ATENCIÓN:

El relato erótico "El niño polla, Parte 02" es un texto de ficción, ni el autor ni la administración de BlogSDPA.com apoyan los comportamientos narrados en él.

No sigas leyendo si eres menor de 18 años y/o consideras que la temática tratada pudiera resultar ofensiva.

  1. El niño polla, Parte 01
  2. El niño polla, Parte 02
  3. El niño polla, Parte 03
  4. El niño polla, Parte 04
  5. El niño polla, Parte 05
  6. El niño polla, Parte 06
  7. El niño polla, Parte 07
  8. El niño polla, Parte 08
  9. El niño polla, Parte 09
  10. El niño polla, Parte 10 (Final)
Tiempo de lectura: 10 minutos

Capitulo 2.

La nueva familia de Lucas empezó su mañana desayunando en completo silencio en el jardín de la casa de la playa con una hermosa vista panorámica a la playa, Lucas miro a su tío Roque que no paraba de devorar tostadas con mermelada de ciruela y paso su mirada a Ángela que tomaba jugo de naranja mientras mira un catálogo de trajes de baño y por ultimo poso sus ojos en su tía Mirian que lo miraba con fiereza que recordó a Lucas a la mirada que tenía Alba y de forma sumisa poso sus ojos en su desayuno. Sin poder contenerse Mirian miro a Lucas su tímido y hermoso Lucas todavía no podía creer como lo había encontrado esa mañana, desnudo y con una erección gigantesca en su regazo, quiso borrar esa imagen de su mente pero de pronto recordó cuando lo bañaba en el hospital después del accidente donde casi murió. Rememoro cuando frotaba ese cuerpo frágil pero hermoso sobre todo recordó su carita llena de vergüenza cuando lavaba sus partes íntimas y no podía evitar tener una erección, en ese momento Mirian se siento otra vez deseada se sintió una mujer, enseguida sintió vergüenza de sí misma al excitarse de un pequeño que ni siquiera tenía vello púbico una criatura que había quedado huérfana y en ese preciso momento se juró que sería una madre para Lucas.

–Debo cuidarlo como si fuera mi hijo. -Se dijo ella así misma.

Ahora lo miraba y volvía a emanar ese deseo carnal, sabio que tenía que hacer para volver saciarlo, pero tenía medio de no poder volver atrás una vez avanzado.

–¿Te bañaste Lucas antes de desayunar? -pregunto Mirian con un serio semblante.

–No tía. -Contesto Lucas sin poder mirarla a los ojos.

–Acaso no te dije que te bañaras antes de desayunar Lucas.

–Looo, Lo siento. -farfullo el muchachito.

–Sentirlo no te hará más limpio afirmo su tía, vea al baño y espérame hay.

El crio camino a su destino con la cabeza a gachas, no sin antes Ángela acotar que el ya tenía edad para bañarse solo. Su padre de manera sorpresiva cayo a Ángela recordándole que Mirian bañaba a Lucas cuando este estaba en el hospital, esta sin poder rendirse le recordó que este no era un hospital y que él podía bañarse solo.

–Ya eso no es necesario. -Dijo su marido.

Mirian sintiéndose amenazada por Ángela le pregunto si ella quería bañarlo ella misma y si era así le daba esa responsabilidad, Ángela para el deleite de Mirian se negó con un rostro rojo de furia o tal vez de vergüenza negada.

–¡Estás loca! ¡Cómo se te ocurre pedirme eso! ¡Si quieres perder tu tiempo con ese llorón pues ve hazlo!

–¡Bueno para eso Ángela no le llames así! -La regaño su padre.

De camino al baño Mirian sintiendo jubilo, una felicidad que había empezado desde que empezó a bañar a Lucas, lejos de la vista de su hija y su esposo troto hasta el baño para encontrar a Lucas desvistiéndose, sin intercambiar palabras lo desvistió de forma apresurada que encontró alarmante, una señal que estaba a punto de llegar su punto de quiebre. Lucas tratando de tapar su desnudes la miro a los ojos y le pidió de manera suplicante si esta podía ser la última vez que lo bañaba.

–Tiiita Mirian, esta puede… puede ser la última vez que me baña… yo, yo puedo… solo…

Se sentía abochornado y patético. Su tía sintió una profunda tristeza por un momento pero de inmediato le devolvió una sonrisa que demostraba que ella no iba a renunciar a la alegría que ese niño le otorgaba al contemplar su hermoso cuerpo y sentirlo con sus manos.

–¿Quieres bañarte solo de ahora en adelante? -le pregunto su tía.

–Si por favor. -imploro el niño con una dulce mirada.

Mirada que fue el último empuje para el plan que había desarrollado en su cabeza.

–Esta bien. -Ella afirmo con una sonrisa. –Pero esta vez nos bañaremos juntos por última vez, para ver que tan bien lo haces. -Sentencio Mirian.

Lucas anonadado no pudo más que afirmar con un movimiento de cabeza.

–Bien. -Le acoto y de forma automática se desvistió frente a la mirada asombrada del chico.

Lucas se deleitó con el cuerpo de su tía; sus tetas eran grandes más grandes de lo que el creía mientras que sus pezones eran pequeños pero puntiagudos y parecían haberse endurecido y su vello púbico formaba una fina línea sobre su vagina.

–Tiene el cuerpo de Ángela. -Pensó. –Aunque tiene 40 años.

Sin aviso ella lo abrazo y lo levanto en el aire para dirigirse a la ducha concentrándose en el tacto de su piel al sentir sus duros pezones clavarse en la dulce piel de Lucas pero no era lo único que percibía, para su gozo sentía la verga dura de su sobrino apuñalando su vientre, Mirian se asombró de su tamaño debía de tener más de doble que su esposo el cual solo alcanza unos escasos 17cm. Con lujuria su tía empezó a enjabonar a su sobrino sin sacar la mirada de su verga completamente erecta, rozándolo con sus tetas con la excusa de estar enjabonándole el cuerpo, miro por primera vez el cuarto de baño y se percató que no había cortinas sino una fina pared de cristal que no proveía privacidad alguna si alguien quería usar el inodoro. Esa realización la hizo excitarse como nunca lo había hecho en su vida, que su hija o su marido la viera desnuda al lado su sobrino con una erección lista para cogerla sin recelo. Estaba perdiendo la cordura, este chico la estaba volviéndola loca, había caído en su hechizo el día que lo vio postrado en la cama del hospital con su hermosa rostro y esbelto cuerpo con su enorme polla como aderezo. La voz de su marido la saco de su somnolencia y la trajo al presente, su marido golpeaba la puerta de baño de forma insistente. Que Mirian tomo como el fin de su relación con Lucas, iban a atraparla desnuda con sobrino, su fantasía se había hecho realidad para su amargo desenlace.

–Mirian voy con Ángela a la ciudad para comprarle un traje de baño. -Le informo su esposo. –¿Quieres que te compre algo?

–¡Sí! -replico rápidamente Mirian asustada. –Dile a Ángela que me compre un traje de baño nuevo, los que tengo son muy antiguos.

–¡No hay problema! -le dijo su esposo no antes de echarse una carcajada. –Dentro de una hora volvemos. -Con eso desapareció de la casa.

Mirian salió de su sorpresa al realizarse el proceder de la situación, no la habían descubierto y tenía una hora a sola con Lucas, su corazón galopaba desenfrenado. Por fin se percató que está agarrando la verga de su sobrino mientras sus dos tetas colgaban en cada lado de la cara de pobre chico. Totalmente desinhibida Mirian empezó a masturbar a su objeto de deseo, Lucas había estado todo el tiempo rígido y más aún cuando su tío golpeo la puerta, pero ahora comenzaba a relajarse. Sin poder aguantar más Mirian lo beso en la boca de forma pasional mientras lo masturbaba.

–¡Tócame! -le ordeno su tía. –¡Bésame, muérdeme, chúpame, cógeme! -Sentencio su tía.

Lucas ebrio de dicha tomo una teta y empezó a chuparla con la idea de tomar leche de este mientras que con la otra mano amasaba y sobaba la otra teta.

–Hoooo, Ohhhhhhh así si, así papi lindo hooooo, mmnnnn… como la chupas, si asi Siiii… Hoooooo…

Ahogada de éxtasis Miriam temblaba entretanto miraba los dulces y gentiles ojos de Lucas que la miraban con una inocencia que no tenía pertenencia en un acto como el que estaban llevando acabo.

–Haaaaay, haaaa, huusssssss… husssssssssss…Ohhhhhhhhhh…

Mirian llevada por la inercia y necesidad de su sexo aparto a Lucas y le dio la espalda para luego agacharse, abriendo sus piernas para dejar su concha expuesta que ella ayudo apartando los labios con sus dedos luego de apoyar una mano en la pared como soporte a lo que iba a venir.

–¡Cógeme Lucas! -ordeno Mirian de manera vulgar. –¡Ahora mismo!

–¿Qué? -contesto Lucas completamente inocente a lo que su tía le ordenaba.

Impaciente Mirian tomo el miembro de Lucas y lo hundió con violencia en su vagina llevando a los dos a un gemido simultáneo.

–Ohhhhhhhhhhhhhhh esto es lo que quiero. -Dijo ella.

–Haaaaaaaaaaaaaaaaaaaaah Sí. -Dijo él.

–Muévete Lucas, embestirme muévete de adelante y hacia atrás.

Lo que llevo al instinto de Lucas a seguir embistiendo a su tía de manera automática.

–Haaaaaaaaaaaaa, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha… Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac… ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha… Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac… ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha… Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac… ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha… Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac… ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha… Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac… ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha… Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac… ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha… Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac… ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha… Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac… haaaaaaa, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, haaaaa… Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac… haaaaaaaaaa, haaaaa, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, haaaaaaaaaaaaaaaaaaaaay…

Cada embestida de Lucas era más fuerte y rápida que Mirian temió que sus piernas no pudieran aguantar sus acometidas debido al suelo mojado y el agua que caía de la flor de ducha.

–Haaaaaa, haaaaaaaaa, haaaaaaaaaa… -Gemía ella. –¡¡Ayyyy!! Haaaaaaaaay… ¡Que verga! ¡Uy! ¡Así, así, así, así! ¡¡Me voy a veniiiir!! Haaaaaaaa… ohhhhhhhhh uhmmmm ahhhhhhhhhhhhh ¡No puedo más! Haaa, haaaa Mmmmnnnnn haaaaaay… Mmmmnn, ho, ho, ho, haaa Mmm ha… Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac… Haaaa, haaaaaaaaa, Haaaaaaaaay… ha, ha, ha, ha, ha, ha, ahhhhhhhh hufffffffff Mmmmnn, ¡No puedo más! Mmnnn, haaaaaaaaaaaaaaaay… ¡No puedo más! ohhhhhhhhh, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, Haaaaaaaaay… Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac… Mmm Mmmmnn… ¡No puedo más! Haaaa… ha, ha, ha, que rico haaaaaaaaaa, Ahhhhhhhhh, Sigueeeee Ahhhhhh, Ahhhhhhhhh… ¡No puedo más! Haaa, haaaa, ha, ha, ha… Haaaaaaaay… Mmmmnnnnnnnn, haaaaaaaaaaa, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, Mmmmnnnnn, ha, ha, ha, Mmnnnnn, ha, ha, ha, ha, ha, ha, Mmnnnn, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, Mmmmm, ¡No puedo más! ha, ha, ha, ha, ha, ha, Mmmmm, ho, ho, ho, haaa Mmm haaaaaaa… Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac…¡No puedo más! ¡No puedo más! ¡Más haaa! ¡Rico haa! ¡No puedo más! Haaaaaaaay… Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac… Mmmmnnnnn, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, Mmmmnnnnn, ha, ha, ha, Mmnnnnn, ha, ha, ha, ha, ha, ha, Mmnnnn, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, haaaaaaaaaa… Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac… haaaaaaaaaaaaa, ha, ha, ha, Mmmmm, ha, ha, ha, ha, ha, ha, Mmmmm, Haaaaaaaaaaaaaaaaaaaaay…

Miriam para su sorpresa sentía como el glande de Lucas tocaba su útero empujándola a gemir con un éxtasis prematuro, volteo su cabeza para ver la cara de Lucas que parecía destilar una felicidad que parecía recién encontrar.

–Hoooo Siiii asiiiii así papi si ha, ha, haaaaaa…. Mmnn, Mmnn, Mmmnnnn, haaa, haaaa, haaa, Mnn, Mnnnn, Mmnnnnn, ha, ha, ha hay, hay hayyyyyy ¡¡¡eso no!!! ¡¡¡Por favor!!! No lo hagas, no lo hagas qué divino, qué divino ¡Uy! ¡Así, así, así, así! ¡¡Me voy a veniiiir!! haaaaaaaa… ohhhhhhhhh uhmmmm ahhhhhhhhhhhhh ¡No puedo más! Haaa, haaaa Mmmmnnnnn para ya haaaaaay… Mmmmnn, ho, ho, ho, haaa Mmm ha… Haaaaaaaaaaay, ahug…. ahuggg… ahhuu… haa, Mmmnnn, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, haaaaaaaaaaaaaaaa, ¡AHHHHHHHHHH!…

Lucas sentía como su temblaba y no entendía pero él quería seguí, quería que eso jamás se terminara, el calor que sentía lo apretado de la vagina de su tía, lo húmedo lo rico que era eso, no quería acabar, le extrañaba la forma en que su tía le decía, ella jamás le decía papi, pero le gustaba también, la tomo con fuerza de sus grandes caderas y empezó a someterla más fuerte.

–Ahhhh, ohhh…. Uffff, ha, ha, ha, ha, ha, ha, haaaa, hussssffff, Uffff, haaaaaa, ha, haa, ha, Mmmmnnnnn, ha, haaaaaaa, ha, ha, Haaaaaaaaaaaa… Mmnmnnn, ha, haaaaaaa, ha, ha, ha, haaaaaaaaaa… Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac… ha, ha, ha, ha, ha, Sigueeeee, ha, ha, ha, ha, haaaaaay, Mmmmnnnnn… Ahhhh ohhh que rico, Siiiiii… Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac… ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, haaaaaaaaaa… Haaaaaay, ha, hay, ha, hay, haa, ha, ha, haaaa, ¡No aguanto más! Uffff, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, haa, ha, Mmmmnnnnn, ha, ha, ha, ha, Haaaaaaaaaa… Mmnmnnn, ha, ha, ha, ha, ha, haaaaaaaaaa… -Gemía, jadeaba y gritaba, terminado acabando ella ya por 4 bes, las dos últimas seguidas una atrás de la otra, sentía como las bolas de Lucas golpeaba los labios de su concha…

Sin esperarlo como si no supiera Mirian sintió como la primera eyaculación de minutos después que ella se vino, llenaba su útero, para su espanto había olvidado que no había tomado anticonceptivos desde que Lucas empezó a vivir con ellos, su esposo incomodo no había tenido sexo con ella sabiendo que había un niño durmiendo al lado de su dormitorio. Temerosa de un embarazo Mirian quiso detenerse en el acto pero Lucas había abrazado su cintura con sus brazos con fuerza y empezó a acometer con brutal destreza que su marido no podría competir.

–¡¡¡Haaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaay!!! ¡¡¡Hay Diosito linda perdóname!!! -Exclamo Mirian. –Haaa, haaa, haaaa Mmmmnnn… haaaaaaaa… ohhhhhhhhh uhmm, Mmm, Aaaaahhhhhhhhhhhhh… Haaa, haaaa, Mmmmnnnnn, haaaaaaaaaaaaay…

Sus gemidos se habían convertido en gritos desbordados de placer, las caderas del joven se movían como pistones enloquecidos.

–Haaa, haaa, haaaa Mmmmnnn… haaaaaaaa… Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac… ohhhhhhhhh, Uhmmmm, Ahhhhhh, Oooooohhhhhhhhh, Haaaaa, Haaa, haaaa, Mmmmnnnnn, haaaaaay… Mmmmnn, ho, ho, ho, haaa Mmm ha… Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac… Haaaa, haaaaaaaaa, Haaaaaaaaay… Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac… haaaa, ha, ha, ha, ha, ha, ahhhhhhhh hufffffffff Mmmmnn, Mmnnn, haaaaaaaaaaaaaaaay… Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac, Plac… ohhhhhhhhh, ha, haaaa, ha, haaa, ha, haaa, ha, ha, haaaa, ha, haaaa, ha, ha, ha, ha, ha, haaaa, ha, ha, haaaaa, ha, Haaaaaaaaay…

Por unos momentos que parecían eternos Mirian sentía como Lucas la alzaba con cada penetración pero esa idea era ridícula Lucas tenía 12 años y era un chico flaco pero fibroso, esbelto como ella le gustaba llamarlo, parecía tener una fuerza extraordinaria para su edad y belleza que no pertenecía a este mundo.

–Mmnmnnn, ha, ha, ha, ha, ha, haaaaaaaaaa… ha, ha, haaaaaa, Mmnnn, Mmnnnnn… ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, Haaaaaaaaaaaaaaaaa, ha, ha, ha, haaaaaaaaaaay… ¡Noooo no pares! ¡Noooo! ¡Pares por favor! -Otra vez sin poder preverlo sintió su semen llenarla de nuevo no sin orinarse mientras este la cargaba con su fértil semilla. –¡¡¡Haaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaay Diossssssssss!!!

Resignada Mirian se entregó al regocijo que nunca había sentido con su marido, ni con nadie antes, de su marido, Mirian feliz y satisfecha como no lo había estado nunca había acabado 5 veces hay mismo, en media hora, miro a su sobrino, con sus cabellos mojados pegados a su carita, Lucas jadeaba con una dulce y genuina sonrisa y comprendió en ese instante que amaba a ese niño, como una mujer puede amar a un hombre. Sin saber cuánto tiempo habían pasado en la ducha apresuro a Lucas para que se duchara rápido y se vistiera por miedo a que su marido e hija lo encontraran en la ducha.

–Vamos, vamos Lucas vístete arréglate.

Salieron a fuera de la casa agarrados de la mano como amorosos amantes a esperar a su familia para disfrutar de su primer día en la playa. Mirian y Lucas miraron el cartel de.
–Bella Naturaleza…

Sin saber que pronto estarían caminando en esas bellas playas…

Continuará

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 3 Promedio: 5)
Ayúdame a mejorar el contenido del blog dejando tus comentarios o dándole una calificación a esta publicación. También puedes ponerte en contacto usando los medios que más te convengan 🙂

Si el relato lleva varios días sin continuación, es probable que no la tenga disponible 🙁 ¡pero talvez tu sí la tengas! 😀
Para compartir tu relato puedes usar las opciones que te damos en este enlace.
Relato anteriorLa secta, Parte 05 (de Cazzique)
Relato siguienteInmaculada, Parte 18 (de Nexus6)