mi madre- le dijo prometiendo. Era una cría. Podía ser su hija. Estaba muy buena. Morena, pelo corto gran pecho caderas y culo. Piernas de escándalo, muy cuidadas. Minifalda a tope “of course”.

Buena bailarina. Hacía strip-tease, vestida para desvestirse de policía de cuero. Se lo dedicó a ella. Le mandó un beso. Se sonrojó. Miró a su alrededor. Cantaba a nueva. Era muy mayor respecto a las otras. Todas crías de diecisiete a veintitrés. La miraban. Era “la vieja”. Se sentía extraña. Rayas de coca. Bienestar. Cada vez le gustaba más. Y a sus hijas. Pensó en ellas. Eran las dos y cuarto de la madrugada. Ramón ya “habría dado cuenta de ellas y dormirían…..desnudos” se calentó. Fue al baño. Más rayas. A sus hijas también les molaba cada vez más. Los gastos se disparaban. Ramón tenía razón. Había que sacar dinero…..y eso que su web de incesto pedófilo lésbico no iba mal……..pero tenía que hacerlo con cambios de direcciones constantes…….un pájaro pagó mil dólares por una foto de las niñas comiéndole el coño ye ella con cara de éxtasis. De Colorado, EE.UU. Se acordaba de aquella corrida. Se excitó. Más rayas. Estaba como una moto. Llamaron a la puerta del baño. Se asustó. Coca por el suelo.

-¿Inma?-

Era Sandra. Abrió la puerta. Se metió en baño con ella. Cerró.

-Tía, no te lo estarás comiendo todo ¿no?-

-Que va tía-contestó Inma enseñándole el papel de aluminio. Sandra observó el pedrusco.

-Cuanto has traido, zorrón.- le dijo en voz baja riendo. Le agarró una teta y se la apretó. Inma rió y se zafó.

-Lo que me ha dado Ramón, no sé…….siete u ocho gramos….-

Sandra apoyó su mano en el culazo de Inma y apretó. Esta se dejó hacer. Con la otra mano mojó su dedo con saliva, tocó la coca y volvió a chuparse el dedo.-

-Es guapa……..setenta u ochenta por ciento de pureza………Ramón se provee de calidad ……..como siempre………-

La apretó el culo con fuerza, la besó en la boca. Inma respondió inexperta. Aquello era un beso experto. Sus hijas eran lenguas buscándose. Le moló. Se enroscaron. Sandra metió su muslo entre las piernas de Inma. Esta gimió. Sandra se apartó de repente.

-Para tía, que hay que currar…….luego cuando salgamos follamos en mi casa……¿vale?-

Inma asintió, sofocada por la excitación, colorada. Sandra sonrió.

-Anda, pardilla, hazte unas rallas y vámonos. Ahí fuera hay un cliente que te voy a presentar. Es un pringao. Se lo gasta en copas y va de intelectual. Le sacarás una pasta. La única pega es que tarda mucho en correrse, y cuando lo hace es un geiser. Además tienes que sujetarle la polla y mientras se corre echarlo en un vaso. Después te paga y te dice que te lo lleves.-

Inma la miró extrañada

–¿el qué?-

-¿el qué, qué?- Sandra observaba el desarrollo de las rallas. Se impacientaba.

-¿qué qué me llevo?-

Inma hizo las rayas

-Pues qué va a ser tía…….el vaso con la leche del tío-Sandra snifó con brío. Dos veces—

-JODER………….COJONUDA COCA TÍA……..- dijo tocándose las fosas nasales

-¿qué me lleve el vaso?- preguntó Inma mirándola

-¿eh?……….-Sandra la miró un poco ida………-Sí claro…….-

-Y……..¿qué hago con el?-

Sandra la miró concentrada. De repente se echó a reir.

-Lo que te salga del coño tía- abrió la puerta del baño riéndose

-¡qué pava!- la oyó decir mientras se alejaba. Aturdida, snifó sus rayas. Aspiró. Dudó. Se hizo otras dos. Buen rollo. Salió del baño.

El tío, de unos cincuenta y muchos, era un funcionario muy pasadito del MOPU. Fue como dijo Sandra, muchas copas, dinero fácil, y después la salida y a su casa. Cuarenta mil. Guay. Y noventa mil en copas. Un chollo. Mucho mejor que vender coches. Estaba decidida a dejarlo pronto. Fueron a casa del tío, en estrecho. Un cutre sitio. Vivía solo. Separado, dos hijos mayores ya. Le enseñó las fotos. Pues qué bien. Llegaron a casa. Le explicó lo que le dijo Sandra. Se la mamó. Tardó más de una hora en correrse. Cuando llegó tenía la boca dormida, agotada, desencajada. Sintió los espasmos. Trincó el vaso. Casi se le cae. Si no coje la leche le da algo. El tío gime, grita, se retuerce, la llama puta. Pringao. Pero aquélla polla empieza a soltar semen y no para. Llena la mitad del vaso. Alucina. El tío resuella. Recupera. Le habla.

-Hija de la gran puta……ruina de mi vida…… márchate de aquí y llévate mi pecado…..-

Inma alucina. Ni siquiera se ha desnudado. El tío trina un crucifijo y se pone a rezar. La bomba. Coge el dinero de la mesilla y sale escopetada. Agarra un taxi.

-¿dónde?- le dice el taxista somnoliento. Se queda atónita. Duda. Sandra. La quiere follar. Mira la hora. Las cinco y cuarto de la madrugada. A las nueve y media tiene que entrar en el concesionario. Da la dirección de su casa.

Todo a oscuras. Enciende la luz del recibidor. Ve la cama de matrimonio. Revuelta. Ramón y las niñas desnudos, dormidos. Cari se ha quedado frita con el consolador cinto puesto. Sonríe. Ramón cuida de ellas. Va a la cocina. Enciende la luz. De repente se da cuenta. Lleva todavía agarrado el vaso con semen en las manos. Piensa en tirarlo. Al final lo mete en la nevera. Urge dormir. Se tira en el sofá. Cae agotada.

Dos horas y media después la despiertan las voces de las niñas

-PUTA,PUTA,PUTA,PUTA………..-

Mira a sus hijas. Ríen a su alrededor. Llevan el uniforme del colegio de monjas. Cari la escupe. Rien más. El salivazo cae en sus medias. Está agotada. Sonríe levemente.

-Pero…..¿qué cojones es esto?- suena la voz de Ramón desde la cocina. Alrato se presenta en el salón. Lleva el vaso en la mano. Mira a Inma con media sonrisa y el ceño fruncido.

Inma le explica con un hilo de voz. La coca pasa factura. El alcohol también. Está algo depre. Ramón se ríe ante la explicación. La mira. Mira a las niñas.

-Niñas….el desayuno de los campeones……-les dice riendo. Ellas le acompañan con sus risas. Cari toma el vaso. Se bebe casi todo el contenido. Marisa la recrimina, se lo quita, lo acaba. Se relamen.

-Un besito nenas- les dice Ramón, juntándoles las cabezas. Se besan en francés. Pasión.

-¡eh, eh , eh- les dice apartándolas- ahora los cereales para acompañar a la LECHE,JE JE, y si queréis os dais caña en el coche camino del cole-

le obedecen a regañadientes. Cari la mira. La vuelve a escupir. Esta vez cae en la cara, en un ojo. Inma ni se mueve. Marisa se ríe, Ramón tambien-

-PUTON- le dice Cari riendo

-Menuda pinta tienes guapa- ríe Ramón-Con esa minifalda de zorra, esos muslos al aire y esas tetazas casi fuera……anda dúchate y vístete que tienes que ir a currar so zorra-

Ramón le da una pequeña patada en el pie que aun tiene uno de los zapatos de tacón largo de aguja, que ella misma escogió. El otro descansa en el suelo. Se levantó como pudo. La coca pasaba su factura. Estaba hecha polvo.

Mientras se duchaba, las niñas desayunaron. Antes de irse al colegio las metió con el en el baño, para mirar a su madre. Ramón sacó su polla y la meó en la ducha. Las niñas se tronchaban. Inma sonrió. Se fueron muy contentos llamándola puta y zorra. “luego nos cuentas” fue lo último que escuchó de su hija Marisa.

La mañana en el concesionario fue atroz. No podía concentrarse. Todo se la sudaba. Snifó coca en el baño. Se alentó con una niña de unos tres años que trajo un matrimonio. Se extrañó. Nunca se había mojado con un crío tan peque. Pero aquellos muslitos…..

Cuando se fueron se fue al baño. Snifó. Se subió la falda. Bajo sus Pantys y sus bragas. Se masturbó. Tardó una eternidad en correrse. Pero fue atómico. Casi se ahoga para no gritar. Se estremeció.Tuvo espasmos violentos. Se retorció. Quedó agotada. Casi se duerme. Dejó la tapa del w.c. empapada. La limpió con papel higiénico. Era extraño. Pensaba en niños y niñas muy pequeños durante sus fantasías. Se le iba la olla. Más rallas.

Funcionó a impulsos. Incluso vendió dos coches. Acelerada. Como era ella siempre.

Nadie notó nada. Ni los clientes.

Volvió a casa. Estaba pálida. Intoxicada. La esperaban. Le dieron Martinis. Más rayas. Se puso como una moto. Ramón le dio dexedrina. Mejor. El corazón a mil. Les contó todo, desde que la dejó Ramón con Sandra, las metidas de mano de esta, un par de tíos sobándola, sus compañeras, y por fin el tío y “el desayuno”. Risas con el rollo del tío post-coito. Comieron. Follaron. Salvajemente. Estaba ida. Cari le metió los dos puños en el coño. Marisa intentó meter el suyo por el culo. Fallido. Ramón si metió su polla. Gritos.

Corridas. Se comió a las crías.

“Sigue, puta, guarra…….así………….así…………..ahhhhhhhhhhhhh-gritos infantiles. Jugos en su boca. Ramón eyacula sobre las tres. Lluvia de leche. Lametones. Agotamiento. De ellos. Ella como una moto. Se echan la siesta. Ellos. Se mata a pajas. Se corre infinito. Grita. Al concesionario. La tarde de pesadilla. Quiere follarse lo que sea. Un perro, un caballo. Mira a sus compañeros con lascivia. Algunos se dan cuenta. Los toca. Ja,Ja, bromas. Extrañados.

Coquetea con los clientes y las clientes. Sale a las ocho. Va a casa. Su uniforme de puta la espera y el club y Sandra tambien. Hoy cobra lo de ayer.

Cuatro de la madrugada. Cinco tíos. Ella sola. Una encerrona. Se va con un solo tío a su hotel. Hay cuatro más. Se fue desesperada. Pese a a su culo y tetas las prefieren más jóvenes. Mira a los tíos. Se acojona. Uno de ellos habla

-Pero Juan ¿Cuántos años tiene ésta pedorra?- Todos ríen

Carlos, el que ha conocido en el club se excusa como puede

-Joder tronkos, el material estaba caro…….ésta tiene buenas tetas y culo- la gira. Ella mira la puerta.

-Es una potranca vieja- dice otro

-Tiene un viaje- se oye decir

-¿Cuánto te ha pedido?-

-Cuarenta mil-

Grandes risas, muchos no jodas, a mi me tendría que pagar y cosas por el estilo. Carlos le levanta la falda enseñando el culo. Ella se resiste. Se ríen. Le da la vuelta, le baja la blusa una teta se escapa.

-Ostia que tetazas- exclama uno. Ella se cubre

-Esto no es lo que hablamos en el club- le dice a Carlos.

-Cállate putón- la lanza en medio de todos ellos. Incomprensiblemente SE MOJA.

De repente alguien la agarra del pelo con fuerza hacia atrás. Le hace daño. SE MOJA MAS

-Escucha putón viejo. Te vamos a hacer el favor de hacerte de todo, para que después puedas contar que unos tios jóvenes te han follado ¿comprendes?-

Ella le mira

-Contesta puta ¿comprendes?-la tira mucho más del pelo. SE MOJA ENORMEMENTE

-…….sí……….-alcanza a decir en un susurro. El sonríe. Es guapo. La besa en la boca. Le devuelve el beso. Se separan.

-Tíos, creo que va a merecer la pena-

-¿y eso?- preguntan

-le va la marcha- les guiña un ojo. Ella se sonroja y baja la mirada.

-Fueron brutales y salvajes- Ramón y las niñas la miraban con una extrema atención.

Estan habían abierto la puerta a su madre a la hora de comer. Nadie sabía nada. Hasta Ramón se preocupó. Llegó con la ropa de puta meneada pero no rota y una extraña expresión en su cara. Les contó la movida. Estaba pasadísima de coca. Seguí metiendose rallas en la mesa de la comida. Les invitó. Ramón declinó. Las niñas se apuntaron.

-Al principio me asusté mucho. Eran cinco tíos jóvenes y fuertes y yo estaba encerrada con ellos en una habitación de hotel. No parecía hacerles mucha gracia mi presencia.

Snifó otras dos rayas. Sorbió.

-¿y qué más mami? Preguntó Cari con su Infantil voz, algo inquieta. Marisa cogió el turulo de su madre. Snifó. Se lo pasó a Cari. Se unió.

-¡qué buena!- comentó con los orificios de la nariz blancos

-Empezaron con mal rollo. Me pegaron un poco. Unas ostias, alguna patada. Insultos.

-¿Como estabas tú?- la interrumpió Ramón

-Asustada, ya te digo-

-Ya , pero yo te digo en el coñazo ese que tienes-

Inma le miró. Sonrió.

-Qué cabronazo eres- Ramón levantó las cejas

-Estaba cachonda a tope, so listo- continuó ella sacándole la lengua. Todos rieron. Ramón le devolvió el saludo.

–Qué pedazo de zorra eres- la espetó

-Bueno,¿queréis que os lo cuente o no?-

-¡Si, mami, sí!- chillaron las niñas. Cari se sentó en las piernas de su madre de un brinco.

-¿Me haces la paja mientras me lo cuentas?-

-Ay, Cari estoy agotada….-

-Porfaaaaaaaa……..-

-Ay, con esta niña!- Inma le dio un pequeño beso en la boca, levantó su falda escolar y metió la mano bajo el elástico de sus braguitas.

-UHHHHH…gracias mami- le dijo cari en cuanto sintió los expertos dedos de su madre en su pequeño, pero ya dilatado por el intenso uso, clítoris.

-Jo,- comentó Marisa

-Ven aquí, -le dijo Ramón que repitió la misma operación que su madre.

Bueno, continúo………-

El relato fue intenso y detallado. Las niñas Se corrieron tres veces. Cari casi estaba desmayada . Ramón se masturbó sobre la relajada Marisa en el suelo, soltando el esperma en su cara. Inma contemplaba la escena. Ella ya no podía correrse. Lo había hecho tanto durante la noche, que no podía más. La violaron, sodomizaron, cagaron, mearon, doble, triple penetración, a lo bestia, la pegaron, la escupieron, la humillaron mucho más allá de los límites tolerables. Ella gozó. Se corrió a mares. Chillo de placer mientras la pegaban y un tío la comía. Los agotó. Les sacó todo el jugo. Montones de coca. ¿traficantes?. Le metieron todo tipo de objetos, lo que encontraron, de todo. Gozó. Quería más. Al final les cayó bien. Le dieron………..un millon de pesetas en efectivo. “cómprate algo, guarra, te los has currado, hija puta”. La echaron de la habitación semidesnuda, chorreando de todo. Se tuvo que vestir en el pasillo. Una camarera la vió. Se avergonzó. Se fue orgullosa con su millon en el bolsillo. Empezó a saborear el ser puta.

Ramón la miraba, recién corrido sobre la durmiente Marisa en el suelo con su lefa en la cara. Colgaba de su nariz. Cari dormía en sus brazos. Su mirada extraviada en la tercera corrida anunciaba inconsciencia.

-Ramón, si quiero competir con las putas más jóvenes, tengo que hacer lo que ninguna sería capaz de hacer-

El reflexionó.

-Sí- Dijo tan solo

-Y otra cosa. No puedo con la concesión.-

Ramón miró al suelo

-Vale. Pero hay que putearles para que te echen y sacar pasta.-

-Vale-Contestó Inma. Se dormía.. Sentía que líquidos de todo tipo fluían de su cuerpo. Se durmió. Ramón la miró. Comenzó a pensar en como iba a desarrollar a Inma para hacer cosas que casi nadie haría. Había que ser creativo.

Continuará

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 3 Promedio: 5)
Ayúdame a mejorar el contenido del blog dejando tus comentarios o dándole una calificación a esta publicación. También puedes ponerte en contacto usando los medios que más te convengan 🙂

Si el relato lleva varios días sin continuación, es probable que no la tenga disponible 🙁 ¡pero talvez tu sí la tengas! 😀
Para compartir tu relato puedes usar las opciones que te damos en este enlace.
Relato anteriorLos juegos de lucas el semental, Parte 08
Relato siguienteDos amigos, Parte 03 (de Cazzique)