ATENCIÓN:

El relato erótico "Dulce Campanita (de Trickster666)" es un texto de ficción, ni el autor ni la administración de BlogSDPA.com apoyan los comportamientos narrados en él.

No sigas leyendo si eres menor de 18 años y/o consideras que la temática tratada pudiera resultar ofensiva.

Tiempo de lectura: 9 minutos

Esto me sucedió un Halloween tenia 11 años, como todo siempre nos juntábamos un grupo de chavillas de la cuadra a jugar, a las muñecas, a la cuerda, a la bebe-leche, a las escondidas, a el Stop, cosas de esas, y en una ocasión que estábamos jugando a al botella, era de verdad o de castigo, entonces le toca a una decir verdad o castigo y ella dijo verdad, y le preguntan ya alguien te ha tocado así como que fajado, ella responde si, y todas quien……, pensando que era alguien de la primaria, y ella dice no pues no le vallan a decir a nadie, y todas nooooooooo no le decimos a nadie, y ella responde Don Chema el de la tienda, y pues todas nos quedamos con cara de queeee,, y continua diciendo, si cuando voy a la tienda, a veces se me acerca y me toca las pompis me las aprieta y me da papitas o cosas así, y pues dice otra no pues si es cierto a mi también me lo hace, así casi todas dijimos lo mismo, total de un juego de botella nos platicábamos o confesamos que hacíamos o que nos hacia el, claro siempre era por encimita, a partir de ese juego de botella comenzamos a ir todas con mas confianza a la tienda de Don Chema para tener cosas gratis claro a cambio de una canasteada, y como ya sabrán siempre entre todas hay una mas aventada que todas y en este caso no era yo, era otra que se llama o llamaba Ana, ella siempre iba con este Don Chema, y pues ella nos contó que ella siempre iba a la tienda por papitas gratis ya como a las 11 para que no hubiera nadie que el la esperaba ya con el foco a media luz que la veía que venia y el cerraba detrás de ella y que ya dentro el la besaba, la tocaba y como a ella le gustaba eso, se hizo novia de el, Don Chema era un señor alto güero ya grande siempre olía a cigarro el tenia dos hijastras por que vivía con una señora esposa de el.

Así paso tiempo y todas seguíamos hiendo y nadie sospechaba anda, llego la temporada de Halloween y pues las chavillas nos pusimos de acuerdo a pedir nuestro Halloween, una de las cosas que yo le puedo agradecer a mi madre es que herede su cuerpo, sensualidad, y coquetería, ese día mi mama me consiguió un traje de hada, ya sabrán con sus alas, una barita, faldita corta de tipo crinolina dura, mallas blancas, traía mi trasero al aire claro cubierto por las mallas, y el tutu que llevaba era verde tipo fuerte, un poco escotado con los tirantes gruesos, así anduvimos con las mamas de varias amigas, pidiendo dulces en la noche, llegamos a la casa de una amiga, y el papa de una de ellas nos estaba así como que tipo preparando cena y con música de esa de terror, y le pedí permiso a mama para quedarme en la cena, así estuvimos un rato, la verdad no se que hora sería ya nos fuimos una amiga y yo, y pues las dos platicando y ella se quedo en su casa, yo venia con mi barita jugando y con la calabaza llena de dulces, en eso paso por la tienda de Don Chema y el estaba afuera con el foco de la tienda a media luz, me ve y se mete y yo pensé mmmmmmmmmm entrare o no?, total me decidí por entrar, se me quedo viendo, yo traía dinero agarre unas papitas, una coca, un jugo y un pan, estaba viendo mas cosas, en eso el señor se acerca a la puerta para cerrarla y me dice es que ya voy a cerrar y para que ya no entre nadie, y yo ok, se veía recién bañado por que traía el cabello mojado aparte olía a jabón, en eso le pregunte por sus hijastras, y me dice se las llevo mi vieja a pedir Halloween a la casa de su mama, hasta mañana se regresan, estaba detrás de mi acomodado no se que, yo estaba volteando a ver los dulces que están sobre el mostrador, en eso sentí que me empezó a agarrar las alas, y me dice están bien bonitas, y yo sin dejar de ver los dulces le digo gracias, me comenzó a agarrar la crinolina y me dice esta bonita y yo volteo viéndolo de frente y le dije ya se, mi mama me la hizo esta semana y me dice no pues tu mama se lucio, y le dije ya se, me pregunta y me dice oye por que no viniste a pedirme Halloween y le dije yo no sabia que estaba dando y me dice claro que si y mas a las haditas, y yo me reí con un poco de nervio volteando al aparador o sea dándole la espalda, le dije y que andaba dando de dulces, y me dice no pues lo que quisieran agarrar, y yo le dije ya se acabo o todavía esta dando y me dice todavía ando dando, quieres agarrar, y yo le dije si, me estiraba del aparador para meter la mano en los agujeros de los dulces, y sentí que el me estaba agarrando de la cintura, y me repegaba a el, y yo le dije no pues es trampa no me deja agarrar nada y me dice, mira vamos aquí de lado del aparador, me carga me sienta en la barra yo estaba de frente a el y me dice ahora si agarra los que quieras, y yo me le quede viendo y el me dice ándale con confianza, pero antes quítate las alas para verlas si, y yo ok, me las quite y me dice ahora si puedes agarrar, comencé a agarrar los dulces sentada en el mostrador, y el viendo las alas, y me dice otra vez te puedes quitar la falda de crinolina para verla, me pare en el mostrador y me la quite, pues me estaba dando dulces, ya estaba en mallas y tutu, la situación me estaba calentando, ya termino de verlos y yo lo estaba viendo comiéndome uno de esos dulces que se llaman o llamaban abejitas de sonricks, eran como miel de sabores en sobrecitos, y se me quedo viendo y me dice te gustan las abejitas y le dije mucho, se me acerca y me dice a mi también me gustan mucho, agarro una si se la comenzó a comer conmigo, y me dice sabes como me gusta mas, y le dije como y me dice mira así comérmela embarrada del cuerpo de las mujeres, y me dice a ver préstame tu mano, se la doy me pone dulce en la palma y me lo chupa, entonces me dice se siente rico y yo le dije siiiii, me dice ahora recógete el cabello, y me lo recogí y me puso unas gotas en el hombro y me lo comenzó a chupar, y me dice verdad que se siente súper bien y yo le conteste si, ahora mas me pone gotas en el cuello y me lo come del cuello pegándome un poco a el y pues me estremecía, el lo noto, y me dice sentiste delicioso verdad y yo si medio apenada, y me dice te gusta como me lo como yo y le dije si, en eso abre otra abejita y me dice esta es mi forma favorita de comérmelas, me dice mira recuéstate sobre el mostrador me recosté y me puso la miel así como que una hilera de gotas desde mi boca hasta mi cuello, en eso me empezó a lamer el cuelo hasta llegar a mi boca, donde comenzó a besarme apasionadamente metiéndome su lengua en mi boca y yo chupándosela, en eso sentí que me estaba tocando la vagina con sus dedos, pero así como que con las puras yemas de los dedos, como que muy despacio, y yo mas excitada, en eso desabrocho mi tutu, era de tres botones de esos de acero que se pegan, y sentí como con mucho cuidado me tocaba la vagina y yo ya bufando, me endereza y me dice como vez seguimos jugando adentro en mi cuarto, y yo si (pero ya con una voz ardiente), me cargo hasta su cuarto me dejo en la cama con la luz apagada, me dijo déjame voy por mas abejitas si, y yo le dije siiiii, en eso me abroche el tutu, me pare de la cama intentando ver el cuarto que solo iluminaba la luz de la luna, llegue hasta la ventana y en eso se me pone por detrás, me comenzó a besar los hombros bajándome los tirantes del tutu, yo me estremecía, se paso con sus manos a mis pompas hasta llegar a la parte baja de mi vagina y me dice hiciste trampa “campanita“ te abrochaste otra vez, y yo me reí medio nerviosa, me dice no hay problema, me siguió besando y bajando los tirantes, hasta que me bajo el tutu completamente, me quede en bra y mallas, me dice “estas lindísima” pero así con una voz de pervertido, en eso comencé a sentir que me tocaba con algo en la espalda, cerro las cortinas estábamos completamente a obscuras, me agarra de la mano y me lleva ala cama, me sentó me puso mas miel en la boca y me la comenzó lamer la miel de mi boca, era una sensación extraña pero placentera, en eso paso de nuevo su mano a mi vagina tocándome con las yemas de los dedos sobre las mallas, yo no aguante mas sentía venir un orgasmo, en eso lo abrace y lo bese apasionadamente el me paro en la cama, quedamos casi de la estatura, me siguió besando me agarraba y estrujaba las pompis por encima de las mallas, en eso me que quito el brassier, y me quedaba viendo a mis senos, me los empezó a acariciar los senos en forma circular sin tocarme los pezones, abre otras abejitas y me llena los pezones de miel se retiro un poco de mi y pude notar en la obscuridad que el estaba desnudo y su pene si lo traía parado, de nuevo se acerca a mi, me abrazo y me comenzó a chupar los pezones jugando con ellos yo estaba desbordad de placer, en ese momento pensé que seria mi primera vez, se separaba de mi y me ponía mas miel en los pezones para seguir chupándomelos, en eso me baja la mano a su pene que lo tenia depilado y bien duro, me puso a jalárselo (masturbarlo), seguíamos de pie me estaba bajando las mallas con todo y ropa interior lo consiguió, me quede desnuda con el, yo lo masturbaba mas frenéticamente, y sus chupadas en mis pezones se hacía mas violentas, me los mordía un poco fuerte y me estiraba los pezones a todo lo que se podía y no me dolía, al contrario yo gemía mas y el lo notaba, entonces me dijo acuéstate boca abajo, me recosté, me puso una almohada en mi abdomen, para que mi trasero estuviera mas elevado, y entonces me abrió otra abejita, y me la comenzó a poner en las pompis, y me las embarro todas hasta un poco en mi ano y me dice ahora si me voy a dar un banquete, se puso a chuparmelas me las mordía, y yo solo me quedaba recibiendo tal placer en eso sentí que pasaba un poco su lengua por mi ano también en eso tuve espasmos en mi cuerpo hacían que hasta cierto punto pataleando, en eso se levanto y me dice ya comí bastante, tu no quieres? y le dije si, se acostó boca arriba en la orilla de la cama y me dice en la mesita hay mas abejitas, ve por ellos andaba desnuda fui por ellos, le pregunte puedo prender el foco y me dice si tu quieres, lo prendo, ya ví las abejitas las agarre, se sentó y me dice te puedes dar una vuelta, me la di, el sentado me acerca y me comenzó de nuevo a chupar los pezones, mi excitación volvió a acelerarse se vuelve a acostar, me dice ahora si comete tus abejitas, las abrí y se las comencé a untar desde la boca, cayendo por el cuello, pasando por los pezones de el, bajando hasta inundar su ombligo; así comencé a besarlo en la boca, mientras yo estaba allí medio parada, el tocaba mi vagina con sus dedos, muy rico lo hacia, me pase a su cuello cuando me pase a su cuello vi que el abrió una abejita, se lo chupaba y mordía despacito también, como el me estaba medio masturbando a mi, yo con una mano me apoyaba en la cama y con la otra me tocaba los senos, yo estaba que ardía, me pase a su ombligo y le chupe toda la miel, ya termine y le dije ya comí y me dice el mira te falto allí, la abejita que había abierto el se la chorreo toda en el pene, y yo medio lo pensaba y me dice ándale si, e iba acercando su pene a mi boca, hasta que lo pego con mis labios y se lo comencé a chupar, este era mucho mas grande que el de Arturo, de arriba abajo me seguía tocando la vagina, yo estaba moviendo la cadera por que me seguía masturbando, de repente me para por que me dice me estas raspando con los dientes, se pone mas abejita y se lo seguí chupando me dice mira con tu mano agarrame los huevos, menéalos con cuidado, y lo empecé a hacer, el estaba gimiendo mas y como que me la metía y sacaba de la boca, yo estaba babeando mucho hacia mucho ruido, me decía chupado como si fuera una paleta tutsi me centraba en su punta que estaba gruesa e hinchada, ya estaba bien prendida cuando de repente sentí un riquísimo orgasmo que tuve por el movimiento de sus dedos en mi vagina, yo tenia un poco de contracciones, y el gimió fuerte y lleno mi boca con su semen muy calientito me lo comí todo, no sabia por eso lo hice, y luego me dice eres una niña linda, me dice mira ahora acuéstate boca abajo, en la cama sobre la almohada, me recosté y me puso su pene en mis pompis, hizo como que me estaba penetrando pero su pene se pasaba nada mas entre mis labios vaginales o sea no me penetro, y termino otra vez pero en mi ano, y me quería meter un dedo por allí, pero no me deje, ya se me había quitado un poco lo cachonda, me pare y el se paro también y me beso, me dice ponte la ropita, déjame voy al carro, regresa por mi me sube al carro por la cochera y sale y me deja cerca de mi casa, antes de bajar me da un beso muy apasionado y me dice ya sabes cuando quieras algo de la tienda nada mas me avisas, pero seguimos jugando si, y yo conteste esta bien, antes de entrar a mi casa me comí unos chocolates para quitarme el olor de la boca, entre y mi mama me pregunto que como me fue, le dije muy bien saque los dulces me y se los enseñe y le dije tengo mucho sueño me voy a dormir.

Después de lo que me entere fue que Ana si le entrego su virginidad a Don Chema, hasta la actualidad, el esta todavía en la tienda, cuando entro todavía me da cosas gratis, pero ya no le hago nada, solo juego con mi escote, short y faldas jajajaja. Espero les haya gustado esta vivencia mía, tanto como yo la disfrute.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 3 Promedio: 5)
Ayúdame a mejorar el contenido del blog dejando tus comentarios o dándole una calificación a esta publicación. También puedes ponerte en contacto usando los medios que más te convengan 🙂

Si el relato lleva varios días sin continuación, es probable que no la tenga disponible 🙁 ¡pero talvez tu sí la tengas! 😀
Para compartir tu relato puedes usar las opciones que te damos en este enlace.
Relato anteriorFin de semana en familia, Parte 03 (de El Toro)
Relato siguienteCon doble sabor, Parte 04 (de Cazzique)

1 COMENTARIO